Caricaturas

Groucho-2 caricaturasdegrouchomardj9

Hay varias formas de acercarse a la realidad. Yo voy a hablar sólo de dos. La foto y la caricatura. La foto es realismo, exactitud hasta en el mínimo detalle. Despierta admiración. La caricatura es imagen con pinceladas de humor. Exagera los detalles. Destaca las características. Identifica al sujeto, pero sacando una sonrisa. Las dos imágenes que he colocado son suficientemente explícitas. En las dos se reconoce perfectamente al personaje: Groucho Marx. Una es un retrato. La otra, caricaturas.

También cuando se escribe se puede hacer de muchas maneras. No es igual una poesía, que un fragmento de una obra de teatro, que un ensayo, que una novela de amor, que una obra científica.

Si yo, en la consulta del médico, digo que siento que se me rompe el corazón, es fácil que me mande un electro e incluso a urgencias. Si una niña, que acaba de romper con el novio me lo dice, el tratamiento es otro.

Un servidor escribe de diversas formas, según el tema o el día. Hace unos días, hablando de imágenes de la Virgen, pues directo, un tanto sentimental. El día de Jueves Santo me dio por la poesía. Otras veces suelto doctrina por las bravas. Hay veces que me emociono, como cuando hablo de las comuniones de mis niños. Otras, muchas, me da por reírme de las cosas y de mí mismo. Por ejemplo, las frases solemnes rellenas de nada son pura caricatura, pura deformación de la realidad, pura broma, aunque evidentemente tienen su fondo real. Como las caricaturas de Groucho.

Es decir, que dependiendo del tema, me sale la vena humorística unas veces, tal vez demasiadas. Otras, la sentimental. Otras, la seria, la de la doctrina. Y algún día me da por la poética, sea en prosa o en verso. Pero claro, existe un riesgo. Y es que algunas cosas no se me entiendan. Hace no mucho, en un comentario, alguien me decía que si estaba enfadado. Ni mucho menos. Todo lo contrario. Me río, y mucho. Más aún. En lo personal me siento muy feliz. Otra cosa es que mi humor no se entienda siempre. Siendo cura de pueblo me decía mucha gente que yo era muy serio. En absoluto. Me río mucho, de todo, y de mí mismo. Pero el humor no equivale a carcajada. Decían los de “la otra generación del 27” (Tono, Mihura, López Rubio, Edgar…) que una cosa es ser cómico y otra humorista. La carcajada es al cómico lo que la ligera sonrisa al humorista. Qué bien lo reflejaba “La Codorniz”. Y mi desgracia –o mi suerte, vaya a saber- es que hay muchas veces en que sólo me río por dentro.

Pues eso. Que muchas veces hago caricaturas. Y que las caricaturas juzgadas como retratos fieles al cien por cien son un desastre. Pero como aproximación humorística a la realidad tienen su cosa. Y que escribiendo me sale sin darme cuenta la caricatura. Y la broma. Y el punto de humor. Y os pido que lo entendáis así.

¿Una anécdota para explicar mi particular sentido del humor? Llego a carreras a celebrar la tercera misa. Y mi María que me pregunta: ¿qué cantamos en la comunión? Y yo, serio, muy serio, le digo: pues cantad el himno de los cojos. Ella, cortada, me dice… hijo, esa canción no nos la sabemos… tendríamos que ensayar algún día si te parece. Le digo yo: sí, seguro que os la sabéis. No me digas que no habéis cantado nunca eso de “No podemos caminar….” En ese momento me dice: bobo, ya te estás quedando conmigo… y soltó la carcajada. Y no me sacudió con el libro de cantos porque corrí más. Y desde entonces esa canción se quedó con “lo de los cojos”.

Feliz tarde.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Humor. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Caricaturas

  1. Myrian dijo:

    Que no Jorge, no son cojos, es que tienen hambre y les fallan las fuerzas, hambre de Dios como es el título. Pues nada, que viva el humor, y si que te entendemos aúnque no te lo creas, lo que pasa que todos los temas son distintos, unos invitan a la carcajada y otros son más serios. Saludos.

  2. JESUS dijo:

    TAS PASAO MAJO QUE ESA CANCION LA CANTAMOS EN MI BODA QUE ESTABA DE MODA EN EL AÑO 1970 Y NO ERS DE COJOS BUENO ALGO ASI QUE ACABA EN NUDOS PORQUE LA QUE HA LLOVIDO EN ESTA ESPAÑA NUESTRA DESDE EL AÑO 1070 QUE TUBO QUE PEDIR PERMISO MATERNAL PARA CASARSE MI SANTA ESPOSA PUES ERA MENOR DE EDAD YA QUE TENIA 19 AÑITOS DE SU JUVENTUD Y ENTONCES LA MAYORIA DE EDAD PARA LAS MUJERES ESTAB EN LOS 23 AÑOSIGUALICO QUE AHORA ¡¡¡HUYYY SI FRANCO LEVANTARA LA CABEZA CUANTAS RODARIAN¡¡¡PERO SIGAMOS CON LA CANCIONCILLA DE MARRAS QUE OTROS LA LLAMABAMOS LA DEL DESIERTO DELOS MONEGROS POR ESO ¡¡NO PODEMOS CAMINAR CON HAMBRE BAJO EL SOL¡¡ LA ANTIDAD DE MINAS QUE SE PUEDEN SACAR DE ESOS LAPICES QUE DIOS NOS HA PUESTO EN EL CAMINO, O NO? PERO SI HACEMOS LA VIDA ENTRE TODOS UN POCO MAS ALEGRE SEREMOS UNOS ALEGRES Y SANTOS CRISTIANOS QUE YA LO DECIA ALGUNO EN MIS TIEMPOS ¡¡UN UN SANTO TRISTE ES UN TRISTE SANTO¡¡ PERO ESO NO LO DIRAN POR TI GRACIAS A DIOS Y A TI QUE ERES COMO UN CASCABEL HE DICHO ¡¡CASCABEL NO CAMPANILLA¡¡¡UN ABRAZO DEL MAÑO JESUSPD SI MIRAS EN MI PERFIL VERAS QUE EL HUMOR LO TENGO CASI SIEMPRE SARCASTICO

  3. Francisco dijo:

    JorgeSe te olvidó mencionar a Enrique Jardiel Poncela….crecí leyendo un libro de este genial humorista del 27 que a mis padres les regalaron en su boda….que buenos momentos pasé riendome a pata suelta con él.Si alguien está triste, por cierto, le recomiendo que se ponga la filmografía completa de los Hermanos Marx.Y ahora respecto a tu post….las personas somos como cristales con muchas facetas. Cada una de esas facetas muestra una luz distinta. La composición de todas esas luces es la que nos define. Jamás me he fiado de alguien que no tuviera sentido del humor y soy capaz de comprender todos los estilos posibles, caústico, negro, ingenuo, etc.Incluso creo que Dios tiene que tener un sentido del humor tremendo….fijate en el pobre ornitorrinco.Sigue haciendonos reir….y sigue haciendonos pensar.Un abrazo Jorge

  4. Ana Cristina dijo:

    Jorge, el sacerdote de las mil facetas!!!; quien nos hace de pronto reir, ponernos serios, cuestionarnos con sus reflexiones, aquel que nos entretiene con anécdotas graciosas… Hombre honesto, directo y de un carisma arrollador. Y ahora dejo de tirarle flores, porque mis halagos suenan mucho a epitafio jajaja.Mis cariños de siempre… Ana Cristina

  5. Blanca dijo:

    Amigo Jorge, quería añadir unas líneas y he tenido que empezar a leerte varias veces por interrupciones que me han forzado a interrumpir la lectura de tu entrada….MUY BUENA LA ENSEÑANZA DE HOY, : “ aprender a reírse hasta de uno mismo”…El tomarse las cosas muy “a pecho”…A veces nos amarga la existencia…La anécdota de la Misa en que María te pregunta por la canción, y la indicas el himno de los cojos….Me ha hecho reír….NO PODEMOS CAMINAR…¡¡¡ Y tan cojos!!!… Gracias, Jorge, por haberme hecho reír. Un abrazohttp://corrientita.iespana.es/

  6. maria j. dijo:

    Nuestra vida esta llena de momentos serios, de momentos de humor y de momentos caricaturizados. Lo ideal es saber llevarlos lo mejor posible compartiendolos con los demas y procurando q los que nos rodean nos entiendan y se lo tomen igual q nosotros, un abrazo Jorge y gracias por explicarte tan bien.

  7. Imagine.. dijo:

    …más maderaaaaaaaa…¡¡ Que no para la máquina de tu alegría de tu buen humor y de tus enseñanzas…un abrazo amigo, Lola.

  8. P dijo:

    A ninguna mente bien organizada le falta sentido del humor.Tenemos la mala costumbre de querer etiquetar y encasillar a las personas, y si alguna vez se salen de los esquemas que hemos previsto para ellos pues parece que hasta nos molesta. Si un día estás feliz ¿porqué no demostrar la alegría que sientes? y si estás triste, o enfadado, o te sientes artista… Me resisto a pensar que siempre he de hacer lo que esperan que haga o a responder lo que piensan que debo responder, aunque muchas veces caemos en la trampa de aceptar los estereotipos.Un abrazoPablo

Los comentarios están cerrados.