Depende…

Son palabras o frases asesinas: “depende”, “en principio”, “cada cual”. Y demasiadas  vidas que se han construido sobre ellas y que evidentemente acaban en un fracaso total.

¿El amor entre un hombre y una mujer es para siempre? En principio si…
¿El aborto es un crimen? En principio sí, pero claro, depende…
¿Cristo es Dios? Para mí a lo mejor sí, para ti no sé, cada uno tiene su idea, depende…
¿Hay verdades absolutas? Cada cual tiene las suyas…
¿Hay valores inmutables? Depende…
¿Cada cual debe seguir los preceptos de su religión? En principio sí, pero claro, él verá…
¿Un católico debe entender su fe según la expresa el catecismo? En principio sí, pero depende…
¿Y la moral? Bueno cada cual verá, su conciencia…

Al final todo se resume en lo mismo. Con el aparente barniz de la profundidad existencial y de pensamiento, todo es nada. A nada te comprometes, con nada de obligas, todo es según, todo depende. Nada es verdad, nada es mentira, nada es cierto, nada falso, todo vale, todo sirve, sólo un criterio: “lo que te haga sentir bien”, que en el fondo es “lo que te pida el cuerpo”. Acostumbras al cuerpo a alimentarse de deshechos y luego dices que es que es lo que te apetece y te hace sentir bien.

Pero es fantástico. Se cogen tres o cuatro expresiones como “depende”, “en principio”, “cada cual”, “hay que respetar” y por supuesto “estar con los pobres” y ya está el discurso. Por ejemplo: “En principio cada cual sabrá lo que hace con su vida, depende de él cómo orientarse, lo que hay que hacer es respetar y estar con los pobres”.

Puro relativismo. Pura nada. Pura incapacidad de comprometerse. Puro egoísmo de quien piensa sólo en SU necesidad, SU bienestar, SU proyecto, SU idea, y que acaba manifestando que todo DEPENDE de que le convenga o no. Vidas solemnes rellenas de nada.

Y encima se vende como la mayor profundidad y la madurez total. Y encima hay gente que lo compra.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cosas de la vida, Vivir en cristiano. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Depende…

  1. Ana Azul dijo:

    Al final todo se reduce a puro egoismo.
    Saludos
    Ana

  2. Blanca dijo:

    Saludos Jorge….Ya sabemos lo que dices pero……No hay más que SI, ó NO…..Es decir al pan PAN y al vino VINO que dicen en mi tierra….Las medias tintas no convencen a nadie , ni a quienes las utilizan para su conveniencia porque no tienen principios o son incapaces de tenerles.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  3. Betsi dijo:

    El dulce brillo de lo efímero

    Los amantes de la “pura nada”, viven una especie de dulce sueño, para no caer en el stress y no complicarse la vida. Con gran facilismo rompen los moldes de los deberes impuestos y los cambian por un intento de vivir sin sufrir y sin que nada llame con urgencia al deber. “Lo hago si puedo y si no lo hago no pasa nada” .

    El relativista termina peleándose con Dios, con la familia y con sus amigos. Al final se queda solo.
    Betsi.

Los comentarios están cerrados.