¿Qué he hecho yo para merecer esto?

Ochenta cumplidos y un Parkinson de campeonato. Ramona ciertamente estaba mal. Un gran deterioro físico. Dependiente para prácticamente todo. Eso sí, la cabeza perfecta.

Un servidor acudía a su casa de vez en cuando a llevarle la comunión y pasar un rato juntos. La pobre lo pasaba mal. Un día no pudo aguantar más y me dijo: ¿qué he hecho yo para merecer esto?

Pues eso quisiera saber yo, le pregunté.

Tiene usted una buena edad, ha pasado los ochenta años, que no todos.
Dios le regaló un buen marido que vivió también muchos años y unos buenos hijos.
Económicamente se ha defendido bien toda su vida.
Y ahora, cuando ha llegado la enfermedad me la encuentro en un buen piso, en el mejor lugar del salón, no le falta calefacción en invierno ni aire acondicionado en verano, viviendo con sus hijos que la tienen como una reina. Los nietos pendientes de la abuela. Y cuando no pueden estar en casa se han preocupado de que tenga siempre a su lado una persona para lo que pueda necesitar.
Como usted es creyente, yo me preocupo de que no le falte la comunión.

Tiene razón ¿qué ha hecho usted para merecer todo esto?

Se le saltaron las lágrimas. Sólo acertó a musitar: que Dios me perdone.

Y nos dimos un abrazo.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Vivir en cristiano. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a ¿Qué he hecho yo para merecer esto?

  1. Pablo dijo:

    Lo nuestro es quejarnos, hasta cuando hemos tenido una vida aceptablemente buena. Aunque el refrán diga ‘mal de muchos consuelo de tontos’, no tenemos más que fijarnos en aquellos que están mucho peor que nosotros, no es conformismo sino pura sensatez. Tengamos por seguro que en esta vida las cosas siempre pueden empeorar y que la vida perfecta solo la encontraremos al lado del Señor.Un abrazoPablo

  2. maria jesus dijo:

    Hace poco que he entrado en el reino de los cielo jejejeje. Direis ¿Porqué?, pues porque Dios me ha puesto de frente la vida.Solo puedo deciros que lo he tenido todo, y que hoy aún tengo más. Despues de ser arrazado mi mundo (Perdonar las faltas de ortografía, sengún parece padesco dislexia).Perdía hace casi dos años mi manera de vivir, violentamente. Pero ante la violencia causada por el hombre. No me revolví contra Dios. Fué EL el único que corrió a mi encuentro. Bendita vida

  3. Empar dijo:

    Buena Providencia

  4. maria jesus dijo:

    Buena Providencia Divina Empar. Dios es el único que nos socorre, nos proteje y nos ayuda. El hombre la mitad de las veces por no decir siempre, ayuda ha undir a sus hermanos

  5. Ana dijo:

    A veces no valoramos lo que tenemos.SaludosA veces no valoramos lo que tenemos.SaludosAna

  6. Empar dijo:

    Gracias por el tiempo compartido, -sobretodo a Jorge con su transparencia, y por aceptarme-Os deseo la misma buena Providencia que me deseo y quiero para los mios.Ahora mi buena Providencia o Benedicción será lo que Dios quiera. Antes , yo no pensaba en Dios. Gracias por un espacio de reflexión necesario.

  7. maria jesus dijo:

    Enhorabuena por despetar del letargo en que muchos estan. Ayuda a despertar de este letargo a más hermanos, cuenta con la ayuda de La Virgen María, ELLA no te fallará.Un abrazo.Mª Jesús

  8. Blanca dijo:

    Saludos Jorge: Suele ocurrirnos que no valoramos lo que tenemos y cuando lo perdemos nos sentimos desdichados…Eso le pasa a la señora de la entrada con la salud …Y nos pasa a todos…Lo que tenemos no lo damos valor…: casa, medios económicos, cuidado por parte de la familia….Qué Dios nos perdone como dijo Ramona…Un abrazohttp://corrientita.iespana.es/

  9. Maria Angustias dijo:

    Mas que una historia es una reflexión, todas las personas por naturaleza, pensamos que siempre les "toca a los demás " a nosotros jamás, hasta que llega .Que ¿que he hecho yo para merecer esto? pienso que nada: solo fui escogida por ÉL y por muy mal que lo pasemos jamás nos enviara algo que no podamos sobrellevar, mejor o peor . Muy bonita tu entrada porque somos much@s" Ramonas". Un abrazo. María Angustias.

  10. Myrian dijo:

    Esa frase la digo yo de vez en cuando, cuando parece que todo va al revés……pero enseguida recapacito y me pregunto¿De que me quejo?No hay como mirar alrededor nuestro y veremos a personas que no han tenido tanta suerte. gracias por estas reflexiones Jorge, siempre vienen muy bien. Un abrazo, me has enternecido.

  11. Betsi dijo:

    .El dolor es malo. Es mala la enfermedad. Pero Dios es sabio y saca bienes incluso de los males. En la tarde de la vida me examinaràn de amor: "si ayudè a los necesitados, si los tristes y los enfermos me encontraron en su dolor".La enfermedad permite reorganizar la escala de valores que uno tiene. Obliga a uno mismo a aceptarse como es, con sus posibilidades y sus limitaciones. La enfermedad puede ser una oportunidad religiosa.Dios los bendiga a todos !.

Los comentarios están cerrados.