¿Qué es eso de la iglesia de base?

Estos qué son, ¿iglesia de base o de altura?

Pues es algo que me vengo preguntando desde hace tiempo. Porque de cuando en cuando aparecen por ahí escritos y reflexiones que saca una autodenominada “iglesia de base” protestando por todo y quejándose de todo. Ahora que llega la Jornada Mundial de la Juventud pues más de lo mismo. Gritos, lamentaciones y rasgamiento de vestiduras. Es como si todos fuéramos por el camino errado excepto un pequeño resto de Israel, investidos de especial pureza de visión y conciencia, constituidos a sí mismos como nuevos profetas del Reino de Dios, que se autoproclaman la iglesia de base y nos hacen el gran regalo de iluminar nuestras mentes pecadoras con sus sesudas y meditadas reflexiones.

Servidor se hace preguntas tratando de esclarecer quiénes son los que pueden tener el honor de pertenecer a tan distinguida casta de iluminati, capaces de ver la precisa voluntad de Dios ahí donde el resto de la iglesia se confunde de parte a parte.

¿La iglesia de base serán los laicos en contraposición a curas y obispos que son la jerarquía? Pues no exactamente. Porque por lo visto hay obispos de base, de altura, de tangente, cotangente, apotema, bisectriz e hipotenusa. Y hay curas y curas. De base y algunos incluso de suburbano. Otros de altura, supra altura y maxi altura. Cosas.

¿Serán los más pobres? Pues tampoco, porque en la denominada iglesia de base hay catedráticos de universidad, escritores de libros muy vendidos, frailes y monjas que residen en magníficos conventos, curas que ejercieron profesiones civiles con emolumentos muy abundantes y muy civiles, laicos residiendo en muy buenos pisos. Y al revés. Hay curas y laicos viviendo muy humildemente y que sin embargo no son considerados dignos de tal prebenda. Es decir, que tanto en la iglesia de base como en la que debe ser de altura hay gente pobre y rica. Luego no debe depender de cuestiones monetarias.

¿Serán los que más trabajan con los pobres? Pues tampoco. Porque en la autodenominada –insisto- iglesia de base no están ni Manos Unidas ni Caritas. Ni las Hermanas de la Cruz, ni las hijas de Teresa de Calcuta. Ni Joaquín, con un comedor social en la parroquia y mil proyectos de caritas, ni doña María, que ha cedido su casita baja para acoger a dos jóvenes en la JMJ. Y tampoco los que son de esa iglesia de base se pasan el día entero matándose en proyectos con los pobres. Los hay que sí y los hay que no. Como en la iglesia de altura.

¿Entonces? Si no tiene nada que ver el ser cura, religioso o laico, si tampoco es cuestión de ser rico o pobre, trabajar con los humildes o no… ¿De qué depende?

Es decir. Juan y Manolo son dos curas párrocos en la misma ciudad. Los dos celebran sus misas. Los dos viven en sus respectivas casas parroquiales y cobran el mismo salario. Los dos están sacando adelante sus proyectos en Caritas dejándose el pellejo. Los dos en parecidas parroquias de barrio. Sin embargo Juan es de base y Manolo de altura.

¿Cuál es la diferencia? Quizá Manolo vista de negro, y ya se sabe que un cura con camisa negra y tirilla, por ese simple hecho, es alguien profundamente antievangélico. Quizá incluso Manolo esté volcado en la JMJ y coordinando esfuerzos en la zona. Juan no quiere saber nada de la JMJ y mantiene un discurso que consiste en que todo se hace mal: el papa, los obispos, el vicario de la zona… todo mal, todos equivocados. Juan es la base. El profeta.

Creo que en esa supuesta iglesia de base el nexo de unión es claro: somos los iluminados, los fieles al evangelio, los puros, los auténticos intérpretes de ese espíritu del Vaticano II que se quieren cargar.

No falla. Acude a cualquier grupo que se autodenomine iglesia de base, cristianos de base. Di simplemente que todo lo que hace la jerarquía no vale, que se quieren cargar el Vaticano II y que hay que estar con los pobres. A partir de ese instante es igual que seas rico o pobre, que trabajes con los pobres o que seas el ser más vago del universo, incluso no importa que seas católico, budista, agnóstico o ateo militante. Serás iglesia de base.

Que no sirve de nada, pero entretiene.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Celebrar la fe, Vivir en cristiano. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ¿Qué es eso de la iglesia de base?

  1. elisa lafuente dijo:

    Me encantó! Al fin alguien expresa la VERDAD!
    Cómo nos olvidamos de lo que pretendemos decir y hacer! cristianos, seguidores de Cristo? Eso, así nos titulamos, pero en la realidad, que lejos estamos???
    Recuerdo mal? oo Jesús dijo “YO SOY LA VERDAD Y LA VIDA…”y? TAN DESMEMORIADOS ESTAMOS?.
    Primero quiero resaltar el tremendo sacrificio de nuestros santos sacerdotes, y (lo digo sin adular, sino porque pruebas me sobran, y no es el momento de ennumerarlas) su PROFESION, SI EN MAYÚSCULAS!!!
    Soy médica y especialista jerarquizada, y lo digo no por vanidad sino porque st Teresa me enseño a decir la verdad, pero a lo que voy es que a todos les digo y sobretodo a todos mis pacientes, que la profesión que no se toma vacaciones, que no dice estuve de guardia sin dormir, me tocó una cirugía dificil, tuve un caso complicado ( y solo comento de lo que vivo y se), etc. Cada uno se hará cargo de su profesión y sus quejas..
    Bueno retomo, la única profesión que no toma vacaciones, que a la flia y amigos no les dice hoy no! estoy cansado, no dormí bien, luego, luego….;que cuando va al banco o hacer algún trámite no dice: “estamos en la cola, ahora no, veme después ..” bueno que hasta alteran su descanso humano, que le exigimos que siempre tiene que estar dispuesto, (siempre la Iglesia abierta), que en su estudio toda la vida, Y SI! LO COMPROBAMOS DEDICACION EXCLUSIVA! es la del sacerdocio. Recuerdan? siempre que queremos decir qué trabajo exigente, altruísta, agotador….recuerdan que palabra utilizamos? SACERDOCIO, decimos es un sacerdocio….
    Bueno, en todo debemos respetar la autoridad, sobretodo los que pertenecemos a la Iglesia y ver agradeciendo el sacerdocio de nuestros SACERDOTES, BASTA, basta de criticar a los que hacen y empecemos a hacer. Perdón pero tenía que expresarme. y Defiendo lo que JESÚS DEFENDERIA, A LOS QUE EL DEJO PARA CONDUCIRNOS SANTOS SACERDOTES QUE NOS ENSEÑAN COMO UD.! PAZ Y BIEN.

  2. Ana dijo:

    Pues eso, tú lo has dicho todo.
    En mi parroquia hubo hace dos años un párroco muy jóven, de 30 años, muy amable, cariñosísimo y comprometido con Cáritas y con cualquiera que tuviera un problema. El vestía con su traje gris y su alzacuellos, y una vez hablando con él, en las charlas de la preparación a las comuniones, nos dijo que aún se sorprendía cuando a la gente le extrañaba que vistiera así.
    ¿Pues no soy cura? decía, ¿Porque no puedo vestir así? ¿tan raro es?
    Pues eso, lo que he dicho antes.
    Saludos
    Ana

  3. Blanca dijo:

    Buscando en Google os copio entre otras muchas cosas, poque hay muchas páginas pero quiero resumir;”Lista de ideas que nos caracteriza como Iglesia de Base y que nos diferencia de la Iglesia Jerárquica es el siguiente sin pretender ser exhaustiva:
    El respeto a los Derechos Humanos; Las victimas de la sociedad, son el lugar donde se manifiesta Dios y por tanto su lugar de culto. La igualdad esencial de hombre y mujer e igual capacidad para desempeñar cargos. El celibato opcional. La democratización de la Iglesia”….
    Se denominan así los sacerdotes y seglares que no obedecen a Roma y buscan vivir de otra manera criticando todo lo que venga de la jerarquia…

    Un abrazo

  4. Ignatius dijo:

    Me parece que te has quedado en la superficie. Casi en un puro “nominalismo”. Hubiera sido mejor entrar en sustancia y ver qué dice el manifiesto de esa gente que se autodenomina “Iglesia de base de Madrid”. A mi tampoco me gusta especialmente la expresión “Iglesia de base”. Sin embargo, en ese documento donde critican la JMJ, usan una expresión que sí me ha gustado mucho: cristianos a la intemperie. Porque en efecto hay cristianos, cristianos viejos, hijos y nietos de católicos, bautizados y confirmados que están quedando “a la intemperie”. Porque la Iglesia los está dejando a la intemperie, llenos de confusión y estupor ante muchas declaraciones y actos de la Jerarquía.
    Seguramente es verdad como dices que son un grupo pequeño. Pero ser muchos no quita ni da razones. Cristo y sus doce apóstoles eran un ínfima minoría frente al resto de los judíos. La última reforma de la ley del aborto fue aprobada por una mayoría – para más señas absoluta- y eso no la convierte en una ley justa.
    Aunque las 147 organizaciones católicas que hay detrás de Redes Cristianas te parezcan pocas, valdría la pena reflexionar sobre lo que dicen y de dónde surge su malestar. Es más somos muchos los “cristianos a la intemperie”, que sin pertenecer a ninguna de esas organizaciones, nos identificamos con algunas de la cosas que defienden. Sería bueno que la Jerarquía, ensoberbecida por creerse en posesión absoluta de la verdad, se planteara qué hacer para evitar que esos católicos terminen abandonando la Iglesia hastiados y ofendidos.

  5. Betsi dijo:

    Los efectos de la Teología de la Liberación en Latinoamérica

    El Cardenal Ratzinger se dio cuenta que el mayor problema de la Teología de la Liberación no eran tanto los errores teológicos, denunciados por el Dicasterio que el presidía con la Instrucción Libertatis Nuntius, que ponían a sus autores en serios problemas con la Iglesia, con la tradición, con su vocación, con el sentido común y si se descuidaban con la salud de su alma (cuántos se han secularizado o se han hecho políticos colgando los hábitos, o incluso guerrilleros…). No, el gran problema era más bien pastoral: La Teología de la Liberación se convirtió en un modo implacable de vaciar iglesias.

    Esta teología no ha conseguido ganarse al estrato social que más le interesaba, es decir, a los pobres. Justo los más pobres huyeron de esa teología, porque no se sintieron atraidos por unas promesas intelectuales que nada les dan, mientras que, por el contrario sentían falta de calor y de consuelo propios de la religión.

    La gente normal, que iba a las iglesias católicas, en muchas ocasiones se tenían que tragar unas arengas de tipo político que, a lo mejor un día vale, pero que como tónica general de sermón, dejaba a los feligreses, como se suele decir, con los pies fríos y la cabeza caliente. “Lucha de clases”, “proletariado”, revolución”, “burguesía”, “pueblo oprimido” etc,, eran términos que acabaron por aburrir a los parroquianos, que querían oír hablar de salvación, perdón, misericordia, santidad, conversión, amor de Dios. Y de todo esto en los ambientes de la teología de la liberación se oía poco.

    “a cuantos de algún modo se sientan atraídos, involucrados y afectados en lo íntimo por ciertos principios engañosos de la teología de la liberación, que se confronten nuevamente con la Instrucción Libertatis Nuntius, acogiendo la luz benigna que la misma ofrece con mano extendida” Benedicto XVI

  6. pepa dijo:

    Espero que los cristianos de base tengan algo sólido en que apoyarse. Si la cuestión es hacer lo que apetezca para “democratizar la Igesia”, estamos listos. Desde luego, yo de base no tengo nada. En la iglesia primitiva, Cristo en directo; luego, los apóstoles. Ahora: Cristo primero, la Iglesia como heredera, esposa e intérprete hasta el final.

Los comentarios están cerrados.