Pues yo te digo lo que Cristo haría

Me parece una frase que denota más que una enorme soberbia, una solemne estupidez. Tratar de solucionar una cuestión o aclarar sus términos apelando a lo que Jesucristo hubiera dicho o hecho se convierte en una mezcla de incultura, vagancia, prepotencia y falta del sentido del ridículo.Hay que estar muy sobrado para saber exactamente lo que Cristo diría, haría, condenaría o recibiría con aplausos en cada momento existencial.

Además es que volveríamos a lo de siempre. Imaginemos situaciones diversas de hoy mismo. Por ejemplo el problema de los lefevrianos, las religiosas “rebeldes” de USA, el sedevacantismo, el aborto, la familia, la crisis económica… ¿Es necesario seguir? Me apuesto un duro de los de antes que a cinco que pregunte, cinco respuestas diferentes a lo que Cristo haría. ¿Quién tiene la razón? Pues el que diga la Iglesia. Vamos, que lo de toda la vida.

No obstante sí creo que es bueno tener alguna referencia más cercana. Yo la he encontrado hace mucho tiempo en la beata Teresa de Calcuta, en la que se reúnen las mejores condiciones: servidora de los pobres y fidelísima a la iglesia. Tanto, que ya ha sido proclamada beata.

Y digo las dos cosas porque hay gente empeñada en mostrarlas como cuestiones irrconciliables. Ya se sabe. Los “carcas” mucha fidelidad a la doctrina y las normas pero no quieren saber nada de los pobres. Los progres mucho hablar de pobres pero luego hacen de su capa un sayo. Pues llega Teresa de Calcuta y se presenta como fidelísima a la iglesia y con los pobres más que nadie. Por eso me sirve de crisol y referencia.

La pregunta que me hago en caso de duda es: ¿y madre Teresa, ante esto, qué haría? Es fantástico. Es como si de repente recibieras toda la luz que viene de lo alto. Por ejemplo: ¿madre Teresa estaría en ese LCWR que agrupa a las religiosas “rebeldes de USA? De hecho no están. Interesante. ¿Permitiría madre Teresa en sus casas celebrar la eucaristía al margen de libros y normas litúrgicas? ¿Educaría a sus hermanas con libros de autoayuda, conocimiento de la psique profunda y evaluación de zonas erróneas? ¿Cómo entendería la obediencia, alegre, pronta, confiada… o dialogada, madura, corresponsable y evaluada personalmente? ¿Dejaría en las estanterías de sus bibliotecas libros condenados por el magisterio? ¿Cómo concebiría los sacramentos, la oración, la adoración ante el Santísimo?

Madre Teresa tendría que ser un referente de todos los que se pasan el día clamando por el compromiso con los pobres. Y sin embargo cada vez es menos citada. Si quieren poner nervioso a un “progre desnortado” hablen de la Beata Teresa de Calcuta. Se les cambia el color. La razón es evidente. Hay gente que se cree que la única forma de estar realmente al servicio de los pobres es pegar zapatazos a la doctrina y las normas de la Iglesia. Cuando les presentas a las misioneras de la caridad, más pobres y más con los pobres que nadie, y además queriendo al papa y a la Iglesia, y fieles a la doctrina, la moral y las normas, se descolocan.

Madre Teresa es mi gran referencia. Me basta imaginar que haría ella en determinadas situaciones, o qué pensaría, y todo se aclara. ¿Se imaginan, finalmente a madre Teresa hablando de embrión, pre-embrión, células germinantes… para acabar justificando el aborto como hacen algunos supuestos expertos en el tema? Ella, ante el drama del aborto sólo dice una cosa: no los aborten, dénmelos a mí! Ya ven. Y sin necesidad de estudiar la biopatología del pre-embrión.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Derecho a vivir, Formación. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Pues yo te digo lo que Cristo haría

  1. dolega dijo:

    La gente se jacta de hacer preguntas con difícil respuesta. LA cosa se pone dura cuando les preguntas que harían ellos y cuando te contesten, sea lo que sea que te contesten, simplemente les dice: Vale ¡Hazlo! hasta ahí llego el tema.
    Son tan teóricos y cómodos que ni siquiera hacen en lo que dicen que creen.
    Lo de las monjas de USA está porque se lo permiten, así de claro.
    Besazo

  2. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge.
    Conforme con lo que escribes en esta entrada. Lo sintetizo en unas cuantas líneas que te copio:
    ►“Hay que estar muy sobrado para saber exactamente lo que Cristo diría, haría, condenaría o recibiría con aplausos en cada momento existencial…..
    ……….

    Madre Teresa tendría que ser un referente de todos los que se pasan el día clamando por el compromiso con los pobres. Y sin embargo cada vez es menos citada

    Hay gente que se cree que la única forma de estar realmente al servicio de los pobres es pegar zapatazos a la doctrina y las normas de la Iglesia. Cuando les presentas a las misioneras de la caridad, más pobres y más con los pobres que nadie, y además queriendo al papa y a la Iglesia, y fieles a la doctrina, la moral y las normas, se descolocan.”◄

    Gracias, amigo!!

    http://www.isladesentimientos.es/

  3. maribelad87 dijo:

    Madre Teresa da muchas respuestas para este tiempo ya que atendía a los pobres porque oraba mucho y oraba mucho lo que le llevaba a amar a los más necesitados.
    Me gusa mucho esta entrada ya que aportas mucha luz sobre acttudes de hoy,
    Maribel

  4. Está muy bien que haya discernimiento de cada una de las facetas del ministerio de la Madre Teresa. Para el cristiano espiritual es muy claro.

    Si tiene que vivir más modestamente ha de ser consecuente que lo que Cristo dijo. Sin mí nada; conmigo todo. Transliteración macarrónica, pero que es la única que midió sor Teresa.

    Recibo muchos mensajes con el famoso resumen de San Pablo del AMOR. Todo eso está muy bien, impresionando a mucha gente que no cesa de enviármelo.

    Para mí y otros, significa morir al mundo y ser como el mínimo Francisco de Asís. Es que tenemos mucho cuento con tanta idea como se enciende en nuestras torpes mentes.

    Es pretender decir a todo el mundo lo que tiene que hacer pero pasando por el criterio del que sugiere o pone en práctica.

    Como va a cambiar la Iglesia el chip, si solo tiene que dar lo que Cristo dio a ella. Lo demás, o es superfluo o es desobediencia pura. ¡Amos digo yo!

  5. Alvaro dijo:

    La Madre Teresa es un ejemplo de vida tan patente, tan claro, tan “didáctico”, que no creo que pase mucho tiempo antes de que la canonicen.

    Al fin y al cabo, la canonización significa la declaración de esa persona como “canon” de comportamiento, como ejemplo a seguir, y esa definición ajusta como un guante a la Madre Teresa.

    Por lo demás, el famoso “Cristo hubiera dicho o hecho tal o cual cosa” suele utilizarse para remachar una idea mayoritaria e incorrecta. Lo curioso es que lo que Cristo se pasó la vida haciendo fue precisamente contradecir opiniones mayoritarias e incorrectas para proponer en su lugar una doctrina correcta pero que a la gente le costaba mucho aceptar… ya que negaba arraigadas concepciones mayoritarias.

    Y una última cosa: el “hubiera” de la frase “lo que Cristo hubiera dicho” denota que quien la pronuncia cree que Cristo permanece en silencio desde hace dos mil años. Eso es falso: Cristo sigue hablando aquí y ahora, de modo que no hay que preguntarse por “lo que Cristo hubiera dicho” sino por “lo que Cristo dice”, que es lo mismo que preguntarse por “lo que la Iglesia, de la que Cristo es cabeza, dice”.

    Son cosas que pasan cuando la Palabra está Viva y es Eterna, ¿verdad?

    Un saludo.

  6. silver price dijo:

    En 1996, la República de Irlanda celebró un referéndum acerca de una cuestión: si su Constitución debería seguir prohibiendo el divorcio. La mayoría de los partidos políticos en un país cada vez más laico, instaban a los votantes a aprobar una enmienda legislativa. Lo hacían por dos razones excelentes. Ya no se consideraba correcto que la Iglesia Católica de Roma prescribiera su moral a todos los ciudadanos y, evidentemente, era imposible siquiera aspirar a una definitiva reunificación de Irlanda cuando la gran minoría protestante del norte rechazaba continuamente la posibilidad de que se implantara un régimen religioso. La Madre Teresa tomó un avión desde Calcuta para apoyar la campaña a favor del voto negativo junto a la Iglesia y sus partidarios de línea más dura. Dicho de otro modo: una irlandesa casada con un borracho maltratador e incestuoso jamás debería esperar nada mejor para volver a empezar de nuevo; mientras, los protestantes podían escoger entre aceptar las bendiciones de Roma o quedarse al margen. Ni siquiera sugería la posibilidad de que los católicos cumplieran con los mandamientos de su Iglesia sin imponérselos a todos los demás ciudadanos. Y esto sucedía en las islas Británicas y en la última década del siglo XX. El referéndum reformó finalmente la Constitución, si bien por la más estrecha de las mayorías. (Ese mismo año la madre Teresa concedió una entrevista en la que decía que confiaba en que su amiga la princesa Diana fuera más feliz una vez que se hubiera librado de lo que evidentemente era un matrimonio desafortunado; pero no debe sorprendernos tanto descubrir a la Iglesia aplicando criterios más severos a los pobres y ofreciendo indulgencias a los ricos).

  7. Jose dijo:

    Muy buena esta entrada, pero tengo una sugerencia, la palabra “desnortado” que me suena a neologismo, (no comprobado por cierto), no sería mejor cambiarla por desorientado, dado que Cristo es Oriente, y norte me suena a EEUU, tal vez estoy exagerando.

  8. Sí Hermano José, exageras
    Pero no es malo
    Es una opinión como otra cualquiera.
    Lo que me parece es que eso de Norte y Sur no es para estas “latitudes”
    Un abrazo en Cristo.

  9. mjbo dijo:

    Me alegra ver que con anterioridad y a mi modo dije lo mismo:

    http://portimadrugo.blogspot.com.es/2012/08/bla-bla-bla.html

    Un saludo

  10. Sugel dijo:

    El 5 de septiembre de 1997, la vida terrena de Madre Teresa llegó a su fin. El Gobierno de India le concedió el honor de celebrar un funeral de estado y su cuerpo fue enterrado en la Casa Madre de las Misioneras de la Caridad. Su tumba se convirtió rápidamente en un lugar de peregrinación y oración para gente de fe y de extracción social diversa (ricos y pobres indistintamente). Madre Teresa nos dejó el ejemplo de una fe sólida, de una esperanza invencible y de una caridad extraordinaria. Su respuesta a la llamada de Jesús, “Ven y sé mi luz”, hizo de ella una Misionera de la Caridad, una “madre para los pobres”, un símbolo de compasión para el mundo y un testigo viviente de la sed de amor de Dios. Menos de dos años después de su muerte, a causa de lo extendido de la fama de santidad de Madre Teresa y de los favores que se le atribuían, el Papa Juan Pablo II permitió la apertura de su Causa de Canonización. El 20 de diciembre del 2002, el mismo Papa aprobó los decretos sobre la heroicidad de las virtudes y sobre el milagro obtenido por intercesión de Madre Teresa.

Los comentarios están cerrados.