¿Quién?

Débiles y pecadores. Así somos.

¿Quién nos rescatará de este cuerpo de muerte? ¿Cómo seremos realmente libres? ¿Quién o qué nos ofrecerá la plenitud?

¿La meditación transcendental, la psicología del yo, la búsqueda interior, los cursos de autoayuda, la religiosidad del bricolaje, el relativismo, el rechazo de la norma, su absolutización, el todo vale, el nada sirve, el cada cual sabrá, hoy cristiano, mañana budista, pasado musulmán, al otro teósofo, nada es cierto, yo soy mi maestro, el poder, el ego, un cuerpo danone, el último chisme electrónico, el dinero…?

De la segunda lectura de este domingo: “Por el delito de un solo hombre comenzó el reinado de la muerte, por culpa de uno solo. Cuanto más ahora, por un solo hombre, Jesucristo, vivirán y reinarán todos los que han recibido un derroche de gracia y el don de la justificación.”.

Seguimos empeñados en buscar la plenitud en cualquier sitio. Y así no va.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Celebrar la fe, Vida parroquial, Vivir en cristiano. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a ¿Quién?

  1. Maria Luisa dijo:

    ¿Quién?…No hay más que un absoluto, que es Dios. No hay más poder que el poder del amor, del fracaso aparente y el de la cruz. Jesús venció las tentaciones prefierió hacer las cosas según el plan de Dios y nos señaló el camino para lograrlo . ¡Qué distintos son los caminos de Dios de nuestros caminos! !Qué distinto ese dios que nosotros nos formamos a nuestra medida, según nuestros caprichos, siempre a nuestro servicio, incapaz de llenar nuestras vidas de alegría y disponibilidad, Y así cómo tú dices Jorge, “ESTO NO VA….” Saludos y Feliz Domingo: M.Luisa

  2. Blanca dijo:

    Gracias por hacernos volver sobre los textos de las Lecturas de hoy…..Un solo hombre: Cristo, nos liberó…..Solo El llena el vacío que buscamos muchas llenarlo con becerros d oro…
    Un abrazo

  3. Bonita reflexión para empezar la cuaresma en su primer domingo.
    Gracias un abrazo

  4. maribelad87 dijo:

    Pido a Dios que nos ayude a encontrar el Camino, la Verdad y la Vida: Cristo el Señor. Si no elegimos bien nunca saldremos de la oscuridad.
    Un abrazo.
    Maribel

  5. Myrian dijo:

    El. Solo El nos da la fortaleza necesaria en determinados momentos de nuestra vida y solo El es capaz de mantener viva la ilusión y la esperanza futura, sin ninguna duda. Sin El nada tendría sentido. Saludos.

  6. Betsi dijo:

    ¿Quién?

    Jesús no fue un hombre común y corriente como tú y como yo. El, a la vez que era hombre, era también Dios y con su vida nos ha enseñado a conocer a un Dios bueno, cariñoso y bondadoso, amigo y cercano a los hombres, sus hijos. El nos enseñó con su vida la más grande y hermosa verdad que jamás el mundo entero pudo conocer: DIOS ES AMOR.

    Gandhi dijo una vez: “Yo digo a los hindúes que su vida será imperfecta, si no estudian respetuosamente la vida de Jesús”. Pero no basta estudiar su vida, hay que llegar a amarlo con todo el corazón para ser verdaderos cristianos y ser capaces de dar la vida por El, como El la dio por nosotros. Si, como creemos, El era verdaderamente hombre y Dios, podemos creer que el ser hombre es algo mucho más grande de lo que imaginamos y mucho más importante de lo que creemos. Seguir a Jesús no puede ser mera curiosidad, pues en ello está en juego el sentido de nuestra vida y El nos exige respuestas absolutas y sin condiciones. El nos dice: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida” (Jn. 14,6).

    Los que quieren ver en Jesús a un revolucionario social, que levantaba a las masas contra los explotadores o los dominadores romanos, es poco menos que un perfecto ignorante. El centro del mensaje evangélico es el amor y el perdón, incluso a los enemigos. Los que odian o enseñan a odiar están lejos de su camino.

    Jesús es la luz de mundo, la alegría del mundo; sin El, el mundo estaría vacío y sin luz. Nuestra misma vida no tendría sentido, pues si Cristo no hubiera venido a salvamos ¿qué hubiera sido de nosotros? Jesús es el Salvador, nuestro Salvador.

    Que Jesús les bendiga por medio de María.
    Betsi.

  7. Ana dijo:

    Yo siempre encuentro apoyo y cobijo en Dios
    Saludos
    Ana

Los comentarios están cerrados.