Todos somos

Cuidadito.
Puede pasarnos que ese “todos somos” sea la disculpa perfecta para no evolucionar.
Todos pecadores. Todos mentimos. Todos tenemos bueno y malo. Todos…
Buena excusa y mejor disculpa.
Y yo cómo soy? Mejoro? Me convierto? Avanzo en mi camino de santidad?
No vale la disculpa de que todos…

 

Coche cura

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Todos somos

  1. ELISA dijo:

    SI FALSA EXCUSA PARA NO CAMBIAR.
    PARECE QUE SI DECIMOS TODOS, EL PECADO ES MENOS GRAVE.
    COMO SI COMPARTIÉRAMOS LA RESPONSABILIDAD.
    BASTA!, PERO TAMPOCO DIRÉ SOY, SOY . A PARTIR DE AHORA
    DIRÉ ESTOY TRATANDO CON TU AYUDA JESÚS, DE SER LO MENOS
    POSIBLE PECADORA.
    LEMA DE NUESTRO CAMINO 58: POR TU GRACIA, SOY LO QUE SOY!
    ENTONCES?
    DIGO Y NO HAGO?
    “POR TU GRACIA, SOY LO QUE SOY”
    “BASTATE MI GRACIA”
    CONTIGO TODO LO PUEDO SEÑOR. PAZ Y BIEN!

  2. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge
    Todos somos …. Tenemos algo que lamentar y de qué disculparnos….Yo diría :”NADIE ES PERFECTO” y ….Siempre tenemos algo de que enmendarnos y corregirnos…Gracias Jorge
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  3. Ana Azul dijo:

    No, no vale, tienes razón.
    Saludos
    Ana

  4. Creo que reconocer los propios errores es un paso enorme en la propia evolución; si reconozco mis errores, defectos, fallas o desaciertos y trato de mejorar pues, indudablemente, algún hay la posibilidad de mejorar como persona, pero si me escudo en los errores y los uso como excusa, pues estaré dando un matiz permisivo a las malas acciones; es como el ladrón que roba porque tiene hambre y se excusa con la crisis, pero siempre hay algo qué hacer, estoy segura que una persona que pide comida a cambio de trabajo lo encontrará, aunque sea barriendo calles, entonces la excusa no vale. Es preferible hacer el esfuerzo por cambiar, no es fácil, pero tampoco imposible; tenemos el ejemplo de San Agustín, como referencia.

  5. Betsi dijo:

    ¿Es fácil o difícil?

    Cuando llegamos a comprender con detenimiento lo que ofrece el Evangelio nos damos cuenta que nuestra vida necesita una revolución, una verdadera conversión, un replanteamiento real y verdadero. Cristo nos invita no sólo a un cambio en nuestras costumbres para ser mejores, para ser buenos, sino a una auténtica revolución de nuestras vidas: nuevos criterios, nueva mentalidad, nuevo enfoque, otro ritmo en el caminar, nuevos valores.

    Benedicto XVI
    “poner en tela de juicio el modo propio de vivir y el modo común de vivir; dejar entrar a Dios en los criterios de la propia vida; no juzgar ya simplemente con las opiniones corrientes (…) dejar de vivir como viven todos; dejar de actuar como actúan todos; dejar de sentirse justificados en actos dudosos, ambiguos o malos por el hecho de que los demás hacen lo mismo; comenzar a ver la propia vida con los ojos de Dios; por tanto, tratar de hacer el bien aunque sea incómodo; no estar pendientes del juicio de los demás, sino del juicio de Dios. En otras palabras, buscar un nuevo estilo de vida, una vida nueva”.

    “Cuestionemos nuestro pasado y nuestro presente”.
    Dios los bendiga a todos !!
    Betsi.

  6. embruxo dijo:

    miles de moscas no pueden equivocarse ¡COMA MIERDA!

  7. Myrian dijo:

    Uy, uy, uy ¿Qué quieres que te diga? yo creo Jorge, que todo ser humano posee una parte buena y otra mala ” todos somos”, somos humanos, nadie puede pensar que es mejor que el otro al menos servidora, sin embargo tendemos a pensar que somos mejores que los demás. Puede pasar que vemos la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el nuestro ..Si, procuro evolucionar, mirar hacia adelante..pero siempre tropiezo con la misma piedra y me estanco y eso no me gusta nada, cuando me doy cuenta..vuelta a empezar de nuevo..y asi no se evoluciona.. un pasito pa´lante y un pasito pa´trás. Saludos.

  8. ¡Que razón lleva amigo mio!Pero a mi no me vale lo que hagan los demás y me equivoco como humana que soy, y no es excusa porque si no me equivocase seria “Santa”. Yo caigo mil veces y mil veces me levanto ,no lo considero paso atrás lo importante es seguir levantándose y continuar nuestro camino. Un abrazo amigo Jorge

Los comentarios están cerrados.