Me parece gravísimo el boicot a Rouco

La noticia escueta viene a ser aproximadamente esta: que el cardenal de Madrid iba a dar una conferencia en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid, y que ha tenido que suspenderse antes las presiones de los famosos grupos antisistema y la incapacidad de la Delegación de Gobierno y de la propia universidad de garantizar su seguridad.

Me parece un hecho gravísimo, ante el que deseo hacer algunas consideraciones:

1.       Empiezo porque me parece que no tenemos ni idea de lo que es una universidad, ni sus orígenes, ni sus funciones. Habría que recordar aquí quién está en el origen de las primeras universidades, que no es otra institución más que la iglesia. Es decir, que aunque sólo fuera por reconocimiento histórico, la universidad debería ser más respetuosa con la iglesia.

2.       Una universidad es lugar de estudio, aprendizaje, investigación, diálogo, escucha, debate. Y en este modo de proceder no parece razonable excluir de la misma el debate religioso, más aún cuando es el debate clave de la existencia humana, de la historia, de la antropología. El hombre es un ser religioso “por naturaleza”, por más que pueda molestar este hecho.

3.       Resulta preocupante que la Universidad Autónoma de Madrid, que ha querido ser siempre universidad abierta a todos sin exclusiones por razón de ideología o pensamiento, que incluso concedió en su día el doctorado honoris causa a Santiago Carrillo sin que aún sepamos nada de su aportación positiva al mundo de la cultura o de la sociedad de su época, ahora sea una universidad incapaz de garantizar una simple conferencia, eso sí, de un personaje como Don Antonio María Rouco Varela, cardenal de la iglesia católica, a la que afirman pertenecer más del 73 % de los españoles, y que además es doctor en derecho canónico por la universidad de Munich, doctor honoris causa por otras cuatro universidades, Académico Numerario de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas y de la de Doctores, y con una importante producción como investigador. Vamos, un indocumentado.

4.       En este país existe la libertad de expresión regulada naturalmente por las leyes correspondientes. Y se supone que las fuerzas del orden están para garantizar los derechos de los españolitos, que no tenemos por qué estar al albur de cuatro mangantes, que al grito de fuera fascistas de la universidad han decidido que las libertades las regulan ellos a golpe de ladrillo y de rebuzno indocumentado, mientras desde el gobierno a la universidad callan y otorgan. Pues servidor exige a la delegación del gobierno que garantice REALMENTE la libertad.

5.       Me preocupan los ataques cada vez más continuos y fuertes no hacia lo religioso, sino hacia la iglesia católica. Valga como ejemplo lo que algunas cadenas de televisión se atreven a soltar contra la iglesia, o el hecho que recoge la prensa de que en la Universidad de Barcelona, los alumnos que van a misa a la Facultad de Económicas cuentan con protección policial y seguridad, debido a amenazas de grupos ligados a la Asociación de Estudiantes Progresistas, que quieren eliminar la capilla. Curioso. En la universidad cabe todo, hasta la fiesta de san canuto donde se emporra tranquilamente el personal. Pero una capilla ofende. Y digo ataques contra lo católico y no contra lo religioso, porque con el mundo musulmán nadie se atreve a decir una palabra. Y eso que las ideas del islam sobre la mujer, la sociedad, el respeto o los gays no son precisamente progresistas. Pero si uno dice una palabra en un programa de televisión contra el islam te dinamitan la emisora. Y si haces una pintada en la mezquita directamente te cortan el cuello.

6.       Me preocupa, finalmente, que cosas así puedan desembocar un día en violencia no deseada. Imaginemos que ante esos grupos antisistema que han conseguido boicotear la conferencia del cardenal Rouco aparecen otros que sí la desean y que deciden, en el mismo uso de su libertad de expresión, mostrar su postura con el contundente argumento de un bate de beisbol en las manos al grito de rojos fuera de la universidad. Mejor no imaginamos.

Pero lo cierto es que cosas sí son las que caldean ambientes y cabrean al personal. Y el personal cabreado no es cosa fácilmente controlable. Y a un servidor esto de hoy le ha preocupado y mucho.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vivir en cristiano. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Me parece gravísimo el boicot a Rouco

  1. carmela1 dijo:

    Pues me parece horrible lo que cuentas!! no lo entiendo, vivimos en un país democrático Jorge, y bajo mi entender, a una universidad, puede ir a dar charlas todoa persona que esté bien documentada y acta para hacerlo sea el señor Rouco, o el mismo Carrillo, así lo veo yo…nunca me cansaré de decirlo y creencias aparte, respeto, respeto y respeto…
    y la señora Esperanza Aguirre no tiene nada que decir al respecto?
    Feliz día Jorge
    P.D. todo se arreglará

  2. Ana dijo:

    Desde que el director de la Autónoma está allí, están ocurriendo estas cosas. Se supone que la universidad, sea cual sea es un lugar abierto donde se dan conferencias de todo tipo, quien quiera va y quien quiera no. Pero es lo de siempre, “yo soy como soy y o me aceptas o no tienes nada que hacer” Se supone que la igualdad y el progresismo es tolerancia y aceptación, pero solo aceptan a unos pocos. A quién ellos quieren, sin importarles que en dicha universidad está compuesta por miles de estudiantes de diferente ideología y condición. Que le vamos a hacer.
    Saludos
    Ana

  3. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge, Es para preocuparse !!!…
    Un abrazo
    http://corrientita.99k.org/

  4. Betsi dijo:

    Ante la cancelación de la conferencia “El Dios desconocido para los españoles del siglo XXI” que el cardenal Antonio Mª Rouco Varela iba a pronunciar hoy en la Facultad de Económicas de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el Observatorio Antidifamación Religiosa desea manifestar lo siguiente:

    1. la Delegación del Gobierno en Madrid (…) aún no han aclarado los pormenores de su negativa a proporcionar la seguridad total del cardenal Rouco Varela.
    2. Denunciamos (…) «una laicidad, un anticlericalismo, un secularismo fuerte y agresivo como se vio en la década de los años 30»,
    3. Lamentamos que en España no quede garantizada suficientemente la libertad religiosa, lo que denunciaremos ante las instancias nacionales e internacionales que sean pertinentes.
    4. Manifestamos nuestra perplejidad ante un Gobierno que afirma defender los Derechos Humanos no se tome en serio al defensa de esta libertad religiosa

    link: http://www.oadir.org/index.php?option=com_content&task=view&id=376&Itemid=1

  5. Myrian dijo:

    Es realmente preocupante este hecho, yo siempre digo que en la iglesia no somos menos que en tiempos pasados como algunos medios pretenden dar a entender, pero no somos respetados y el gobierno no hace nada por que así sea. Tal parece que ser creyente sea cosa ya extinguida y en nosotros está demostrar lo contrario, hablar dando la cara y en voz alta. Somos muchos y no debemos dejarnos aniquilar. exigir el mismo respeto que damos a los demás. En Gijón hace poco se le dedicaba una calle a D.Santiago Carrillo ¿que habrá hecho bueno …? en cambio se quita todo lo referente a Franco que también forma parte de la historia reciente y no fué peor que este señor..Y que decir de los crucifijos? Por mi que se vaya este presidente “democrático”no me gusta nada. Está claro que se hace campaña en contra todo lo religioso y ahí debemos actuar. Saludos.

  6. Borja dijo:

    Creo que una vez dijo Jesucristo que seríamos atacados contínuamente por nuestra religión y también dijo que si eramos golpeados en una mejilla, no nos hundiéramos, sino que pusieramos la otra.
    Yo estudio en la facultad de económicas de la UAM y puedo asegurar que no había ni media docena de idiotas intentando boicotear el acto, claro que, a lo mejor, nadie se fijó en los que íbamos a asistir a la charla, quizá porque no hacíamos tanto ruido (aunque sí teníamos algún arma, hablando por mí, bastante silenciosa y muy manejable).
    Es una muestra increíble de la grandeza del ser humano el no amilanarse ante elementos hostiles y si te tiran un huevo o un condón a la cabeza, demostrarás durante la conferancia que no pudieron doblegarte.
    Jesús cuando iba a ir al huerto de los olivos no dijo “no voy porque no se puede garantizar mi seguridad”, predicó con el ejemplo…

Los comentarios están cerrados.