Elecciones 2011

En esas estamos ahora mismo en la parroquia. Cuando llegué, hace ahora algo más de cinco años, pusimos en marcha el consejo pastoral parroquial y un poco como pudimos. Con la gente más implicada en la parroquia y con personas que podían echar una mano para ir sacando adelante tanto el proyecto del centro parroquial como la vida pastoral de la comunidad.

No ha funcionado mal, la verdad sea dicha. Pero ahora que todo se va estabilizando, que se multiplican las actividades, también nos parecía que era el momento de dar estabilidad al propio consejo, y hacer un reglamento mínimo de funcionamiento para que no quede a capricho ni del párroco ni de nadie. Ver cuántos deberían estar en el mismo, qué grupos tendrían que estar representados, cada cuánto reunirnos… esas cosas.

Pues el reglamento se hizo. Y ahora están los distintos grupos en “fase electoral”. El consejo no queremos que tenga más de quince miembros por la cosa de la operatividad. Más gente nos parece que puede ser un batiburrillo.

¿Quiénes formamos parte de este órgano de reflexión y programación de la vida parroquial? Pues lo cuento: los dos sacerdotes, una religiosa que represente a las hermanas que trabajan con nosotros, y otro de cada uno de los siguientes grupos: Caritas, pastoral familiar, liturgia, economía, catequesis de infancia, confirmación, jóvenes, vida ascendente, adultos, rastrillo, misa dominical. Y otros dos de libre designación del párroco, que el párroco no piensa designar.

Esperamos tener constituido el consejo para la primera semana de marzo.

Ahora cada grupo anda decidiendo quién puede estar en su nombre. Sólo les he hecho una sugerencia: que piensen en alguien que al menos pueda acudir a las reuniones.  Porque pasa que al final resulta que la persona designada luego ni puede hacerse presente por sus circunstancias personales.

El consejo me parece fundamental. Porque si no se corre el riesgo de ir tirando a capricho del señor cura párroco, o de Manolito y Manolita, amiguetes del señor cura, y que deciden por todos lo que se hace y lo que se omite. Así es más cosa de todos y en consecuencia más rico en planteamientos, propuestas y decisiones.

Pues ya os contaré. La gente está ilusionada, lo cual quiere decir que vamos por buen camino. Yo también. Por muchas cosas.

Ayer un grupo de adultos todo el día de retiro en los locales de la parroquia. Por la tarde tuvimos película para los chavales, con muy buena asistencia. Las misas, llenas. Y el ambiente se nota muy positivo. El consejo lo que tiene que hacer es canalizar todo esto y convertirlo en propuestas realizables. Seguro que seremos capaces.

 

ANEXO. Del reglamento del consejo pastoral parroquial (los dos primeros títulos)

I. DEFINICIÓN Y NATURALEZA


1. El Consejo Pastoral Parroquial (CPP), es un órgano colegiado, de carácter consultivo, que, representando a toda la Comunidad Parroquial, promueve, potencia y dinamiza las tareas pastorales de la misma.

2. Es un instrumento básico para vivir y ejercer la corresponsabilidad y para lograr la convergencia, complementariedad e integración de todas las fuerzas evangelizadoras de la Parroquia.

3. Corresponde al CPP estudiar todo lo referente al trabajo pastoral, sopesarlo y sacar las conclusiones prácticas con objeto de promover la conformidad de vida y actos del Pueblo de Dios con el Evangelio (Ecclesiae Santae, 1, 16)

4. El CPP se rige por lo establecido en el Derecho Canónico y por este Estatuto o Reglamento que se atiende a sus normas básicas.

II. FINES Y FUNCIONES

5. Su fin principal es la programación, animación, coordinación y revisión de la globalidad de la acción pastoral. Creará y fomentará las actividades pastorales que estime necesarias y convenientes. Estudiará aquellos asuntos que, referidos a la pastoral, pueda encomendarle el nuestro Sr. Cardenal Arzobispo, Vicario, Arcipreste, o que le sean sugeridos por el Párroco.

6. Son funciones propias del CPP:
6.1. Conocer y analizar de modo permanente la realidad del ámbito parroquial y buscar las respuestas pastorales más adecuadas.
6.2. Elaborar cada año, al principio del curso, con la aportación de todos los grupos parroquiales, el plan general de la Parroquia y concretar el calendario, así como las mediaciones para llevarlo a cabo.
6.3. Revisar al final del curso, la acción pastoral realizada y el cumplimiento del plan general de la Parroquia teniendo en cuenta los objetivos pastorales preferentes de la Diócesis, de la Vicaría o del Arciprestazgo.
6.4. Promover, consolidar, fortalecer la Asamblea Parroquial, las Comunidades y los Grupos Apostólicos.
6.5. Coordinar sus actividades respetando su justa autonomía y animar su dimensión evangelizadora.
6.6. Desarrollar planes de formación permanente complementaria.
6.7. Redactar y modificar sus propios Estatutos y Reglamentos.
6.8. Elegir miembros idóneos que representen a la Parroquia en contactos o en acciones interparroquiales o de la Vicaría o de la Archidiócesis.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida parroquial. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Elecciones 2011

  1. Ana dijo:

    Me parece fenomenal todo lo que estáis haciendo, y como tú dices, la organización en todas estas cosas es fundamental, y sobre todo cuando hay tantos grupos con tanta gente .
    Estas formando una verdadera comunidad y se nota tu entusiasmo. Felicidades por ello y que dure.
    Chao
    Ana

  2. Blanca dijo:

    Me alegro lo bien que va la Parroquia. Ya verás como con las nuevas elecciones tendréis un Consejo Pastoral con el que todos vais a estar contentos. Felicidades por tanto trabajo bien hecho.
    Un abrazo

  3. Myrian dijo:

    Solo una cosa Jorge, Ya me gustaría a mi pertenecer a una parroquia como la tuya…un abrazo

  4. Betsi dijo:

    Mucho éxito en las Elecciones 2011 !!

    Jorge, eres un sacerdote-sacerdote al ciento por ciento. Cada palabra y cada acción, que marcan tu desempeño, están imbuidas de tu espíritu sacerdotal y de tu misión de salvar almas. Eres un hombre de Dios y llevas a los hombres a Dios.

    Consejo Pastoral Parroquial DPE
    Aunque el Consejo Pastoral Parroquial, como tal, no se encuentre desarrollado en los Documentos del Vaticano II, se encuentra implícito en LG 30, LG 37, y explícitamente en AA 26. Expresamente trata de ellos la carta “Omnes Chistifideles” de la Congregación del Clero (25-1-73). El Código (c. 536) dice: “Si es oportuno, a juicio del obispo diocesano, oído el consejo presbiteral, se constituirá en cada parroquia un consejo pastoral, que preside el párroco, y en el cual los fieles, junto con aquellos que participan por su oficio en la cura pastoral de la parroquia, presten su colaboración para el fomento de la actividad pastoral”.
    link: http://www.mercaba.org/Pastoral/C/consejo_pastoral_parroquial.htm

    Que el Espíritu Santo guíe a todos y cada uno de los miembros del Consejo Pastoral que resulte electo para el período correspondiente.
    Dios los bendiga a todos !!
    Betsi.

Los comentarios están cerrados.