Te quiero. La muerte no nos ha separado.

Ayer una llamada inesperada.

– ¿Pero bueno, qué sorpresa? ¿Cómo estás?

– Mal. Desde que se fue mi marido, ya no he vuelto a estar bien.

La autora de la llamada, una mujer de noventa y cuatro años. Y me llamaba para recordarme que hoy hace un año que falleció su esposo. Y para pedirme una oración.

67 años de matrimonio. Si sumamos el noviazgo, una vida juntos. Una vida que dio frutos en hijos, nietos y bisnietos. Y que ha dejado una familia de creyentes y practicantes, no solo de misas, sino de generosidad y disponibilidad.

Hoy es el día de la violencia de género. Y por todas partes se nos van a sacar a relucir la multitud de casos de hombres que ejercen la violencia sobre sus mujeres. Y de paso, nos bombardearán con el teléfono de atención a víctimas de malos tratos y las facilidades para una separación o  un divorcio. Al final nos querrán convencer de que lo normal en una pareja es la provisionalidad, los problemas, el no entendimiento, para acabar en la indiferencia o quizá incluso en el odio. Algún día hablaré de tele y familia.

Por eso hoy, en contrapunto, quería contar la historia de A. y B. Y me dan igual los nombres, aunque sabemos que son reales. Y decir que historias como esas hay muchas. Y que frente a violentos, egoístas, individualistas -sean hombres o mujeres- hay muchos, pero muchos, que se quieren, que trabajan por su pareja, que cuidan de sus hijos sacrificando todo porque merece la pena, que son generosos, y que se aman más allá de la muerte, y que confían en amarse juntos en Dios por toda una eternidad.

Claro que voy a rezar hoy por el amigo A. Y por su esposa, que lleva un año llorando porque se le ha ido no media vida, sino su vida entera. Y por esos hijos y nietos, por esos bisnietos, que gracias al ejemplo de padres y abuelos hoy creen en la vida eterna, y viven su día a día con normalidad y en la generosidad de quien entiende que la vida es para regalarla. Sí. La vida de pareja es para que estalle en vida y en generosidad. Y se construye en el perdón, la confianza, y el apoyo. Y cuando esa vida se comenzó ante un altar, esa vida se fortalece cuando el mismo Cristo la unifica, bendice y apoya con su gracia.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Te quiero. La muerte no nos ha separado.

  1. JESUS dijo:

    ¡¡¡¡¡Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre¡¡¡y que gran verdad es esa juntos fuimos al altar de Dios juntos fuimos a volvernos a casar en nuestro 25 aniversario de boda y juntos esperamos celebrar nuestro nuevo matrimonio dentro de 12 años y hemos sido felices en la salud y en la enfermedad y mas las mias que han sido muchas y malas y siempre ha estado mi santa esposa a mi lado y como decia ayer a alguna amiga, la vida de pareja es difici,l pero tambien es dificil la vida de comunidad, la vida de trabajo y la de ocio, siempre hay algun pero en la vida, sino no seriamos personas, que seriamos angeles y como no lo somos debemos, de ser persona con todo lo que eso lleva, personas libres y hechas a imagen y semejanza de nuestro Dios y asi seguimos no hasta que la muerte nos separe, sino hasta toda la Eternidad, que es en lo que creemos y en lo que esperamos.
    un abrazo del maño jesus

  2. Soqui dijo:

    A ver Jorge, lo que cuentas es una maravilla y está claro que de eso hay mucho, mis padres no llegaron a tanto, pero cumplieron las bodas de oro y como ell@s vuelvo a decir que hay much@s
     
    Pero no mezclemos unas cosas con otras, la violencia de género está ahí, van 58 ó 59 mujeres asesinadas por sus parejas y yo creo que nos tenían que bombardear más con los teléfonos y los sitios a los que pueden acudir para recibir ayuda. Y no me quiero olvidar de la violencia a los hombres, son muchos menos, pero también existen
     
    Hay testimonios que ponen los pelos de punta y yo creo que éso hay que denunciarlo y nunca será bastante
     
    Yo no creo que nos quieran convencer de que lo normal en una pareja es la provisionalidad, los problemas, el no entendimiento, el divorcio fácil……., pero está claro en que desgraciadamente hay circunstancias en que hay que coger el toro por los cuernos y por supuesto hacerlo así, o ¿es mejor seguir aguantando las palizas, las violaciones, los ultrajes…… con la cabeza gacha y perdonando cada día, sin decir ni mu y sin tomar ninguna decisión? Yo estoy convencida de que no
     
    No se si he interpretado bien lo que querías decir, pero es como yo lo veo y no me podía callar
     
    Besos a carretones, con todo mi cariño
    Soqui
     

  3. Jorge dijo:

    A ver, Soqui. Me horroriza la violencia de género. Y Dios me libre de trivializarla. Pero sí es verdad que nos pasamos el día viendo cosas raras y al final puede dar la sensación de que todo es así. Piensa por ejemplo en la tele, en las series. Qué difícil es ver una familia normal. Y palabrita que escribiré sobre ello. Parace que las familias normales, como tus padres o los míos, no existen, que son excepciones. Y eso al final hace pensar que todo vale. Hoy quería traer el ejemplo de estos dos ancianos. Y decir que, como siempre, las cosas buenas se omiten. Pero que las hay, y muy abundantes. Un beso.

  4. Hari dijo:

    No sé que es una familia normal, la verdad. Como tampoco sé que es una familia anormal. Imagino que no nos damos cuenta, yo tambien a veces caigo en ese error-, pero siempre vamos etiquetando las cosas desde nuestra perspectiva social, religiosa, cultural, política…, sin pensar que eso pueda crear distancias entre unos y otros. Imagino que desde tu perspectiva como sacerdote -no hablo del hombre- mi familia no es normal. Personalmente el concepto que se tenga de mi vida familiar no me preocupa lo más mínimo, sin embargo entiendo que haya gente que se pueda molestar o sentirse dolida cuando la etiquetan de "no normal".
     
    La fortaleza en la relación no creo que la de el hecho de que esa pareja haya pasado por el altar -de una u otra religión- sino de la capacidad de respeto mutuo, Amor Incondicional, apoyo emocional/espiritual y sobre todo, ayudar al otro a Crecer como persona… -entre otras muchas cosas que cada uno podrá añadir a la lista-. Sin embargo, cuando todo esto deja de existir entre la pareja, y los abusos, faltas  de respeto, maltrato… empiezan a ser el pan de cada día… ¿alguien me podría decir por qué razón hay para seguir con la misma?
     
    Creo que cualquier relación de pareja, en la que se base el Amor, está Bendecida. La mia no fue bendita por ningún pastor de ninguna iglesia de ninguna religión y sin embargo sé, desde mi más Profunda Intimidad, que mi  familia es Bendita.
     
    Muchos besos, Jorge.. Todos.
    (Hari)
     
    Ps.quizás me pasa lo que a Soqui, que no he llegado a comprender qué quería decir tu entrada, pero es el mensaje que me llegó.

  5. Hari dijo:

    Acabo de darme cuenta y pido disculpas por el mensaje tan extenso.
     
    Más besitos.
    (Hari)

  6. P dijo:

    Verdaderamente, si pensamos la cantidad de gente que se quiere y viven en armonía, podemos tener aún esperanza en la bondad del ser humano. Los medios solo nos cuentan las desgracias y los casos de violencia de la sociedad pero no se hacen eco de todo lo bueno que hay en el mundo. Debería existir un telediario dedicado a dar buenas noticias para que la gente también se mentalice y caiga en la cuenta de que merece la pena vivir y luchar por este mundo.Un abrazo de Pablo.

  7. Imagine.. dijo:

    Jorge, mis padres tambien estuvieron casados más de sesenta años, tuvieron once hijos y murieron el mismo año, con siete meses de diferencia..es como si se llamara el uno al otro para seguir juntos en el más allá…
     ..somos el fruto de nuestros hechos de ayer y la semilla de lo que viviremos mañana….
     
    Cada persona trae una experiencias a cumplir en esta vida.
     
    …yo creo en la reencarnación y doy por supuesto que a eso venimos a repetir curso y a aprobar las asignaturas que tenemos pendientes…
     
    …de la oportunidad que nos dá la vida , depende el seguir o no, repitiendo…..
     
                                                                                                                                        un abrazo amigo…Imagine.
     

  8. Blanca dijo:

    Jorge, unos días sin ordenador, han sido culpables de que no visitase tu Espacio. Hay violencia de género, y muchas mujeres que sufren por su  marido, novio o compañero, pero MUCHAS MÁS son felices con su esposo y no conciben la vida sin él como sucede a la anciana del relato….La familia unida es hoy el soporte de muchas personas en plena crisis económica: padres, abuelos, etc….Me alegra volver a saludar a todos los que frecuentan este Espacio. Un abrazo.
     

    http://usuarios.lycos.es/corrientitafernandez/
     
     

Los comentarios están cerrados.