Que se callen las campanas

Hace apenas diez minutos. Acaba de marcharse un joven. Viene a pedirme el favor de que las campanas de la iglesia dejen de sonar.

Cuento que las campanas –bueno, el campanario electrónico, pero que suena como campanas- tocan cada día un minuto a las 19:15 y los domingos, además, a las 11:15 y 12:45 h. Nada más. Y en un volumen entendemos que aceptable.

Le he preguntado las razones:

– ¿Te molesta porque el volumen de las campanas es excesivo?
– No, no es eso
– ¿Quizá el horario?
– No, tampoco

Le he explicado que después de consultas a los técnicos municipales estamos por debajo de los límites de sonido legales, y que en seis meses de parroquia es la primera queja. Que si me podía explicar algo más.

Sólo me ha dicho una cosa: las campanas le molestan porque es un sonido que sale de la iglesia, y que a él lo que sale de la iglesia le molesta, que por eso me pide que dejen de sonar.

Pues le he tenido que explicar algunas cosas. Por ejemplo, que vivimos en un país libre, y que las actividades en público están reguladas. Y que respetarnos todos supone que unas cosas nos gustan más y otras menos, pero que la convivencia es así.

Le he preguntado si le molestan otros ruidos de la calle. Rotundamente no. No le molestan los autobuses ni los coches, ni las sirenas, ni siquiera las obras. No le causan el más mínimo desasosiego los megáfonos, ni los coches anunciando eventos del tipo que sea. Ni la música alta de coches o vecinos. Le pregunté incluso ¿te molestaría el canto de un muecín desde el minarete de su mezquita? Tampoco. Las campanas sí, porque es un sonido de la iglesia. Sólo por eso.

Le agradezco la claridad. No soporta nada que salga de la iglesia. Así que por favor, que se callen las campanas.

Pues se siente. Pero a unos las campanas les gustan y a otros no. A unos el Madrid y a otros el Barça. Los hay que chirrían ante un megáfono del PP y se emocionan ante un mitin de CC.OO. Esto es convivir.

Pero hay mucho fondo en lo de este chaval. La iglesia molesta. Por tanto que se calle, que se recluya en las sacristías, que no salga de los templos, que su voz no aparezca en público, que se desvanezca su presencia en los medios.

Ayer leía en la prensa esa chusca iniciativa de montar un “Speakers’Corner” en la plaza de Callao de Madrid para que la gente, como en una ensoñación del Hyde Park londinense, diga lo que quiera ante los demás. Viva la libertad de expresión. Pero las campanas no, que es sonido de iglesia, y lo de la iglesia me molesta.

(Estoy seguro de que no faltará quien diga que basta que una sola persona se sienta molesta para que se callen las campanas).

Esta entrada fue publicada en Cosas de la vida. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Que se callen las campanas

  1. Embruxo dijo:

    ole sus huevosque le tintinean al andar!!!!lo cierto es que podría liarse a pedrás con el campanarioy ha tenido el cuajo de ir a pedirtelo, eso se lo alabopor lo demás ¡no salgo de mi asombro!besos

  2. Ana dijo:

    Pues muy bien dicho. Lo que no me explico es como ha tenido cara para ir a pedirtelo.Es lo que hay. Gracias siempre`por tus entradasAna

  3. Myrian dijo:

    Pues que se aguante, a mi el toque de campanas de da mucha alegría, me suenan a música celestial, suenan a Iglesia. Me encanta escucharlas. Y tampoco me molestan cuando tocan por difuntos y eso que es un toque más triste. Asi que al que no le guste que se tape los oídos que tampoco a mi me gustan otras cosas y no digo nada. ¡Que nunca dejen de sonar las campanas de la Iglesia, dan vida!!

  4. Myrian dijo:

    ¿En que quedó lo del gato?

  5. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge, Tu lo has dicho:” Vivimos en un país libre”, Lo que no se te ocurrió decirle es que hay unos tapones para ponerse en el pabellón auditivo y evitar sonidos molestos. Si le molestan, que no las escuche….¡¡Y tan amigos!!Un abrazohttp://corrientita.iespana.es/

  6. Ana Mari. dijo:

    Hola Jorge, yo vivo en un pueblo y me encanta oir las campañadas, mucha gente de Barcelona se ha venido a vivir aqui porque se vive mas tranquilo, pues bien, una señora se compro un piso al lado de la iglesia y la ha denunciado porque le molesta las campanadas y digo yo? que yo sepa la iglesia ya estaba ahi cuando esa señora se compro el piso, pues eso que nos volvemos muy señoritingos. Besos.

  7. En el camino hacia Dios. dijo:

    "¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros!, porque de la misma manera trataban sus padres a los falsos profetas". Que vengan a protestar porque les molesta lo que sale de la Iglesia es la mejor señal de estar en el camino de Dios.Saludos

  8. PAQUITA dijo:

    A mi tambien me encantan oir las campanas de las iglesias de mi pueblo.¡¡Para eso cuando repican….!!Un saludoPaquita

  9. Mahabbat dijo:

    Manda carallo, como decimos en mi tierra… Yo tengo una tía carmelita descalza. El convento de las Carmelitas de Santiago está en una zona preciosa, muy tranquila. Bueno, hay una calle con tráfico, pero no demasiado. Y una vecina presentó una denuncia porque le molestaba el campanario del convento (por cierto, se desestimó la denuncia). Y yo me pregunto… ¿no sabe la suerte que tiene al ser ese el sonido que la acompaña cada día? Yo vivo en una carretera general, y daría lo que fuese por oír el tañido de las campanas, en lugar de ambulancias, camiones y tráfico continuo.Tengo amigos ateos perdidos que están de acuerdo conmigo… puedes ser creyente o no… pero el sonido de una campana es maravilloso. Así que nada, si a ese joven le molestan las campanas porque vienen de la iglesia… otros tendrán que soportar su cara, y nadie le pide que se la quite, ¿verdad? Pues arreando, que es gerundio.

  10. Pablo dijo:

    El argumento del chaval es desde luego para nota.Ahora las campanas se suelen oír por altavoces en los templos modernos. Recuerdo que en mi barrio me despertaban las campanas de la iglesia. Me gustaba oírlas, sentía alegría al escuchar aquel repiqueteo. Para mí, siempre han sido un anuncio de liberación.Un abrazoPablo

  11. Maria luisa dijo:

    Me parecen muy buenas todas las respuestas que han dado los comentaristas,pero comparto absolutamente con la de BlancaSi no quiere este joven escuchar la voz de la Iglesia representada en este caso por el repiquetear de las campanas ¡Que se ponga tapones en el pabellón auditivo!!!!Saludos:María Luisa

  12. Javier dijo:

    Padre,verá Usted, es que ir a la Mezquita a pedir que se calle el muecín, conlleva riesgos mayores. Al menos al hacerle el pedido, este muchacho tenía la certeza de que Usted no sacaría un Kalashnikov.Slds.,Javier

  13. Betsi dijo:

    HISTORIA DE LAS CAMPANAS, por Pascual CALVETE HERNÁNDEZhttp://www.scribd.com/doc/7163705/Historia-de-Las-CampanasFragmentos:Durante los años 604 a 606 se mandó que en todas las iglesias católicas, se colocaran campanas que tocasen en los Divinos Oficios, misas solemnes y festividades. Las campanas simbolizan a los Prelados, predicadores y confesores, y así como ellos llaman a los fieles para que vayan a escuchar la Palabra Divina; a rezar y pedir a Dios, por el cumplimiento de todas las obligaciones del buen cristiano, los Predicadores y confesores con su ejemplo y persuasión, han de atraer a los fieles.Las voces de las campanas, fomentan las relaciones espirituales y nos ayudan sobrenaturalmente recordándonos aquella festividad que se conmemora o aquella función religiosa que va a celebrarse; excitan en nosotros sentimiento de tristeza, si doblan a muertos, o nos dan alegría, si sus repiques recuerdan alguna efemérides célebre o algún acontecimiento que no debe pasar desapercibido, o incluso, nos dan a veces la señal de alarma, por algún peligro que se cierne sobre nosotros.El gran literato Luis Veuillot nos dice que la voz de las campanas es voz dulcísima de oración, que recorre campos, trepa las montañas, se cierne sobre los valles, atraviesa los tupidos bosques, y domina, sobre todo, el ruido humano.Las campanas son voz de esperanza, voz de consuelo, voz de amor."El Señor les bendiga y les guarde… les muestre su rostro y les dé la paz"Betsi. 

  14. . dijo:

    Venga, Jorge, tú has visto que el pobre no dá pá más, mejor que la tome con las campanas y no con la gente, que lo hará, el que no esta bien, eso, no esta en bien y necesita tratamiento.

Los comentarios están cerrados.