¿Cómo va la parroquia de la Beata María Ana Mogas?

Pues cada cual tendrá su apreciación. Pero hay gente que me pregunta por ella, por sus actividades, por su vida, por su trayectoria. Pues vale. Os cuento cómo vamos, y lo que se va sacando adelante. El criterio para analizar y evaluar las cosas es el mismo que utilizamos en el Consejo Parroquial, mirando las tres grandes líneas de trabajo que nos hagan ser “luz de las gentes”. Explico cada una de ellas y lo que vamos haciendo:

1. Anunciar la Palabra de Dios.
Están acudiendo a catequesis unos cien niños, atendidos por catorce catequistas con los que se mantienen reuniones periódicas de preparación y evaluación. Mantenemos reuniones periódicas con los padres.
Hemos logrado que comiencen los primeros jóvenes. Un buen grupo que se prepara para la confirmación.
Mantenemos unos grupos de adultos, con buena asistencia.
Y tenemos cursos de preparación para los sacramentos: bautismo, matrimonio…
Por supuesto se cuidan las homilías y organizamos charlas de temas concretos de cuando en cuando.
En este mes comenzaremos los trabajos con el Movimiento familiar cristiano, al que hemos ofrecido la parroquia como sede.

2. Celebrar la fe.
Celebramos dos misas cada día. A las 7:30 de la mañana y a las 19:30 h. Por la mañanita acuden entre diez y doce personas, y por la tarde, más de treinta cada día.
Los domingos, cuatro misas. A las 9:30 –poquitos-, 11:30 y 13 h. (prácticamente llena la iglesia, lo que supone pasar de trescientas personas en cada misa) y 19:30 –como media iglesia).
Mantenemos un horario fijo de confesiones a diario y los domingos, y acude bastante gente.
Por supuesto que se celebran bautizos –más de cuarenta el pasado año- y algunas bodas.
Cada día, el rezo del rosario. Los jueves, exposición del Santísimo.
Y un buen grupo de liturgia que edita una hojita litúrgica semanal. Tenemos dos coros para las misas y estamos empezando a dar clases de guitarra a jóvenes para que se incorporen a estos coros

3. Ser comunidad. Atender a los pobres.
Funcionan muy bien los consejos parroquiales. El de pastoral, con reunión mensual. El económico, cada tres meses.
Fomentamos acciones que nos hagan crecer como comunidad: el e-mail semanal del párroco, el rastrillo anual, conferencias culturales, exposiciones, asambleas. Este curso llevamos cuatro conferencias, una exposición de pintura y dos conciertos. Por cierto, el jueves próximo conferencia sobre la basílica abadía de Saint Denis de Paris y su tesoro.
Estamos sacando adelante tres proyectos de atención a los más débiles:

  • El SOIE, que lleva atendidas a más de 110 personas, y colocadas a más de 30
  • Atención a la mujer embarazada en situación de riesgo
  • Centro de mayores, con actividades lúdicas y culturales

Y buscamos el acercamiento a los alejados a través de la revista TRES y las actividades culturales.

Ahora vamos a iniciar actividades para chavalillos y alguna otra cosa. Pero básicamente así va la parroquia.

¿Y yo cómo estoy? Pues pasando un momento muy bonito. Para un sacerdote ver cómo la gente se acerca a Cristo y hace parroquia es lo más gratificante. Noto en la gente ganas de ser comunidad. Lo descubro en los voluntarios, en sus rostros, en su vida.

Ya sé que lo importante no son las cosas que se hacen, sino el espíritu que llevamos dentro. Pero aquí no puedo por menos citar la carta de Santiago: “Así también la fe, si no tiene obras, está realmente muerta. Y al contrario, alguno podrá decir: «¿Tú tienes fe?; pues yo tengo obras. Pruébame tu fe sin obras y yo te probaré por las obras mi fe. Porque así como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.”

Y una última cosa. Os invito a visitar esta dirección: http://www.accesible.famma.org/revista/pages/accesible47.pdf En las páginas 24 y 25 os vais a llevar una sorpresa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida parroquial. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Cómo va la parroquia de la Beata María Ana Mogas?

  1. Ana dijo:

    Pues me alegro muchisimo de verdad, de que tu parroquia funcione. Eso significa que tú y la gente que trabaja en ella lo estáis haciendo muy bien, y eso es muy gratificante. Muchos besos
    Ana

  2. Maria Luisa dijo:

    En las parroquias , la comunidad se reúne para partir el Pan de la Palabra y de la Eucaristía: para perseverar en la catequesis abarcando todos sus niveles ,para vivir la vida sacramental con mucha Fe y para practicar la caridad atendiendo los aspectos más deficitarios y la variedad de necesidades.En la parroquia Beata Maria Ana Mogas, se dan todas estas actividades y muchas otras que no he nombrado .Por eso puedo decir que es una Parroquia que vive bajo el impulso del Espíritu Santo y que está activa, está ¡VIVA! Que Dios te bendiga Jorge por tu entrega, y por el buen uso que haces de tus carismas.
    He abierto el enlace que nos dejaste y me pareció excelente que esos recaudos tomados para bien de la discapacidad, se conozcan, se difundan y se conviertan en agentes multiplicadores. Un fuerte abrazo:María Luisa

  3. Betsi dijo:

    Felicidades y felicitacioens Jorge !!

    La parroquia Beata María Ana Mogas es una comunidad eucarística. La Iglesia es una comunidad universal eucarística. Ella no es simplemente un pueblo. Constituida por muchos pueblos se transforma en un solo pueblo gracias a una sola mesa, que el Señor ha preparado para todos. La Iglesia es por así decirlo, una red de comunidades eucarísticas y permanece siempre unida a través del único cuerpo de Cristo, que todos comulgamos.

    Emociona mucho la gentileza de hacernos partícipes de la gran labor que, en comunidad, están llevando a cabo para vivir como verdaderos cristianos, unidos a Dios dentro de la Iglesia.

    Buenísima la sorpresa 🙂

    La revista destaca en el sumario:
    LLEGAR A DIOS DESDE UNA SILLA DE RUEDAS
    Las Parroquias son templos para, entre otras cosas, practicar la religión católica y acceder a Dios. Lo malo es que muchas de ellas no están adaptadas y su accesibilidad es nula. La que hoy presentamos en nuestro número de Accesible es única: completamente accesible y junto a una estación de Metro con ascensor. Es otra manera de llegar a Dios, incluso desde una silla de ruedas.

    Abrazos,
    Betsi.

Los comentarios están cerrados.