No soy un orangután

Vamos a decir que se llama María. Una niña en un cuerpo de mujer. Una mujer hecha y derecha cuya mente se negó a crecer y se quedó en niña. Vive con mamá –papá ya está en el cielo- y tiene muy cerca a sus hermano y sobrinos. Cada día acude a un colegio especial donde aprende y desarrolla sus limitadas capacidades. Nos vemos como mínimo cada fin de semana, cuando acude a misa con toda la familia.

Hace un par de días su madre me ha venido llorando.

         ¿Has leído eso de que somos como monos?

         Claro. Si es que estamos como locos.

         Pues no veas cómo está la niña.

No sé quién se lo contó o cómo se enteraron. Pero la niña sólo decía una y otra vez a su madre:

         ¿Verdad que yo no soy un orangután?

         Claro que no, hija mía.

         Es que si fuera un orangután viviría en un árbol y no en una casa, y además si fuera un orangután no iría al colegio cada día.

María, con su discapacidad, pero con una lógica implacable, ya está diciendo a los absurdos promotores de los derechos humanos de los simios todo lo que tenía que decir. Y además, cuando han intentado explicarlo, lo han puesto peor. Alguien ha dicho que “de la misma manera que se tutela a un niño o a una persona con una discapacidad psíquica, igual se puede tutelar a un simio”. Realmente interesante.

Me bastan para responder los simples razonamientos de mi amiga.

No. No eres un orangután o un chimpancé. Tu vida vale infinitamente más que cualquier bichejo del mundo por más que sean especie protegida clase VIP. Eres un ser humano. Y eso basta.

Estamos tontos. Nos ha dado por el bicho VIP a costa de despreciar a las personas. Debe ser que como las personas no somos especie en extinción podemos morirnos, ser despreciados, sufrir accidentes, ser asesinados en el vientre de la propia madre… Se está trabajando estos días en el proyecto de ley de “Dependencia y autonomía personal” que pretende salir al paso de las personas que sufren dificultades en el desarrollo de su propia autonomía por edad, enfermedad o cualquier tipo de discapacidad. Apenas estoy leyendo nada sobre esa ley que puede suponer para las personas con dificultades una liberación o una desilusión más. Y me salen con los simios.

María, mi amiga, necesita esa ley. Que la sociedad esté a su lado para garantizarle una vida lo más autónoma posible que le haga realidad vivir con toda su dignidad como persona. Porque es persona, y no un orangután.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a No soy un orangután

  1. alberto dijo:

    catequista parroquial, rompe tu bloqueo mental.
    catequista parroquial, sal de tu estado fetal.
    tanto enseñar a los niños como caer y partirse los piños,
    cojerlos ahora que son pequeños y hacerles vivir en un mundo de sueños.
    seran como tu unos pobres ingenuos.
    catequista parroquial, conmigo lo hiciste fatal.
    tu intencion era buena pero yo me quede subnormal.
    y entonces pase años y años.
    sin distinguir verdad del engaño.
    y luego quise salir del rebaño y vi que lo bueno tambien hace daño.
    y no es por ti si todavia me apaño.
     
    tu sigue tu camino que yo seguire el mio.
    ya nos contaremos lo bien que nos ha ido.
     
    catequista parroquial, hay que cambiar el percal.
    un hombre que no piensa es lo mismo que un animal.
    estamos saliendo del siglo XX
    y pensamos lo mismo que en el XIX.
    ¿volveremos a usar el crucifijo para espantar a nuestros hijos?
    aun esta por ver si seremos tan pijos.
     
     
     

  2. Bego y Roberto dijo:

    Hola amigo mio.
    ¿Pero de que te espantas? Esto es solo el principio, todavia veremos mayores aberraciones y cosas raras.
    Esta sociedad ha perdido el rumbo. Yo, ya no me espanto de nada. Desde que veo que en los colegios los heroes y lideres son los repetidores, los que se enfrentan constantemente a los profesores o los que es un honor el suspender la mayoria de las materias. Los que sacan buenas notas, callan sus resultados, se averguenzan de ellas, ya que son ridiculizados.
    Y de la politica que te voy a contar. Cuando en vez de luchar por mejorar mejorar su comunidad ya sea desde una concejalia hasta un ministerio. Luchan por reducir el tiempo en que van a tardar en enriquecerse. Poniendo el cazo constantemente.
    Triste.
    Feliz dia.
     

  3. Ángel dijo:

    No juzgueis a toda la iglesia por igual,no toda la iglesia es conservadora y retrograda,busca y encontrarás verdaderos sacerdotes entregados a ayudar sin esperar recompensa.No importa ,hay una verdadera iglesia en este mundo unos dentro y otros fuera de la católica,pero que extiende el amor ,puede que tu odio algún día alguien te enseñe a transmutarlo en amor,no juzgues,no eres quien para hacerlo…mira dentro de tí y dime si estás satisfecho de todo lo que has hecho y…..no le eches la culpa a un sacerdote.
    Que seas felíz.
      Ángel

  4. Celia dijo:

    Esto es el disloque. Despues de lo que nos está cayendo, creo que esta novedad de los monos, tiene como objetivo envolver cosas  muy graves que nos están ocurriendo. Hechos que no quieren que se sepan.
    El manual infantil para la vida sexual de 6 a 12 años, también es una aberración. Considero que el gobierno se excede al querer dirigir algo tan delicado como es este tema y más como está planteado.
    No  sabemos que inclinaciones o instintos se pretende despertar en los niños y porque.
    Si mis hijas estuvieran en edad escolar, no dudaría ni un instante en denunciar al estado.
    Mas vale que se preocupen por el deficit económico y asuntos que nos avocan a la bancarrota. A la ruina.
    Ya vermos que pasa. Para mí. con todo lo grave que es esta equiparación con los simios. Es una nimiez, para lo que tenemos encima.
    Esto no es un foro de política.
    Disculpa que me haya manifestado , pero el tema , me ha desbordado.
    Un abrazo
    Celia
     
     
    Todos

  5. Betsi dijo:

    Bendiciones Jorge!
    Lo que pasa es que protejer a un animal VIP, nos da caché, es que nos convierte en gente VIP, tal cual uno para el otro…al final no se sabe quien protege o usa a quien.Así si resulta de lo más fácil ser un VIP.. y hay que ver como se trata a esta especie… todo se le facilita… si no lo diré yo, que una vez me pusieron en un pasaje de avión "V.I.P", y a donde llegaba pues atención de lo mejor… y yo me decía: !pero que bien atienden!, hasta que alguien muy gentil, se le ocurrió preguntarme "!quien es Usted?", era un viaje de trabajo, claro que era importante, pero resulta que a mi me gusta que me traten como a esos mortales que no son VIP y que esperan tranquilamente su momento de atención.Ahora me tomo la libertad de sugerir un Proyecto de Ley VIP, a ver si a los que no somos VIP nos ven como en extinción y nos prestan la debida atención.Ojalá pudiéramos conservar en nuestros corazones la ternura, la ingenuidad, la transparencia y la forma tan simple de razonar de María, que ultimadamente a mi me desagrada titularla como discapacidata, porque entre los que nos creemos grandes personajes, hay más de uno que parece o demuestra no serlo.Continúa con tu excelente labor con esa fuerza e ilusión de construir una parroquia viva, más gente como tú hace falta en este mundo, eres digno de imitar y una esperanza para aquellos que nos negamos a dejarnos arrastrar por la marea de la indiferencia, no estás solo en la lucha !
    Dios y la Virgen te protejan y que el Espíritu Santo brille esplendoroso en tu ser!!
    Con afecto,Betsi.P.D.: Recibe un caluroso abrazo y bendiciones de mi grupo de oración… eres todo un personaje en este rincón de Venezuela..

  6. Marta dijo:

    A veces me da la sensación que en este país se estan perdiendo lo mas importantes valores de la logica y la razón. Estamos tan acostumbrados a ver en las noticias,leer en los periódicos estan sin razón que la sociedad muchas veces nos tiene acostumbrados que ya no sabemos lo que es eticamente correcto y lo que no lo es, donde empiezan los derechos y donde la libertad, no se, creo que criticamos a otros paises teoricamente menos desarrollados y no nos damos cuenta que simplemente nos estamos convirtiendo en automatas en pos de una mejora social y vanidosa que impide que cada uno dentro de nosotros recapacitemos muchas veces donde estamos y hasta donde queremos llegar.
    Saludos

  7. Claudia dijo:

    Por esa misma regla de tres también los delfines y las moscas…los primeros por ser más inteligentes que los monos y las segundas por compartir el 99% del ADN de los seres humanos.
    Ya lo estoy viendo…las ONGs se los rifarán…vivienda digna para los simios…las moscas también votamos…no al referendum en la selva…no queremos una educación laica para las moscas…
     
    Qué mundo este, espero al menos que esa ley salga adelante y a tu amiga la vaya infinitamente mejor, si ya se sabe que aunque se tenga discapacidad psíquica la lógica siempre está ahí 🙂

Los comentarios están cerrados.