Yo he sido adúltero

Ah, ¿pero no se lo había contado? Pues anda que no hace tiempo… Fue en diciembre de 1999 y duró unos pocos meses. Algunos dicen que no ha acabado nunca.

No sé cómo empezó la historia. Yo la supe el día de año nuevo. Primer día del 2000. Y de repente me entero de que soy adúltero. Así como suena. No sé quién inventó la historia. Supe después de los detalles que la imaginación popular fue añadiendo. Pero un servidor, de repente, se enteró de que por lo visto todo el pueblo lo hablaba y lo sabía. ¿De dónde salió? ¿Por qué? ¿Con qué finalidad? Pura conjetura. Pero sí quiero contar qué se siente cuando uno descubre que está siendo calumniado públicamente. Y sólo voy a comentar un detalle. El día uno de enero de 2000, pasé la tarde en mi casa llorando abrazado a mi perro.

¿Y no hiciste nada? Sí. Muchas cosas.

La primera de todo, comunicárselo a mi familia. A los hermanos y sobrinos. Por si les llegaba de alguna forma la noticia. Con una condición especial, eso sí: que mi madre no se enterara. Después, a mi vicario episcopal con el ruego de que informara al obispo. A mis compañeros curas, que en el momento en que lo supieron se vinieron a pasar el día y a comer conmigo. Y unos días más tarde reuní al consejo parroquial para hablarlo con ellos. Y recuerdo que les dije una cosa. Que un cura no tenía más defensa que el micrófono, pero que no era la forma. Qué más quisieran algunos. Y que la única defensa posible eran ellos, y que esperaba que dieran la cara por mí. Y que si ni siquiera el consejo sacaba la cara por su párroco era como para sentir mucha tristeza. Y vive Dios que la dieron. Sé de algún bar que echó a gente porque me criticaron por ese inventado adulterio. Sé de personas que públicamente se enfrentaron a la calumnia y exigieron pruebas y amenazaron hasta con demandas judiciales. Curioso, esos valientes calumniadores cuando la gente se enfrenta, se achican: "No si yo no digo nada, la gente dice…"

Jamás entendí de donde salió aquello. Y salió con tantos detalles que todo el mundo sabía quien era ella, por cierto una buena amiga, y con amistad también con su marido y sus hijos.

Pero aquello se fue desinflando. Mi vida siguió con normalidad. Mis compañeros conmigo. Mucha gente del pueblo apoyando. Bien es verdad que algunos supuestos buenos feligreses, de misa diaria, me dijeron a mí mismo… claro, si te dicen que si pones la mano en el fuego, claro, ya sabes, yo les he dicho que eso no, pero que creerte te creo. Con feligreses así, vivan mis enemigos.

Hoy, aún hay gente que dice… cuando se habló, algo habría. Y es que la calumnia al menos levanta la sospecha. Pero al final la calumnia sacude a quien la levanta. Y el tiempo todo lo lleva a su lugar.

Pues esta es mi experiencia de adúltero. Y dejadme acabar con lo que me dijo un compañero el día que quedamos a comer. Y perdón por la pequeña grosería -otro chiste malo, como los de Pablo: "Y a todo esto, tú sin catarlo… "

Feliz día.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Yo he sido adúltero

  1. JESUS dijo:

    ESO TE PASA POR SER CURA JOVEN ABIERTO A LOS DEMAS HABLANDO CON TODO EL MUNDO CON LOS DE IZQUIERDAS Y CON LOS DE DERECHAS Y CON LOS ABUELOS Y CON LAS MUJERES DE BUEN VER Y CON LOS CRIOS Y LAS CRIAS ASI ES LA VIDA DE UN CURA GUAPO O TE CREES QUE LO QUE CUENTAS ES NUEVO PARA MI NO HIJO NO QUE YA LO SABES HASTA LA SACIEDA DE LAS VECES QUE LO HE DICHO QUE HE VISTO SALIR DE CURAS A 15 PROMOCIONES AL ESTILO MILITAR Y HE ESTADO EN MULTITUD DE ORDENACIONES SACERDOTALES QUE SI NO TENIA BASTANTE CON EL SEMINARIO CONCILIAR TAMBIEN HE IDO A SEMINARIOS DE LOS PASIONISTAS Y TODOS MOZOS DE 26 AÑOS A 30 AÑOS TODOS JOVENES Y APUESTOS Y QUE LOS MANDEN A PUEBLOS DONDE HAY TANTA CHISMORRERIA PUES ESO PASA MUY A MENUDO Y ES QUE  ES NORMAL EL CALUMNIAR AL CURA QUE ADEMAS LA CULTURA POPULAR HA RECREADO LA VIDA DE UN CURA CON MILES DE CHISTES UNOS GRACIOSOS PERO OTROS CON MUCHA MALA LECHE COMO LOS CHISTES ESPAÑOLES CONTRA EL CLERO Y ESO NO ES DE AHORA, QUE SIEMPRE SE HA INVOLUCRADO AL CURA DEL PUEBLO EN ADULTERIOS FICTICIOS Y QUE DEPENDE QUIEN LO DIGA PUES A LA HORA LO SABE TODO EL PUEBLO,LO TUYO PECCATA MINUTA CON LAS QUE NOS HA TOCADO PASAR AL CONSEJO DE PADRES EN EL SEMINARIO COLEGIO DE MI HIJO Y AHORA LE DAMOS LA VUELTA A LA TORTILLA ¿A CUANTOS CURAS LES HAN COLGADO EL SANBENITO QUE ABUSABAN DE LOS MONAGUILLOS? A MUCHOS A CUANTOS DE VERDAD HAN SIDO PUES CON UNA SOLA MANO ME SOBRAN DENDOS PARA CONTARLOS ,PERO ES ESCANDALO QUE PARA ALGUNOS HAY QUE COLGARLOS DEL PALO MAYOR DE LOS QUINTOS DEL PUEBLO Y ESO ES VERDAD?  PUES YO CREO TAJANTEMENTE QUE NO Y QUE YO SI PONGO LA MANO EN EL FUEGO POR ESA CUADRILLA, TANTOS COMO 60 CURAS DE PUEBLO ,ALGUNOS YA CANONIGOS Y PRESIDENTES DE MUCHAS ACTIVIDADES ECLESIALES DE LA ZARAGOZA ECLESIAL Y OTROS PUES COMANDANTES DEL EJERCITO DE CURAS CASTRENSES Y SON TODOS UNA GOZADA DE CURAS Y AL QUE LE IMPORTE QUE TENGA AMIGOS CURAS PUES PEOR PARA EL A MI ME DA EXACTAMENTE LO MISMO.
    UN ABRAZO AMIGO Y HERMANO CURA JORGE DEL MAÑO JESUS
    PD.Y LO PONGO CON MAYUSCULAS PARA GRITAR BIEN FUERTE QUE ESO ES MENTIRA EL SANBENITO ESE DE ADULTERIO

  2. Hari dijo:

    Nadie está libre de recibir calumnias. He llegado a la conclusión de que la mayaría de los calumniadores lo hace por envidia al calumniado o por afan de protagonismo, o sencillamente, por odio.
     
    No tengo que contarte de que yo también he sido victima de calumnias muy graves que me enmacaban como a una delincuente, extorsionadora… en fin, ya concoces la historia, y también lo pasé francamente mal.
     
    Al final todo cae por su propio peso y uno puede tomar conciencia y sentir compasión por el calumniador, aunqeu a toro pasado, claro, poque uno, cuando lo meten en según que historias, se siente muy herido.
     
    Muchos besos Jorge y gracias siempre por tu apoyo incondicional. Hoy no te dije que te quiero, pero lo sabes.
    (Hari)

  3. Joan dijo:

    Imagino lo mal que lo pasaste… Y siempre queda esa pequeña duda de si al final todos se han convencido de que eres inocente… Un abrazo y gracias por compartirlo con nosotros: Joan Josep

  4. Soqui dijo:

    Uno de los muchos problemas y consecuencias de las calumnias, es que aunque se deje de hablar de ellas parece que al final siempre queda algo
    Pero la pregunta que yo siempre me he hecho, aparte de pensar que qué poco tienen que hacer l@s calumniadores, es cómo es posible que disfruten inventando semejantes patrañas y sabiendo el daño que van a hacer, se necesita ser mala persona y lo siento pero lo pienso así
     
    Un montón de besos para pasar estos días que más parecen de Diciembre o Enero y…. por cierto…… ¿sacamos el refajo….? jajajajaj
     
    Que tengas un feliz día
    Soqui

  5. Oriana dijo:

    Hola Jorge..
    Muchas cosas dañan el buen nombre de una persona, pero la calumnia es algo que nos parte en dos,
    se sale del problema y del dolor.. pero como bien decís, a muchos les queda la duda. Siempre digo que
    hay que sostener la actitud que nos caracteriza, luego, perdonar y aceptar, aunque confieso que a mi
    a veces me cuesta..sufrí por esas cosas, fui víctima de calumnias que atentaron contra mi armonia
    familiar, y si te digo que fue gente de mi propia familia, de mi misma sangre.entonces, la cosa es  más
    triste todavia,(todo por dinero, herencias..) porque imaginate, si mi propia familia me difamó,se piensa
    "por algo será"..Pasó el tiempo, perdoné,pero siento que debo constantemente demostrar mi inocencia..
    Eso duele..también hubo casos con otras personas pero no los consideré en absoluto, no le doy poder
    sobre mi..En fin, que te entiendo, y en estos momentos ando muy sensible, se me llenan los ojos de
    lágrimas, porque quisiera un mundo sin todo eso, pero qué dificil cambiar a las personas para que
    se transformen en amor..
    Gracias Jorge por esta entrada tán tuya, y por permitirme contarte este pedacito de mi historia.
    Besotes, Oriana..
    Enamorada de la Vida!

  6. Imagine.. dijo:

    ….el tiempo nos pone a cada uno en su sitio y a cada cosa le dá su color. Santa Teresa decia que la imaginación es la "loca "de la casa…seguramente esa calumnia salió de alguna desquiciada o desquiciado, envidioso del carísma que Dios te ha otorgado………seguramente estabas derramando mucho AMOR sobre tus parroquianos y no supieron entenderlo…un beso grande Jorge y mi admiración por tu valentia…Lola.

  7. Blanca dijo:

     
     
    GRACIAS Jorge, por compartir con nosotros ese testimonio….El tiempo se encarga de poner a cada uno en su sitio, pero……EL SUFRIMIENTO QUE PADECE LA VÍCTIMA DE LA CALUMNIA, no se lo quita nadie, y….Hay un dicho que más o menos es así:” Calumnia, que algo queda”….No te deseo más malos ratos por ese tormento de la calumnia, que con lo que has pasado, ya has cubierto el  cupo… Quien se entrega a los demás, y trata de aliviar sus penas, merece ser respetado y también comprendido….Yo creo que en la base de todos estos tristes acontecimientos, siempre hay o envidia, celos, o una mente calenturienta que piensa lo de….”No juegues con fuego que te quemas… “Jesús fue amigo de muchos que la sociedad de su tiempo no admitía….Magdalena, para empezar….¡¡Un abrazo ¡!!http://usuarios.lycos.es/corrientitafernandez/
     
     
     
     

     

  8. Edel dijo:

    La gente es muy cabrona. Encima siempre hablan los que más tienen que callar. ¿Sabes lo bueno que queda de esos momentos difíciles? Que es entonces cuando descubres a la gente que te aprecia de verdad. Puede haber decepciones, personas en las que confías y que desaparecen cuando más las necesitas… pero hay otros que están ahí, a tu lado, aunque no sepas pedirlo. A veces son las personas más cercanas, a veces son casi extraños a los que prácticamente acabas de conocer.
    Yo no soy de los que piensan que el tiempo pone a cada uno en su lugar (¡ojalá…!) pero esos gestos de cercanía y de confianza son el único regalo que nos queda en medio del dolor o la dificultad. Eso es ser “prójimo”, lo demás son palabras vacías…
    Pobrecillo, me ha dado penita imaginarte llorando abrazado a tu perro. Ainsss, no hagas caso.
    Abrazos
     

  9. Betsi dijo:

    Bendiciones Jorge !!
    Ojalá siempre habláramos "sin pelos en la lengua", de manera clara y directa, con honestidad y sinceridad, movidos por el amor como lo hizo Jesús. Sin embargo a todos "se nos ha ido la lengua", hemos dicho lo que no debíamos y al instante nos hemos arrepentido. También hemos sido "largos de lengua" y hablado de Dios, sin reverencia, y de nuestro prójimo, sin respeto.
    La lengua necesita control para no ser instrumento del mal. Sin control, puede calumniar y humillar, denigrar y matar la buena reputación, herir como espada y aplastar como tanque.
    Ante esto, vale la pena que nos preguntemos:¿Sé cuándo tengo que hablar y cuándo debo callar?Cuando digo una verdad difícil a alguien, ¿la digo con amor?Cuando hablo, ¿lo hago para atacar o comunicar, burlar o animar, acusar o reconciliar?¿Uso la lengua para avergonzar, herir y hacer menos a otros?¿Con qué frecuencia uso la lengua para el bien propio y de los demás?
     
    Es fácil juzgar por las apariencias, pues es imposible conocer las intenciones de las personas. Por eso, aprendamos de Jesús: teniendo buenas intenciones en todo lo que hacemos y perseverar haciendo el bien aunque nos juzguen erróneamente.
    Dios te bendiga !!Con afecto,Betsi.

Los comentarios están cerrados.