La Inmaculada Concepción: Sevilla amotinada

 

No fue especialmente complicado llegar a la definición del dogma de la Inmaculada Concepción de María. La creencia del pueblo de Dios era más que evidente. El Ave María Purísima que se encontraba por doquier no podía ser más claro.

En la iglesia oriental fue algo aceptado sin más desde los primeros siglos de la iglesia. Los testimonios de los padres son evidentes. En occidente se produjeron algunas controversias.

Las escuelas teológicas, perfectamente concordes en la grandeza de la Virgen, mantenían sin embargo sus diferencias de matiz. Y hasta en verso.

En el siglo XVII, en Sevilla, hubo gran controversia. Los franciscanos y los jesuitas, firmes defensores de la Inmaculada Concepción. Los dominicos, desde su convento “Regina Angelorum”, completamente contrarios. Tanto que hasta en una predicación el prior se atrevió a decir públicamente que María había sido concebida con el pecado original como cada uno de los que estaban presentes. Y se lió. La gente se amotinó, se echó a la calle y respondió al prior con multitud de procesiones y fiestas marianas en las que se cantaba de forma especial esta coplilla:

“Aunque no quiera Molina,
ni los frailes de Regina,
ni su padre provincial…
Todo el mundo en general
diga que sois concebida
sin pecado original”

España fue, a pesar de estos matices, la gran defensora de la Inmaculada Concepción.

El papa Pio IX, el el día 8 de diciembre de 1854, rodeado de la solemne corona de 92 Obispos, 54 Arzobispos, 43 Cardenales y de una multitud ingentísima de pueblo, definía como dogma de fe el gran privilegio de la Virgen:

«La doctrina que enseña que la bienaventurada Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de pecado original en el primer instante de su Concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo, Salvador del género humano, es revelada por Dios, y por lo mismo debe creerse firme y constantemente por todos los fieles».

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Formación. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La Inmaculada Concepción: Sevilla amotinada

  1. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge,
    ¡¡¡¡¡¡Ave Maria Purísima!!!….SIN PECADO CONCEBIDA!!!
    Un abrazo
    http://corrientita.99k.org/

  2. Myrian dijo:

    No conocía esa controversia, solo decir que bendita sea la Inmaculada Concepción , que nos ayude y nos guíe. Hoy a celebrar con alegría su fiesta. Saludos.

  3. Betsi dijo:

    Bendiciones Jorge !!

    Los fieles, movidos sin duda por el Espíritu, percibían perfectamente que Dios no pudo permitir, de ninguna de las maneras, que su Madre estuviera manchada por el pecad en ningún momento de su existir en la tierra, y que, por lo tanto, era inmaculada desde el primer instante de su concepción.

    Todas las fiestas de nuestra Madre, la Virgen María, tienen para los católicos un algo especial. Quizá sea, porque desde niños el amor a la Virgen se nos ha metido en nuestra alma. Es posible que sea también, porque todos tenemos una experiencia, imposible de describir con palabras, de lo grande que es el amor de nuestra madre terrena hacia nosotros, y de ahí, de esa experiencia hayamos partido para aprender, captar y valorar el amor de nuestra Madre del cielo.

    A todos:
    ¿Te consideras hijo de María? ¿La amas? ¿Cuánto amas a María? A María nunca la amarás bastante. No tengas miedo de amarla demasiado, porque cuanto más la ames, más amarás a Jesús.

    Que Dios les bendiga por medio de María !!.
    Betsi.

  4. Ana dijo:

    La Inmaculada Concepción es mi Virgen, a la que acudo y en donde me apoyo. Ella me ilumina y ayuda al igual que su hijo.
    Saludos
    Ana

  5. meriluis dijo:

    María fue concebida sin pecado original, preservada de él y de todo otro pecado,siguiendo los méritos de Jesucristo y en previsión a su respuesta fiel y generosa en Nazaret.El .angel la saluda como la “llena de gracia”, lo que significa ser inmaculada, sin mancha alguna, la que ha sido embriada del amor misericordioso del Padre desde la eternidad. ¡Bendita sea la Virgen María y su Inmaculada concepción!Hoy es un dia para celebrar con gozo , porque de ella,en ella y por ella, Dios nos envió la salvación.¡Aleluya!!!! Abrazos:María luisa

  6. maribelad87 dijo:

    Que importante es dejarse guiar por el Espíritu Santo. El pueblo de Sevilla en aquel momento lo hizo.
    Un abrazo
    Maribel

Los comentarios están cerrados.