Frases solemnes rellenas de nada (y 29): Hacer las cosas bien

Es increíble. Da comienzo una reunión para ver cómo se programa, se hace, se planifica algo. Y en ese instante se oye una sesuda y profunda voz que exclama: “lo importante es hacer bien las cosas”. Vaya. Ya salió el de pensamiento profundo y clarificador. ¿Qué pasa? ¿Es que alguien ha venido con la aviesa intención de hacer las cosas mal?

Otro problema es lo que entendemos cada cual por hacer las cosas bien. Lo de Libia, por ejemplo. ¿Qué es hacer las cosas bien? Según la OTAN, según nuestro presidente del gobierno, mandar tropas y a por Gadafi. Según Chávez el de Venezuela, que le dejan en paz.

Ejemplo dos. Vamos a celebrar la Eucaristía. Hagamos las cosas bien, por supuesto. Y llega el sacerdote A se agarra la “Missale Romanum” y clava la celebración exactamente según lo mandado. Pero el B decide que hacerlo bien es ser tremendamente creativo.

Situación de crisis económica. Ejemplo tres. ¿Qué es hacer las cosas bien? ¿Aumentar el gasto público? ¿Recortarlo? ¿Congelar las pensiones? ¿Mantenerlas y revalorizarlas? ¿Subir los impuestos? ¿Bajarlos? ¿A todos, a algunos, con qué criterio?

Otra frase solemnísima que no dice absolutamente nada. Ni aclara, ni soluciona, ni anima, ni sugiere, ni se moja, ni define, ni aporta, ni arregla. Pero queda muy bien.

Por definición vamos a creer que todos deseamos hacer las cosas bien. Pero si no me dicen el modo…

Desde luego servidor ya saben cómo piensa. O me explican las cosas o simplemente sonrío. ¿Así que tú lo que quieres es hacer las cosas bien? ¿Obedecer al superior, al obispo, al papa es hacer las cosas bien? ¿Y celebrar la fe según los libros litúrgicos? ¿Y tener como libro base el catecismo?

Me temo lo de siempre: que hacer las cosas bien es hacerlas según me apetece: obedezco en conciencia, celebro de forma creativa, y el catecismo como referencia según y en qué me interese.

Para un cristiano hacer las cosas bien es hacerlas según enseña la Iglesia. Así de sencillo.

Por cierto, bien, lo que se dice hacer bien las cosas, Bin Laden. Qué puntería. Las dos torres gemelas al suelo. Eso es hacer bien las cosas.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Frases solemnes rellenas de nada. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Frases solemnes rellenas de nada (y 29): Hacer las cosas bien

  1. Ana dijo:

    Si se trata de decidir por uno mismo, evidentemente cada uno hará las cosas según crea conveniente, pero resulta que prácticamente en el 98% de todo lo que ocurre en nuestra vida, hay un parametro que seguir, unas normas, unas leyes y unas sentencias. Pues hacerlo bien es hacer lo que marcan esas normas.
    Si cambiamos algo a nuestro antojo, ya no lo estamos haciendo bien, por buenas intenciones que tengamos.
    Pongo un ejemplo.
    Las leyes dicen que si te pillan robando, te detienen porque robar es ilegal, pero resulta que yo decido que puedo robarle una pera al frutero porque tengo hambre, y entonces digo que he hecho bien porque no lo he hecho con maldad. sino porque necesitaba comer.
    Pues va a ser que no, porque por mucha hambre que tenga, no tengo que quitarle nada a otra persona.
    Eso es lo que hay, y seguro que habrá discusiones sobre el tema pero las cosas son así de sencillas.
    Feliz fin de semana
    Ana

  2. Blanca dijo:

    Saludos Jorge
    “Para un cristiano hacer las cosas bien es hacerlas según enseña la Iglesia. Así de sencillo”.
    Un abrazo

  3. Yo solo digo ,que la democracia es lo que ha de conseguirse ,pero sin intenciones de apoderarse del petroleo y mueran muchas personas inocentes. Un abrazo amigo Jorge

  4. Betsi dijo:

    Bendiciones Jorge !!

    Lo importante no es hacer bien las cosas, sino hacer el bien como Dios manda. Obedecer a Cristo, significa obedecer a la Iglesia. No podemos amar a Cristo, si no amamos a la Iglesia y no obedecemos a sus legítimos pastores. Despreciar a la Iglesia es despreciar a Cristo, despreciar a sus autoridades es también despreciar a Cristo. Ella es el Pueblo de Dios en marcha, bajo la guía del Papa, representante de Cristo en la tierra.

    Que Jesús les bendiga por medio de María !!
    Betsi.

  5. Myrian dijo:

    Frases que pueden decir mucho y no dicen absolutamente nada, tu lo has dicho ¿Acaso hay alguien que desee hacelo mal? Yo creo que no, el problema es que todos pensamos distinto y lo que es negro para unos es blanco para el resto. Y aun más, cada uno de nosotros siempre pensamos que somos los acertados, nunca lo contrario, pero somos y pensamos tan distinto, que solo Dios sabe quien es el acertado y quien no, cada uno en nuestro afán de ser los mejores no tenemos la capacidad de ver la realidad entre otras cosas porque no hay peor ciego que el que no quiere ver…saludos

  6. Eugenio dijo:

    Salutem Plurimam!!!

  7. Maribel dijo:

    Poner los pies en donde Cristo los pusos y así seguimos sus huellas.
    Feliz domingo
    Un abrazo
    Maribel

  8. Benet dijo:

    Pues no crea usted, hacer uno las cosas bien es el primer paso para que los demás también lo hagan, y tal como están las cosas en este nuestro país, tan amante de la chapuza y del más o menos, es casi revolucionario.
    Y respecto a la boutade de su última frase, podría haber hecho usted las cosas bien y habérsela guardado. Pla decía que lo último que debe hacer uno en la vida es ponerse en ridículo.

Los comentarios están cerrados.