Medugorje: ¿frikilandia?

Mucho había oído hablar de Medugorje. Tengo amigos que acuden allá con cierta frecuencia y algún compañero sacerdote también me había contado cosas. También he leído artículos varios y me he dado alguna vuelta por la página web. Por eso me hacía ilusión pasar por el lugar. Sé que es poco tiempo, apenas un día, pero quisiera transmitiros la misma reflexión que hice a la gente que me acompañaba al final de la tarde mientras tomábamos unos refrescos.

1. Me atengo a lo que diga la Iglesia sobre esto. Lo que yo aporto son simplemente opiniones muy particulares por si a alguien le pueden servir.

2. Tan evidente es que la Virgen puede aparecerse, apariciones hay aprobadas oficialmente por la Iglesia, como decir que las apariciones no son en absoluto necesarias para la salvación.

3. Los supuestos mensajes de la Virgen nunca aportarán nada nuevo ni especialmente relevante para nuestra salvación. La revelación acabó con el último apóstol, por tanto no nos van a aportar nada nuevo referente al depósito de la fe. Y en cuanto a otros aspectos que pudieran referirse a cuestiones disciplinares o de puro derecho positivo, ya dejó nuestro Señor al papa y a los obispos para esas cuestiones. Si algo debe ser cambiado, Nuestro Señor tiene sus formas, estoy seguro. Más aún, la gran frase de María es en Caná: “haced lo que Él os diga”. Los mensajes de Medugorje de rezar por la paz, la conversión, la invitación a la oración no son nada nuevo, aunque nunca viene mal que se recuerden estas cosas.

4. Por sus frutos los conoceréis. Es aún muy pronto para evaluar frutos. La Iglesia para todas estas cosas necesita normalmente años y años. Se ven cosas: mucha gente confesándose, oración, sé que se han producido fuertes conversiones. La misa del sábado 4 con los jóvenes impresionaba por el respeto, el silencio, y a la vez la alegría y el gozo, que luego se seguían notando por toda la localidad. Se necesita tiempo y tiempo para observar los frutos y ver si son realmente permanentes. La Iglesia dirá.

5. Me da miedo que se convierta en “frikilandia”. A poco de llegar, dos mujeres en el suelo entre convulsiones. Un compañero del grupo, médico, se ofrece a ayudar. Unos sacerdotes gritan: es el demonio, recen, vengan todos a rezar, en todos los idiomas, vamos a vencer al demonio. Más adelante vi a una mujer repartiendo papeles en varios idiomas que anunciaban un inminente fin de la humanidad. Sé que estas cosas suceden de cuando en cuando, y me dan miedo. Porque como grupos de este estilo tomen Medugorje como cu bastión la cosa puede acabar de mala manera. Lo que es un centro de oración en torno a María –independientemente del juicio sobre la realidad de las apariciones que haga la Iglesia en su día- sería una tristeza que acabara en feria de endemoniados y mensajes apocalípticos.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Medugorje: ¿frikilandia?

  1. Juan José Rubio Guerrero dijo:

    Completamente de acuerdo con tus puntos de vista. Impresionante la comunión de fé que se vive en aquel lugar, pero cuidado para que los inocentes no sean abducidos por obras o palabras ajenas a la sana práctica de nuestras convicciones profundas en el seno de la Santa Madre Iglesia.Saludos. Juanjo Rubio

  2. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge,
    Yo no he ido a Medugorje, ni iré. Mis condiciones personales no me lo permiten. Tengo amigos que han ido y vienen gratamente impresionados,
    Hoy he visto un video en el que una Doctora En cirugía con un gran provenir ingresó ayer en el Carmelo y parece ser que el último “empujón” para decidirse a seguir la vocación lo recibió en Medugorje. A continuación pongo la dirección del video donde lo vi.

    Nunca había leído el que se diesen casos de posibles histerismos, que llegasen a llamarse de posesos y que fuesen liberados de tales posesiones en Medugorje

    No hace falta ir a uno de esos lugares para ver a veces cosas raras. En un Retiro que hice con un Movimiento cuyo nombre prefiero omitir, vi a dos personas que al darnos la bendición con la custodia cayeron al suelo como fulminadas….Y posteriormente en una puesta en común dijeron que no se habían enterado…..LA PRIMERA y ULTIMA vez que he visto estas cosas… No he vuelto a saber más de estas señoras, de una juzgué cierta “chifladura” queriendo aparentar algo como…”la caída del caballo de San Pablo”…¡¡O qué se yo!! Era muy rara y con el tiempo supe que se había pasado a una secta y seguía yendo a Misa…

    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  3. Mauricio Traeger dijo:

    Estimado Padre Jorge,

    Me parece que sus comentarios son muy acertados. Yo tuve oportunidad de estar en Medugorje en 1987 (soy Mexicano y entonces radicaba en mi país) . El lugar, sencillo y vacío. Tuve una experiencia de paz y reflexión muy profunda; muchas cosas en mi vida han cambiado a partir de la visita. No hablo de milagrerías, únicamente que estaba muy alejado de nuestra Madre la Iglesia y durante esa visita, sentí la llamada de volver; mucho ha sucedido desde entonces y hoy, me levanto todas las mañanas y le ofrezco el día al Señor…después vienen mis fallos; pero lo vuelvo e intentar.
    Salí tan ilusionado en esa ocasión que le comenté a mi Madre y hermano que valía mucho la pena acercarse a Medugorje y unos meses más tarde durante un viaje a Europa que hicieron juntos, fueron a Medugorje con la ilusión de mi animada recomendación. Al final,llegaron bastante “asqueados” (esa fue la palabra que utilizaron); me comentan que estaba lleno de gente, vendimia; que parecía más un mercado de milagros que un lugar de oración. Así que ciertamente hay que reflexionar y verlo como un Santuario a Nuestra Madre (aparición o no) y un lugar para orar y acercarnos a Nuestro Señor con la bella intercesión de Nuestra Madre.
    Efectivamente, no es sano que se transforme en “frikilandia” y agradezco su sana reflexión.

  4. gold account dijo:

    Una de las condiciones para poder entrar es a través del quebrantamiento delante del Señor, no sólo es reconocer nuestros pecados, sino llorar por ellos y cambiar, es decir volvernos de nuestras conductas, si no cambias anulas la obra de Dios en tu vida. Jesús aprobó la adoración de María como algo hermoso, bueno y atractivo y les pidió que no las molesten más. Ella aprovechó su última oportunidad para demostrar su afecto a Jesús. Obró con un corazón lleno de amor. donde se hable de Cristo también se hablaría de María como ejemplo de verdadera devoción. Halló gracia a los ojos de su amado Señor y después de todo es lo más maravilloso que nos puede pasar. La fragancia de la verdadera adoración es lo mejor que podemos ofrecer y allí no nos es gravoso obedecerle en cualquier cosa que nos pide. Una persona enamorada de su Señor, no le cuesta hablar de El a otras personas, es más, sólo quiere decir a otros lo hermoso que es amarle y buscar su presencia.

Los comentarios están cerrados.