La razón que tienen las letrillas del carnaval

Una amiga recién llegada al blog, coloca como inicio de su comentario esta letrilla de una comparsa gaditana:
 
Ha dicho el Santo Padre,
que el aborto es de asesinos,
y es curioso que lo diga alguien,
que ni tiene hijos, alguien que come
y bebe, por culpa de algun cristiano,
que no vive en un piso, que vive en
el Vaticano y lo unico que hace,
es saludar con una mano:
¡Respondame Padre!:
¿Por que se le niega entonces,
la comunion a los retrasaos?
¿Por que, tantas criaturitas,
mueren de hambre y desamparaos?
¿A quien llama usted asesino?
Que facil es, que facil es,
recordarnos los mandamientos,
viviendo como un marques,
si usted es el Dios aqui en,
la tierra, por que se encierra,
en ese palacio.Usted que sabe
de las guerras, usted que sabe
de calvarios.
¡Dejese de tanta historia Apostolica,
y Romana!
CREO EN ESE CRISTO TAN HUMILDE,
QUE MURIO EN UN MAERO, CREO EN
SU SANTA MADRE Y QUE ME PERDONE EL CIELO.
¡A usted, usted,usted, yo no lo creo!.
 
Evidentemente, con sus exageraciones y tópicos. Pero sí tiene su parte de razón en algunas cosas. Y me refiero sobre todo a los clérigos.
O mejor, hablo de mí y así nadie se da por aludido.
Yo, como cura, tengo muchas ventajas. Al menos en lo material. Trabajo fijo, sueldo fijo, vivienda, y mis necesidades cubiertas. No puedo negarlo. Y desde mi celibato, o soltería, no sé en carne propia lo que es no dormir porque no llegan los euros a fin de mes y hay unos chiquillos que sacar adelante. Ni conozco la angustia del paro. Ni los problemas conyugales. Es verdad que conozco la experencia de personas, pero yo, insisto, en carne propia, no.
Por tanto es comprensible que me digan que predico con facilidad, pero que una cosa es predicar y otra dar trigo.
Esta cancioncilla desde luego me sugiere cosas. Cómo no. Por ejemplo:
– Que necesito hacer cada día el esfuerzo de ponerme realmente en la piel del otro. No basta un saber teórico. Habrá que llegar a sentir de verdad lo que ocurre.
– Que tengo que aprender a escuchar mucho más, porque sólo así conoceré realmente lo que cada persona lleva muy en sus adentros.
– Que hay que ser comprensivos con las personas. Lo que está mal está mal, pero cada persona es un mundo y no siempre he sabido entender por qué vive de una manera determinada.
– Que tengo que ser mucho más coherente con mivida: generoso, desprendido, disponible, acogedor, servicial y entregado, sobre todo a la causa de los pobes y de los que sufren.
– Y que, finalmente, la Iglesia sólo será creíble si es una iglesia cercana a Cristo, cercana al hombre, entregada al servicio de las personas, comprometida siempre con todos, y de manera especial con losd pobres.
 
Al final de la letrilla un grito en mayúsculas:
CREO EN ESE CRISTO TAN HUMILDE,
QUE MURIO EN UN MAERO, CREO EN
SU SANTA MADRE Y QUE ME PERDONE EL CIELO.

¡A usted, usted,usted, yo no lo creo!.
 
Lo firmo. No quiero que nadie crea en mí. Si puedo ayudar a alguien para que crea en el del madero, y en su madre… he cumplido mi misión.
 
Y a ti, amiga, que me has dejado esto, mi afecto más sincero. Sabes que me tienes muy cerca.
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La razón que tienen las letrillas del carnaval

  1. Blanca dijo:

    Tanto el comentario de la amiga nueva que ha llegado al Space como la respuesta tan acertada de Jorge, me hacen decir:¡GRACIAS!, porque me interpelan seriamente…..
    Te ofrezco una nueva presentación de powerpoint que he realizado para estos días de Cuaresma y espero que te guste y la reenvíes a tus contactos. Es una manera de obsequiar a otros y llevarles el mensaje de estos días. Espero seguir ofreciendo más hasta la Pascua. ¡¡Qué tengas buen día!!

  2. Cristian dijo:

    Padre:
     
       No conocía la letra de esta comparsa gaditana. Comparto como sacerdote sus apreciaciones; muchas veces no tomamos conciencia de lo necesario que es ponerse en el lugar de otros, pero cuando lo hacemos, ud. como yo sabe que lo hacemos de corazón. Nuestros feligreses siempre nos exigen más, y para eso estamos, para gastarnos en el servicio del altar hacia los demás. Cuidese padre, y bendiciones.-
     
     Cristian

  3. Betsi dijo:

     
    Bendiciones Jorge !!
     
    Aunque letrilla es letrilla.. casi siempre nos falta un elemento de juicio a la hora de sentenciar contra los demás. Vemos todo tan claro con nuestras propias razones que negamos réplica posible, la realidad puede desengañarnos con un nuevo argumento jamás imaginado. Es necesario tener la información total y los datos exhaustivos antes de pronunciarnos contra alguien y nunca estar muy seguro de juzgar la conducta ajena porque podría faltar un dato sustancial.Los sacerdotes son las manos, los pies, los ojos, la mente, el corazón de Cristo; los canales y medios por los que Cristo se va a comunicar a la humanidad. Por los sacerdotes, hará sentir a los hombres cuánto los ama y cómo desea ser amado de ellos; por ellos, va a manifestar sus misericordias; por ellos, va a sembrar la paz que anunciaron los ángeles desde el primer día de su nacimiento, cuando cantaron sobre su cuna prometiéndola a los hombres de buena voluntad; por ellos, hermanará a todas las naciones, a todas las razas, a todas las clases sociales, borrando las envidias y los odios y uniéndolos a todos en un solo corazón y en un solo espíritu en su divino Corazón.Eres un excelente sacerdote que vives en carne propia con alma y corazón todas las sensibilidades del ser humano, con lo necesariamente justo y desbordando humanidad nos haces sentir la presencia de Dios guiando nuestros pasos.
     
    Con afecto,Betsi.
     

  4. Celia dijo:

    Yo suscribo casi en su totalidad, esta letrilla. Pero nadie puede juzgar a nadie. Porque nadie sabe muchas cosas del projimo. A veces las apariencias engañan. A veces las letrillas, aunque respetables, no son tan inocentes como podría parecer.
    Respecto al aborto. a mi juicio, es MATAR, como la eutanasia activa, lo diga el PAPA, o quien sea.  Y aunque no soy quien para juzgar a nadie. Estoy en contra total y no lo justifico, bajo ningún concepto.  Ni pongo en entredicho, la posición de otras personas. Ya que somos de inteligencia y voluntad libre.
    No tener hijos, no nos invalida para opinar y  apoyar o  desechar, acciones contranatura, u otras. Por esa regla de tres, nos veriámos limitados como personas en muchas cuestiones.
    Yo he tenido una segunda madre, que no tuvo hijos. Pero no hay madre biologica que le llegue al polvo de su calzado. Ella era humilde, sabia, creyente practicante, piadosa con los necesitados. Era antiabortista. Era quien para opinar, para dar cualquier opinión o creencia. Los célibes por el motivo que sea. No pueden ni deben renunciar  a opiniones, por discutibles que sean. Ya sea en pro, o en contra.  Es un derecho.
    A veces las letrillas, no son tan inocentes como puedan parecer. A veces son denuncias, más o menos adecuadas, Pero como humanas, no son perfectas, ni justas. Como tampoco, nuestras opiniones.
    Yo no juzgo. Simplemente opino.
    Un abrazo,
    Celia.
     

  5. Lourdes dijo:

    Me parece que haces bien tratando de sacar una enseñanza a todo lo que oyes y lees como esa coplilla que pones, pero creo q deberías releer el comentario de Betsi, qué bonito!! Qué es ser sacerdote!! Debes ser consciente de la gran dignidad de tu ministerio, aunque ‘llevemos este tesoro en vasijas de barro’!! No te dejes abatir demasiado por tantas cosas que oigas y demás, Dios desde toda la eternidad te ha elegido,Cristo resucitado te llamó a seguirle, yo te digo aquí gracias por tu diario sí a Jesús… Digan lo que digan las coplillas cualquiera es consciente de la propia debilidad y sabemos que no sois perfectos, pero Cristo tb perdonó a Pedro y a todos desde la Cruz! basta que vosotros también seáis conscientes de la pequeñez y sigáis con humildad realizando la bellísima misión que hace depender de tí el que Dios mismo venga de nuevo a entre nosotros al pronunciar las palabras que El dijo, haciendote uno con El.

Los comentarios están cerrados.