Primeras comuniones. Dos errores.

El primero es el de las ocurrencias múltiples con que los curas pretendemos ser originales en el día de la primera comunión, además de simpáticos, cercanos y chachi guay. En estos días se me acercan familias, catequistas, padres a contarme cómo se han celebrado las primeras comuniones en el cole de sus hijos, en la parroquia de su sobrino, en la del nieto, en la del amigo.

Me sorprende tanta originalidad. Porque en una han estallado globos en la paz, en otra han ofrecido más de diez cosas diferentes, en aquella han dado la comunión los padres a sus hijos, en la de más allá qué bonito quedaba en la paz los niños dando la paz ABSOLUTAMENTE a toda la gente. Niños de comunión que accionan en todas las canciones con la pretensión de que también lo hagan papás, abuelos y demás invitados.

Me llega la gente y me dice: podíamos hacer esto. Lo hacen los padres gudulenses, y en las madres gundisalvas las niñas van con corona de flores y velita encendida. O en la parroquia de san Társilo ponen el altar en medio y todos alrededor, niños y familias.

Pues qué quieren que les diga. No es razón eso de que como en las gundisalvas, pues nosotros igual. No. No es eso. No es criterio eso de que en otras partes lo hacen.

El segundo error, es hacer las cosas con el criterio de que a la gente le gusta. También me lo dicen así: no sabes lo que le gusta a la gente una procesión larga de ofrendas, y dar palmas, y explotar globos, y que los niños canten con expresión corporal de brazos y piernas, y que el sacerdote, para ser más cercano, celebre sólo con alba y estola. Pues tampoco.

El que en otras partes se hagan las cosas de esta manera no es razón. Porque también los hay que celebran las primeras comuniones según el rito tradicional. Nosotros, al tran tran. Lo que nos dice el ritual y lo que nos sugiere el directorio para las misas con niños.

Y menos aún eso de que a la gente le gusta. Decía un amigo sacerdote: “gustar, gustar que dispensemos el sexto mandamiento. Y no estoy por la labor”. Y digo yo: gustar, gustar, el parque de atracciones, los hinchables, las chuches y la nintendo. Pero no vamos a cambiar la misa por ello.

Es un error de los gordos convertir la misa de las primeras comuniones en el circo americano.  Es un error pensar que la gente es boba y que sale emocionada con las palmas y los globos. Es un error pensar que el que viene a misa viene buscando divertimento sin más.

Celebrar bien las primeras comuniones, o las bodas, o las exequias, no es inventar para ser más original que la parroquia de al lado. Es celebrar según nos dice la Iglesia y hacerlo bien: sin improvisar, con todo bien preparado y dispuesto, los niños bien formados para que sepan lo que hacen, las familias en su puesto celebrando lo fundamental, bien preparados con la oración, la confesión, con unos cantos acordes y bien ensayados e interpretados, con una decoración que ayude.

Cuando llega el momento de preparar estas celebraciones, lo primero que hago cada año es releerme el directoria para las misas con niños y recomendar a los catequistas y padres que hagan lo propio. Y a partir de ahí trabajamos. Por cierto, si alguien quiere revisarlo, lo pude encontrar aquí: http://www.mscperu.org/biblioteca/1magisterio/dicasterios/blMisa_ninos_directorio.htm

Nosotros al menos intentamos hacerlo así. Y no es mala la experiencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Formación, Vida parroquial. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Primeras comuniones. Dos errores.

  1. celia dijo:

    No hay que anclarse en el pasado. Renovarse o morir, como se suele decir.

    saludos

  2. Ana Azul dijo:

    Pues yo digo que si alguien es católico como para que su hijo haga la comunión, que se haga la celebración católica como lo que es, y luego si quieren que se pongan a dar saltos y volteretas. Pero es que confundimos todo, queremos agradar desvirtuando las cosas y olvidamos que tomar la comunión es un acto de entrega y renovación y lo demás son zarandajas.
    Y en cuanto a tu comentario , muchas gracias y feliz de que guste lo que escribo.
    Saludos
    Ana

  3. Betsi dijo:

    Bendiciones Jorge !!

    Muy atinada y educativa la publicación. El día de la primera comunión, está dedicado especial y exclusivamente para el niño que recibirá a Jesucristo por primera vez. No debemos perturbar ni interferir tan maravilloso encuentro.

    Beato Juan Pablo II a los niños

    “La Primera Comunión es sin duda alguna un encuentro inolvidable con Jesús, un día que se recuerda siempre como uno de los más hermosos de la vida. (…) Los niños la reciben solemnemente la primera vez -en la Primera Comunión- y se les invita a recibirla después cuantas más veces mejor para seguir en amistad íntima con Jesús”.

    “¡Alabad niños al Señor, alabad el nombre del Señor. Bendito sea el nombre del Señor, ahora y por siempre. De la salida del sol hasta su ocaso, sea loado el nombre del Señor! (cf. Sal 113 112, 1-3)”.

    Que Dios les bendiga por medio de María !!
    Betsi.

  4. Blanca dijo:

    Saludos Jorge: He leído tu entrada y estoy de acuerdo contigo. El año pasado fui a una Misa de 12 a una parroquia que llevan unos frailes, ya he comentado más veces de ahí y a la 1 eran las Comuniones. Pude ver como lo tenía preparado. Parecía más una verbena que una Primera Comunión lo que iba a haber: Globos, banderitas alrededor de todo el templo.
    Otra cosa puede ser, que al terminar el acto religioso, hubiese un ágape en un salón parroquial y se adornase de esa forma, que tampoco pasaba nada si no se llena de globos como en un cumpleaños infantil, pero dentro del templo ese tipo de adorno inadmisible totalmente.
    Ya bastante distraídos están los niños con lo que les espera después de la Misa con sus familiares y amigos, que hacen unas fiestas que parecen una boda, con restaurante, payasos para jugar con ellos, regalos cada vez más valiosos, dinero etc.
    Si además de toda la fiesta al salir de la iglesia, se empieza ya durante la misa a hacer cambios a capricho para que resulte más atractiva….Y lo mismo con los demás cambios que citas para modernizar y hacer el acto con novedades que al cura de turno le parezcan que mejoran la celebración….
    Un abrazo

  5. Myrian dijo:

    Como no podía ser menos me quedo con lo tradiccional, el tema liturgico el de siempre, el que manda la Iglesia y que no necesita renovación ninguna. El circo y el divertimento para después de la Celebración Religiosa o que los peques se reunan en el saloncito de la Iglesia todos juntos después de la Celebración, no me parece mala idea, pues han sido compañeros que no se olvidarán despues de dos o tres años de catequesis y convivencia, como una pequeña familia, siempre les quedará ese recuerdo. Pero eso de montar la comedia y con cosas que no vienen a cuento dentro de la Iglesia pues particularmente no me gusta. A lo mejor me estoy haciendo mayor, pero esas pantominas no me agradan.
    Aunque no venga a cuento, yo recuerdo una Navidad en la parroquia que un feligrés quiso imponer que el Papa Noel recibiese a la puerta de la Iglesia a todos los asistentes y el cura no dejó. Y yo le dí la razón, pensaba como el, en nuestra Iglesia tenemos otras tradiciones que están bastante más arraigadas que este tío gordo, asi que se vaya con su trineo a tierras gélidas que aquí nos bastan los Reyes Magos, por lo menos estos forman parte de nuestra historia. Y la Primeras Comuniones pienso que cuanto más sencillo mejor, y centrarnos en lo que realmente nos ocupa y que a veces ni nos enteramos por todo lo que se monta alrededor. Que los peques reciben por primera vez el Cuerpo de Jesús, ese es motivo suficiente para sentirse felices dentro de la Iglesia, después cada uno que haga lo que le parezca. Saludos.

  6. Carmen Hidalgo dijo:

    Para mí, lo más importante no es como se decore la iglesia o los preparativos posteriores, lo más importante es la preparación de la catequesis que proporciona al niño las competencias suficientes para acercarse de una manera adecuada a su encuentro con Jesús Sacramentado, la actitud del niño, su recogimiento y respeto al sacramento que recibe es lo más importante; lo demás es secundario.

  7. Padre Jorge , me dirijo a usted , me gustaria saber de una efemerides , en las fiestas de la Virgen del Pilar ,de Octubre de 1957 en Zaragoza , una noche , siendo yo en aquella época feriante , yo tenía 10 años , me pregunto un cura si yo había tomado mi primera comunión y yo le dije que no , tras una conversación con mis padres , el cura nos oficio la primera comunión a los hijos de los artistas del circo Americano , y a los hijos de los feriantes y nos dio la oportunidad de tomar la primera comunión , esta efemerides la e buscado en el diario de Aragón y en Internet , y no lo encontrado , rogaria por favor ya que yo no soy muy mañoso para estas cosas , si pobría facilitarme usted esta información , ( ROGARIA QUE ME CONTESTARA ,GRACIAS) un saludo de Emilio alba Torres.

    • Jorge dijo:

      Interesante lo que nos cuenta. Pero soy incapaz de confirmar el hecho. Mi saludo y mi agradcimiento por su presencia y su enriquecedora aportación.

      • Buenas tardes Padre Jorge , me dirijo a usted para darle las gracias por su pronta contestación a mi pregunta , pero me sigo preguntando de que manera podria averiguar con los datos que tengo en la memoria , si seria posible mirar en la hemeroteca de los periodicos de dicha fecha y año , o si hubiese constancia en algún estamento religioso , le ruego que perdone mi insistencia . Como se hace para mirar la hemeroteca de los diarios de aquella època , rogaria me lo explicara si no es mucha molestia gracias y buenas tardes , un cordial saludo de Emilio alba Torres .

Los comentarios están cerrados.