Cristianos formados, no-formados y deformados

Hay cristianos formados, no – formados y también deformados.

Los hay que tuvieron suerte de dar con unos formadores –párroco, profesores en el colegio, catequistas, religiosos- de confianza que les enseñaron a amar a Cristo en la iglesia católica, les ofrecieron enseñanza cierta, buenas lecturas, libros de garantía. Cristianos que han alimentado su fe con lecturas de los padres de la iglesia, los grandes místicos, documentos conciliares, catecismo de la iglesia católica, enseñanzas del magisterio. Que saben de orar en silencio tiempo ante el sagrario, de celebrar los sacramentos, de caridad callada. Felices ellos que han recibido el mejor don.

Los hay no – formados. No pudieron asistir apenas a catequesis, no han leído nada, y siguen con su fe inocente de la primera comunión. Una fe del carbonero, y si acaso.

Los hay deformados. También unos poquitos. Porque igual que ha habido gente con suerte, otros no la tuvieron. Y en lugar de alimentar su fe con libros buenos, han leído y bebido de los sitios más raros. En lugar de enseñanza cierta, subjetividades: yo es que creo. En vez de libros de garantía, experimentos. Nada de padres de la iglesia, grandes místicos o catecismos. Libritos de nada con sifón, autorrealización, crecimiento íntimo y una religiosidad tan light como inútil. No sólo eso. Más aún: con un fomentar el desprecio por todo lo que sea el magisterio. Les dijeron que es igual orar que no, porque toda la vida es oración. Despreciaron los sacramentos con la sólida argumentación de que la gente va a misa para lucirse y de que confesarse no vale porque ya se confiesan con Dios. Quitaron de su vida palabras como pecado, perdón, redención, reconciliación, gracia, para dejar tan sólo un compartir tan aparentemente lleno como realmente vacío. Y al final su iglesia –la suya- es algo así como una ong con unos brochazos de evangelio manipulado para que diga justo lo que queremos oír.

Un servidor se ha encontrado con mucha gente así. Recuerdo un grupo de adultos que me pidió reflexionar sobre el sentido del sacramento de la reconciliación. Acudí a la siguiente reunión con la Biblia, el catecismo y el ritual de la penitencia, que por cierto, tiene unas introducciones excelentes. Pues me dijeron que así no. Que ya se sabe lo que dicen esos documentos.  A cambio trajeron dos reflexiones de dos teólogos apartados de su cátedra de teología por la iglesia. Evidentemente les dije que si queríamos ser serios, había que empezar por conocer la doctrina de la iglesia, que luego vendrían las reflexiones. Y que es la doctrina la que tiene que enseñarnos a discernir si lo que dice Fulanito es interesante o una patochada, y no al revés. La respuesta fue: si  para ti la formación debe tener como base el catecismo no nos interesa. Nosotros queremos otras cosas porque nos consideramos gente formada. Pues se siente. Servidor no va a ofrecer cosas que no concuerden con la doctrina de la iglesia.

PD. A punto de comenzar el adviento y preparando mil cosas para celebrar el primer aniversario de la dedicación del templo parroquial. Ando que no puedo más. Así que me tomo un descansillo de blog durante unos días. Disculpad que no escriba y que no me pase por otros blogs. Pero de cuando en cuando hay que tomarse un respiro, y más ahora cuando se me vienen tantas cosas encima.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Formación. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Cristianos formados, no-formados y deformados

  1. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge:
    Lo que dice hoy tu entrada es interesante…. Todo lo que sean atajos en el camino de la fe, intentando pasar de lo que el Magisterio de la Iglesia nos dice….¡¡ Cuidadín…!! Que se puede estar en terrenos no fiables…
    Cuídate y aprovecha este descanso de Blog para reponer fuerzas.
    Un abrazo
    http://corrientita.99k.org/

  2. carmela1 dijo:

    Buenos días Jorge:
    Muchas gracias por tu comentario como siempre lleno de sabiduría,
    pues yo no sé si soy deformada o lo que soy….quizás no tuve una buena enseñanza,
    o la vida con sus golpes me hizo, dura he incrédula, pero si creo en las personas y también
    creo como no en que hay curas buenos (a la vista está).
    Jorge descansa pero no te olvides de los que te leemos, yo siempre aprendo
    algo contigo.
    UN abrazo

  3. Ana dijo:

    Descansa y disfruta con tus quehaceres y enhorabuena por el primer aniversario de tu parroquia.
    Hasta que vuelvas.
    Chao
    Ana

  4. lourdes dijo:

    Hola Jorge, mil gracias por tu reflexion, gracias a Dios he tenido la fortuna de rodearme en estos ultimos 10 años de mi vida de personas bien formadas, de un sacerdote que quiero mucho y que me ha ayudado en todo mi proceso y ahora leyendo tus reflexiones osea que Diosito nos da las herramientas para irnos superando dia a dia somos nosotros los que decidimos si escogemos herramientas fuertes y buenas o herramientas debiles y malas, muchas gracias Jorge por tu ayuda y que ese descanso que te tomaras te renueve y nos compartas cada vez ideas mas claras y positivas para la vida diaria de nosotros que Dios te bendiga.

  5. Carmen Hidalgo dijo:

    Hola, Jorge, ¡qué bueno que decidiste tomar un descanso, éste siempre es indispensable y ustedes lo hacen muy poco! Tu entrada me hizo reflexionar sobre la importancia de elegir el tipo de lecturas utilizadas para complementar nuestra formación católica, realmente hay tanta literatura que cualquiera que no tenga una sólida formación puede confundirse. Lo peor de todo es que todas tienen afirmaciones tan categóricas que si no tienes claro tus ideas puedes terminar confundiendo la gimnasia con la magnesia. Hay un libro que compré en Ágreda inspirado por la Virgen que relata el papel de San José en la vida de María y Jesús, de todas sus vivencias en la huida a Egipto y otros aspectos importantes de los cuales no se habla en la Biblia; es parte del compendio de la “Mística Ciudad de Dios”, me gustaría conocer tu opinión sobre este libro. Feliz descanso.

  6. pmartimor dijo:

    En mi parroquia, las y los catequistas son personas corrientitas, amas de casa, maestras, un fontanero, un joven del Junior… eso sí, han recibido una formación para impartir la catequesis. Yo creo que más que grandes teólogos, necesitamos personas con sentido común (capacidad natural de juzgar los acontecimientos de una forma razonable) y sobre todo fe en la Divina Providencia: “Yo pondré en vuestra boca las palabras necesarias”…

  7. Myrian dijo:

    La verdad es que a veces queremos presumir de saber tanto como el que más, lógicamente no es así, por lo menos yo siempre estoy aprendiendo. No creo que yo sepa tanto sin haber estudiado, como un cura que ha hecho muchos años de Teología y demás. Vosotros sois los que estáis capacitados para enseñar, para eso lo habéis estudiado tantos años. Y el problema es que queremos hacer de la religión algo a nuestra medida y antojo y eso no es así. Hay lo que hay, o se toma o se deja. Gracias Jorge por esta buena reflexión y me alegro que te tomes un descansillo que buena falta te hará. Aquí te esperaremos cuando desees y puedas. No te agobies. Un abrazo.

  8. paquitar dijo:

    Hola Jorge. Espero que este año de 2011 que esperamos, nos envíes tambien, a traves de internet la litugia del oficio de la Iglesia. ¿Es asi como se llama? Creo entenderás que es lo que te pido. Un abrazo.. Estoy intentando pasarme al nuevo blog. He conseguido algo, pero todavía no lo domino. Espero llegar algún día a ello. Un abrazo.
    Paquita

  9. meriluis dijo:

    Muy bien categorizadas las distintas realidades de formación cristiana.Lo has hecho con la maestría de los que saben donde está la verdad y cuáles son las diferencias entre unos y otros.Se trata en concreto, cuando aparecen grupos como los que mencionas, de interrogar la Sagrada Escritura y la Tradión y el Catecismo de la Iglesia con preguntas nuevas, con el cuidado de no querer adaptar los antiguos textos a nuestros esquemas mentales, sino de someternos a la “mentalidad de Dios”, modificando si fuera necesario nuestra propia valoración.Sólo así Dios nos hablará a través de los signos de los tiempos y nuestra Fe se alimentará con Su Palabra . Descansa lo suficiente , para volver renovado. Un fuerte abrazo:María Luisa

  10. Myrian dijo:

    Que disfrutes un poco de ese merecido descanso Jorge. un abrazo

  11. Betsi dijo:

    Bendiciones Jorge !!

    Una auténtica formación cristiana llena de alegría y esperanza el corazón y mueve al creyente a anunciar a Cristo de manera constante en su vida y en su ambiente.
    La familia está llamada a introducir a los hijos en el camino de la iniciaciòn cristiana. La familia, pequeña Iglesia, debe ser, junto con la Parroquia, el primer lugar para la iniciación cristiana de los niños.
    Jorge, gracias por la sana enseñanza que, sobre la fe y el amor, nos ofreces a puertas abiertas en tu blog.

    “Ten como norma, la sana enseñanza que has oído sobre la fe y el amor según Cristo Jesús” (2 Timoteo 1:13)

    Dios los bendiga a todos !!
    Betsi.

  12. embruxo dijo:

    Respire usted, RESPIRE JONDO!!!!
    besos

Los comentarios están cerrados.