Ver, juzgar y… ¿actuar?

Los viejos militantes de acción católica han trabajado siempre con el famoso sistema del “ver, juzgar y actuar”. El ejemplo, el del mismo Jesús, que veía las situaciones, las evaluaba, y actuaba para remediar los problemas o para consolar cuando nada era posible.

El ver, juzgar y actuar no es un método en desuso. Sigue siendo válido, aunque poco empleado. Quizá es que se usa de forma incorrecta, a modo de ver de un servidor.

VER. Tengo la impresión de que miramos poco y de forma muy superficial. Nos conformamos con la primera pincelada de realidad y básicamente desde una sensiblería poco seria. Nuestro ver –mejor sería mirar- es el de ¡ay pobrecitos!

JUZGAR se nos da mejor, sobre todo los comportamientos ajenos. Mala la sociedad, toda, menos yo, que soy de otro planeta. Mala la iglesia, menos yo, siempre santo. Malo el gobierno, sobre todo si no es de mi color político. Malo mi vecino. Mala la empresa. Malo el sistema, mala la universidad. Todos malos menos yo, que o soy bueno, o soy una pieza del sistema privada de su libertad a pesar de que digo que mi libertad es mi tesoro.  Cosas.

Pssss, por favor… ¿alguien ha visto el ACTUAR? Cuando uno ve el problema, y analiza la situación, tiene que acabar inexorablemente adquiriendo un compromiso personal y comunitario. Pues nada de nada. Hablas con la gente. Todos ven los problemas, porque aquí todo el mundo es sensible ante las necesidades ajenas. Todo el mundo sabe lo malos que son la iglesia, la sociedad capitalista, los banqueros, los empresarios, los sindicatos, los curas… Pero cuando llega el momento del ¿qué hacer, qué hago yo? Entonces aparece lo de aquel soneto:

Y luego, incontinente,
caló el chapeo, requirió la espada,
miró al soslayo, fuese, y no hubo nada.

Gente me encuentro así cada día. Cuando ya me han contado todas las miserias de la gente y me han hecho ver lo malísimos que son todos les pregunto: ¿y qué hacemos, qué puedes hacer tú? En la práctica totalidad de los casos: nada. Al llegar el momento de concretar todo son disculpas, como en el pasaje evangélico.

Hay una fuerte crisis económica mundial. En España, datos oficiales, 4.100.000 parados. Muchos de ellos sin subsidio ninguno. Familias enteras en grave necesidad. ¿Qué podemos hacer? Pues se me ocurren cosas. Para empezar, aportaciones económicas. Hace años caritas ya sugería un día del salario al mes para los que no tienen trabajo. No es mucho. Para cualquiera que tenga salario fijo o pensión no parece excesivo ante tanta pobreza, y más si somos sensibles ante el drama de los hermanos en paro. También podemos colaborar en Caritas, que tiene proyectos fantásticos para montar pequeñas empresas y salir al encuentro de los que nada tienen.  Están surgiendo comedores por doquier que necesitan voluntariado. Los SOIES de las parroquias están a tope. Los despachos no dan a basto. Hay mil ONG necesitadas de voluntariado. Y si lo que nos impresiona es el tercer mundo ¿por qué no ofrecerse como voluntario a Manos Unidas, por ejemplo?

Cuando digo esto todo son pegas. De dinero andamos siempre mal, por tanto dar limosna que lo hagan “otros”. Tiempo no tenemos. Curiosamente jubilados me dicen ¡que no tienen tiempo! Comprometerse a una acción concreta no se puede porque a veces nos surgen cosas. Hoy me decía una feligresa: a ver si puedo escaparme un rato y voy al hospital a ver a Fulanita… Y digo yo… ¿escaparse de dónde? Está jubilada y soltera y sin obligaciones… Como no sea escaparse de la peluquería o del bingo…

Yo no sé lo que hace la gente tan solidaria ante los pobres. Sé lo que hacen las parroquias y lo que hace Caritas. En cada parroquia, un despacho abierto de Caritas. En cada arciprestazgo, un SOIE –servicio de orientación e información para el empleo-. Multitud de comedores sociales abiertos por voluntarios.

¿Y tú? ¿Qué haces por los pobres? ¿Te estás privando de algo para dárselo? ¿Dedicas un tiempo, participas en algo? Ni puedo dar dinero ni tengo tiempo, pero que conste que me dan mucha pena. Además lo que vale es una buena sonrisa.

Como decía Manolo Aleixandre a Cassen en “Amanece que no es poco”: “a mí me parece que lo que tenéis es un cuajo…”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Solidaridad. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Ver, juzgar y… ¿actuar?

  1. Ana dijo:

    Pues sí, un cuajo muy grande, sentaditos todos en nuestros sillones lamentándonos de lo mal que está la vida, viendo como afortunadamente si hay gente comprometida y luchadora como los de Cáritas que son los que mas comedores sociales han puesto.
    ¿Cambiará esto alguna vez? Creo que no, los humanos somos así.
    Saludos
    Ana

  2. embruxo dijo:

    me recuerda una canción de Silvio que decía : que fácil es protestar por la bomba que cayó a mil kilómetros del ropero y del refrigerador….
    si, cierto, juzgar se nos da estupendamente bien, y eso que no nos gusta que nos juzguen.

    un abrazo

  3. mjesusandes dijo:

    Pues yo Jorge veo gente comprometida, gente que si se moja…y yo ¿Qué hago, como puedo colaborar en algo ? ¿Me siento en el sillón?me da la risa porque estoy recordando cuando llega el verano y saco mi tumbona al jardín, la coloco debajo de un árbol para cuando me apetezca o pueda….y pasa el verano y que no la estreno!! siempre tengo algo entre manos, vivo en el campo y en el campo siempre hay tarea, cortar la hierba, trabajar la huerta, me encanta el jardín y las malas hierbas no se da abasto a quitarlas..trabajo mis ocho horas a Dios gracias en una empresa y la casa es tarea mía..¿Se puede pensar en conciencia que me sobra demasiado tiempo? a ver cuando me jubile si llegamos allá….bueno a lo que íbamos, yo he estado muy comprometida en la parroquia, creo que sabes porque ahora no lo estoy, entonces ya he dicho que mi poca colaboración está en lo económico en la medida de mis posibilidades y muy poco más, gracias a Dios en la parroquia hay gente de sobra para las tareas que se desarrollan, yo no hago falta.
    El Ver, Juzgar, Actuar, lo trabajé mucho en mis tiempos de catequista y también hoy, es una práctica muy positiva. Si es verdad que casi siempre podemos hacer algo más de lo que hacemos. Y también es verdad la tendencia que tenemos a protestar por todo y no hacer nada por remediar alguna situación, siempre digo que con tener pena del que pasa hambre y no dar un trozo de pan nada solucionamos, lo importante es dar pan, la pena y la sonrisa sin el pan, nada de nada. Nuestro párroco no se cansa de decir lo generosa que es la gente y lo bien que colabora en todo, así como lo escribo Jorge, lo que significa que en este pueblín de Asturias el personal responde bien, si el sacerdote lo dice se supone que así es, nadie mejor que el para atestiguarlo y no deja de repetirlo. Cáritas, el Ropero, Manos Unidas, no hay queja, mucha gente trabajando y muy bien. Aclaro que no quiero hacer como el fariseo y el publicano que yo no soy nada extraordinario, corrientita y nada más, ojalá pudiese decir lo contrario pero no procede, pero de verdad que aquí la gente en general se mueve y colabora, no hay queja, aunque siempre es bueno seguir superándose y no quedarse estancados. Saludos.

  4. Betsi dijo:

    Bendiciones Jorge !!

    En Aparecida (Brasil-2007) en la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe:

    “este documento hace uso del método ver, juzgar y actuar (…) implica contemplar a Dios con los ojos de la fe a través de su Palabra revelada y el contacto vivificante de los Sacramentos, a fin de que, en la vida cotidiana, veamos la realidad que nos circunda a la luz de su providencia, la juzguemos según Jesucristo, Camino, Verdad y Vida, y actuemos desde la Iglesia, Cuerpo Místico de Cristo y Sacramenteo universal de salvación, en la propagación del reino de Dios, que se siembra en esta tierra y que fructifica plenamente en el Cielo”.

    Los obispos aprobaron por unanimidad la realización de una Misión Continental. Se trata de un “despertar misionero” que expresa la voluntad de la Iglesia de ser discípula y misionera de Cristo para transmitir a los demás la alegría de la fe en el actual proceso de cambio que vive la sociedad en general.

    A quien pueda interesar:
    http://www.misiones.catholic.net/misioncontinental/index.htm

    No nos quedemos en el cómodo egoísmo de quien sólo piensa en sí y en sus asuntos.
    Dios los bendiga a todos !!
    Betsi.

  5. marta dijo:

    necesito un ejemplo….algun proble de la vida cotidiana en el cual esten los 3 elementos

  6. marta dijo:

    ola necesito un ejemplo…algun problema de la vida cotidiana qe contenga los 3 elementos VER MIARA Y ACTUAR
    gracias.

Los comentarios están cerrados.