Providencia. Concretando.

Martes. 19 h. En una reunión de voluntarios de Caritas de la zona, una parroquia nos dice que tienen bastantes familias pasando graves dificultades para llegar a fin de mes. Que vuelven a necesitar comida. Y que ni eso tienen.

Mi respuesta. Mandanos a esas familias. Ahora mismo no tenemos ni voluntarios ni un paquete de arroz, pero ya nos apañaremos. Dios proveerá.

Miércoles 9 de la mañana. Envío un correo a mis feligreses. URGENTE. ¿Alguien puede echar una mano? Necesitamos voluntarios, alimentos, ayudas.

Miércoles. 11 de la mañana. Ya contamos con los cuatro primeros voluntarios. 17 h. Llega el primer paquete con alimentos.

Lunes. 20:00 h. 12 voluntarios trabajando en el proyecto. Los armarios, hace unos días vacíos, hoy tienen este aspecto.

Aparecen comida y donativos por todas partes. La semana que viene comenzamos a recibir familias.

Bendito sea Dios.

 

 

¿Cómo no vamos a sentirnos emocionados?

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Solidaridad, Vida parroquial, Vivir en cristiano. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Providencia. Concretando.

  1. Ana dijo:

    Pues así da gusto, con gente tan comprometida y solidaria.
    Que dure por mucho tiempo, aunque si hay que recaudar comida y ropa, es que hay gente que lo está pasando mal. Pero bueno, mientras se solucione, pues estupendo. Muchos besos y enhorabuena
    Ana

  2. Isaak dijo:

    En fin, teniendo en cuenta que los alimentos no han bajado del cielo, como el maná, creo que lo justo sería bendecir a quienes con su solidaridad y humanidad hacen posible que esos armarios se llenen de recursos para quienes los necesitan. Y a la tecnología, que hace posible la instantánea notificación de la situación de esas familias. Y a quienes inventaron esa tecnología. Y al buen hacer de Ud., Jorge, que sería quien es y como es en cualquier circunstancia.

    Me parece tan injusto agradecer a agentes externos lo que sólo se debe a la bondad, a humanidad de la gente… ellos lo merecen.

    Saludos cordiales. Y que esos armarios y otros muchos se llenen a rebosar.

  3. Blanca dijo:

    ¡Qué bien!!…Ya nos enseñarás como estén los armarios la semana que viene.
    ¡¡Demos gracias a Dios!!
    Un abrazo

  4. pepa dijo:

    No creo que haga falta que baje maná del cielo, para eso están los feligreses cercanos ¿No? La tecnología, no ha surgido por generación espontánea, se debe a algo que llaman inteligencia ¿o no?. Y Jorge es sacerdote. Descansa, Isaak, No sabes lo que Dios te ama.

  5. Myrian dijo:

    Me da mucha alegría que la gente sea tan solidaria, la verdad es que aquí no tenemos esa excelente organización, pero los grupos de voluntarios trabajan mucho y consiguen muchas cosas. Que esos benditos armarios sigan llenos para dar de comer al necesitado que por desgracia cada día hay más. Un abrazo.

  6. Betsi dijo:

    ¡ Bendito sea Dios !

    Señor, en la parroquia de la Beata María Ana Mogas, desean construir un mundo mejor, donde todos se amen como hermanos. Gracias, Señor, por abrir sus corazones a todos los que tienen necesidad de ayuda y comprensión; haz que continúen creciendo en tu amor. Hazlos siempre disponibles hacia los pobres, débiles y marginados. Amén.

    Debemos confiar en Jesús. Él lleva el barco de nuestra vida. Con Él estamos a salvo, con Él nunca perdemos, siempre salimos ganando. Confiando en Él nunca quedamos defraudados. Vale la pena confiar en Él, pues veremos milagros en la medida de nuestra confianza en Él.

    Dios los bendiga a todos !!
    Betsi.

Los comentarios están cerrados.