A los niños que hacen su primera comunión

Me la ha hecho llegar por correo una buena amiga. La firma el actual arzobispo de Oviedo y me haparecido tierna, bonita y enriquecedora. Ahí la dejo por si a alguien le sirve.

CARTA DEL ARZOBISPO DE OVIEDO A LOS NIÑOS QUE HACEN SU PRIMERA COMUNIÓN-

Querido niño o niña que en estas semana vas a recibir por primera vez a Jesús en la Eucaristía. o que tal vez lo hayas recibido, déjame que te ponga unas letras escritas con cariño y gratitud.
Yo hice mi primera comunión cuando tenía ocho años. Me acompañaba mi hermana, un año menor que yo y recuerdo que salimos temprano de casa camino de la iglesia vestidos de un modo especial, como se pedía para una fiesta grande. Días antes habíamos vestido nuestro corazón cuando nos acercamos también nuestro corazón cuando nos acercamos, también por primera vez, a pedir el perdón de nuestro Señor en el sacramento de la confesión. Eramos pequeños, pero también había cosas de las que pedir perdón a Dios. En esto nos ayudaron mucho los sacerdotes y los catequistas. No podíamos ir de cualquier modo a recibir a Jesús si hacíamos o decíamos cosas que le ofendían. Pero ¿se puede ofender a Dios? ,¿cómo?, ¿en que consiste el pecado?.

Cristiana solidaridad

Hace poco tiempo tuve que confesar a un niño que se preparaba para hacer su primera Comunión. Era también su primera confesión. Yo pensaba que no sabría confesarse o que le parecería rara la confesión y que sería dificil explicárselo. Pero me sorprendió. A un cierto punto de nuestro encuentro, mientras hablábamos para que hiciera bien la confesión, me dijo que él a veces no obedecía a sus padres, que se portaba mal en el colegio que hacia rabiar a su hermano pequeño. Yo le dije que eso no eran pecados “contra” Dios, sino en todo caso “contra” sus padres, profesore nos quiere, nuestra madre, npss y su hermano. Y entonces le pregunté.-¿Crees que esas cosas ofenden al Señor? Él me respondió muy digno.-Dios quiere a mis papás, a mis profes e incluso a mi hermano pequeño y lo que yo hago mal con ellos también lo hago con Dios.
Entonces yo le insistí en que esas cosas eran solo “pecados” contra ellos pero no contra Dios. Y aquel niño, como tenía interés en decirme que estaba equivocado, me puso él mismo con sus nueve años este ejemplo.-Si a mi hermano, algún chico le pega, como yo quiero a mi hermano, aunque a mí no me peguen, me duele, porque es como si me pegaran a mí.
Debo reconocer que eso me impresionó y que veía en un niño con claridad madura eso que a los adultos a veces nos cuesta reconocer como cristiana solidaridad, mirando precisamente a un Dios que se hizo con nosotros solidario por amor.

Comulgar a Jesús


Si hermosa fue la preparación para recibir a Jesús con el alma limpia, lo más guapo fue comulgar el Cuerpo del Señor. Quien mas nos quiere, nuestra madre, nos dió de pequeños su leche materna y nos permitió crecer y hacernos grandes. Dios nos dió como alimento ese Pan especial, Pan bendito, que es su mismo Cuerpo bajo la especie del Pan consagrado, para que nuestra vida cristiana crezca. Tenemos que comulgar a JESÚS . Ama mirando las cosas como Él las ve.
El día de la Primera Comunión es un día precioso que debemos anotar y cada año festejarlo, como cuando recordamos nuestro cumpleaños. Y sobre todo no quedarnos en ese día especial, con traje especial, con regalos y felicitaciones de los que nos quieren bien. Cada domingo nos espera Jesús para celebrar con Él su día y acercarnos al altar para volver a recibirle debidamente preparados. Ese es el mejor regalo. Que la Virgen María te ayude a comulgar a Jesús.
Recibe mi afecto y mi bendición-

                                                                                                       Jesús Sanz Montes, ofm(+)
                                                                                                        Arzobispo de Oviedo

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a A los niños que hacen su primera comunión

  1. Myrian dijo:

    Es que nuestro arzobispo vale lo que pesa, hace quince días me llevé una grata sorpresa al coincidir con el en la Ruta de la Vírgen del Acebo en los bosques de Somiedo, era el día de San Bernardo de Menthón, patrón de los montañeros y el era uno más y por lo que se ve muy experto, al ir vestido como todos, mochila incluída yo no le conocí hasta que lo presentaron, nos dijo la Misa y una Homilía preciosa, se ve buena gente. ¡Ah, la carta me ha encantado, vale la pena leerla. Un saludo.

  2. Ana Azul dijo:

    Gracias Jorge. Celebro que te haya gustado. Besos
    Ana

  3. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge,
    Me ha encantado la carta del Arzobispo. Es digna de ser guardada junto con un recordatorio de ese día y leerla más veces a lo largo de la vida.
    Fallan las familias que no lo viven, falla el negocio de la sociedad con los regalos, banquetes y demás, y ahí está donde tenemos que hacer MÁS FUERZA para que la preparación llegue a impactar a los niños y algunos se sientan “tocados” por la GRACIA y sea el comenzar a vivir la fe a partir de ese día, recibiendo el Sacramento semanalmente en las Misas de los domingos y confesándose alguna vez. caundo quieran recobrar paz para sus almas.
    Un abrazo

    http://www.isladesentimientos.es/

  4. Betsi dijo:

    Jorge, gracias por compartir la carta !!

    La primera comunión es, sin duda alguna, un encuentro inolvidable con Jesús, un día que se recuerda siempre como uno de los más hermosos de la vida. Recuerdo con gran nitidez cuando recibí por primera vez a Jesús Eucaristía, el latido de mi corazón, la pureza y la paz indescriptible por sellar el pacto de amor más maravilloso de mi vida.

    A los niños, lo importante es educarlos desde pequeñitos a amar a Jesús Eucaristía y animarles a visitarlo frecuentemente. Y esto debe hacerse, especialmente con los niños que ya han hecho su primera comunión, para que su amor a Jesús no se enfríe sino que se vaya acrecentando cada día más y más.

    Que Jesús los bendiga por medio de María !!
    Betsi

Los comentarios están cerrados.