Día del trabajo… o del paro, en esta ocasión

Los tiempos no son buenos para nadie. El domingo pasado hicimos en todas las parroquias de la diócesis de Madrid una campaña especial de Caritas para invitar a todos los católicos a aportar su granito de arena en la lucha contra el paro. Se trata de concienciar a la gente y de recabar recursos para ayudar a los que peor lo están pasando. Os dejo copia del cartel informativo de las acciones del pasado año de Caritas en favor de las personas sin trabajo. Y quiera Dios que esta acción de Caritas un día se acabe porque el paro dejó de existir en nuestro país. Es poco. Es un grano de arena. Pero algo es. Sirva de homenaje a todos los voluntarios que lo hacen posible, y a las personas que generosamente aportan su donativo para conseguirlo. Que Dios os lo pague.

RINDECUENTAS Paro 09

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Día del trabajo… o del paro, en esta ocasión

  1. Francisco dijo:

    Mi admiración más sincera por esta organización que atiende a todo el mundo, sin preguntarle su credo ni sus ideas políticas.

  2. Myrian dijo:

    La verdad es que da escalofríos la que se nos está viniendo encima con el tema del paro. es verdaderamente preocupante la cantidad de familias que ya lo están pasando más que mal, que tratan de estirar el dinero y con todo y eso no llega, las hipotecas impagadas y el banco que se levanta con todo, para mi es muy doloroso. No hay derecho que tanta gente viva en la opulencia y otros no tienen lo suficiente para comer. No es justo. Acaso haya mucho pero muy mal repartido. Enhorabuena a Cáritas por la Campaña y creo que todos vamos a tener que mojarnos un poco para ayudar. Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero. Abrazos.

  3. Myrian dijo:

    ¿ Y qué decir de las familias que no tienen ya ni paro???Se supone que esto tendrán que arreglarlo nuestros políticos que ese es su trabajo, pero ya, sin más demora, independientemente de lo que podamos ayudar los que tenemos la suerte de estar trabajando todavía, que tampoco sabemos hasta cuando. Cuando las barbas del vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar…….

  4. Blanca dijo:

    Gracias Jorge, por tocar este tema que hoy nos está haciendo temblar a todos y más a quienes no tienen trabajo. Que sepamos actuar en cristiano mientras se arregla el problema colaborando y compartiendo. Un abrazo.http://corrientita.iespana.es/

  5. Carmeta dijo:

    Muchas gracias Jorge, ¿ yo hoy me hacia la misma pregunta en mi blog es día del trabajo o del paro?la vida stá mal muy mal y ahora nos falta poco y nos viene la nueva fiebre porcina, que yo creo que de porcina tiene poco,pero en fin más vale que me calle.Creo que caritas siempre ha estado ahí apoyando y ayudando al necesitado…y todos todos estamos llamadosa poner nuestro donativo.feliz día del parado…bueno del trabajo.Un abrazo Jorge.Carmen

  6. Gloria. dijo:

    Sea bienvenida toda ayuda para los más debiles.Un abrazo, Jorge

  7. Betsi dijo:

    Bendiciones Jorge !!Felicidades y felicitaciones a todos los integrantes de Caritas, por ofrecer las herramientas suficientes a quienes les urge cubrir con sus necesidades primordiales. A todo el voluntariado, por su trabajo desinteresado. A todas las personas, por sus donaciones voluntarias. Con todo ese conglomerado de acciones logran convertir tristezas en alegrìas, desconsuelos en esperanzas, impotencias en conocimientos.Cuando Dios levanta la mirada sobre el hombre, el primer territorio que el hombre siente desafiado es el de la fraternidad, con una sorprendente pregunta: ¿Dònde està tu hermano?."Señor, danos un corazòn sensible y haznos capaces de comprometernos con los pobres y abandonados".Dios te bendiga !!Betsi.

  8. Maria luisa dijo:

    Hola Jorge: A diario le pedimos a Dios"nuestro pan de cada día" porque la dignidad de un hombre reclama ese pan como algo que la sociedad "le debe" y a lo que tiene "derecho"Pero cuando la realidad se desordena y ese pan es negado, cuando, los que necesitan trabajar se encuentran con el desempleo que les golpea el rostro, cuando los niños vagabundean por las calles , mientras el ocio los va deformando;y cuando la mendicidad se convierte en un flagelo al que se ven sometidos nuestros hermanos nos damos cuenta que la sociedad está terriblemente enferma y nosotros en riesgos de contagiarnos de esa enfermedad física, psíquica y espiritual. ¿Soluciones?…..Hasta que las autoridades no encuentren un sistema más eficiente, menos corrupto y más humano, las Instituciones como Cáritas tendrán con la ayuda de todos ir liberando al pobre y careciente,mediante la cultura del esfuerzo,de la SOLIDARIDAD y el honesto quehacer cotidiano. En mi país este problema está ya enquistado y hay que inventar y reinventar los recursos creativos capaces de dar de comer al hambriento y atender desde el servicio fraterno las necesidades básicas de los que no tienen techo ni pan,Este es el momento de poner en prácticaaquéllo de "SI TODO HOMBRE ES MI HERMANO, LO AYUDARÉ, LO AYUDARÉ……." Bendiciones Jorge y un fuerte abrazo:María Luisa

Los comentarios están cerrados.