Diario de la JMJ. Desde una parroquia de Madrid.

Desde hoy, ya hasta la clausura de la JMJ, voy a ir escribiendo un pequeño diario de cómo la estamos viviendo desde una parroquia de la zona norte de Madrid. Sé que será una visión muy parcial, pero es una más. Algunos días no sé ni cómo vamos a andar de tiempo, supongo que mal, pero prometo hacer el esfuerzo de dejar aquí la crónica diaria aunque sea a las tantas.

Viernes 12 de agosto.

Comienza pronto la mañana. En estos días el correo electrónico es fundamental. Llegan avisos sobre todo de los grupos que van a alojarse en la parroquia, bien en el centro parroquial, bien en familias. Carmen y Alfonso se han ido para el CECAP –centro de información y gestión de cada vicaría- para recoger materiales que aún nos faltan para los 160 peregrinos que acogemos (youcat, libro del peregrino, agenda…) y algunas mochilas que no llegaron en su día. Además pretendemos que traigan acreditaciones, bonos de transporte y tickets de alimentación. Hemos hablado a las 12:30. Gente para aburrir. Tienen hora para acudir por la tarde. Por fin, a las 21:30 han llegado a la parroquia con casi todo. Faltan algunas cosas, pero la mayor parte ha llegado.

Andan por abajo Luis y José Manuel. Han decidido que van a dejar las jardineras de capricho. La verdad es que andaban un tanto abandonadillas. Son unos artistas. Nada más entrar, una gran jardinera con flores blancas y amarillas. Al lado, unas flores moradas. Ya que vienen obispos… me dicen.

Han acudido algunas personas de las que van a acoger jóvenes en casa a recoger los desayunos que por fin llegaron hace un par de días. ¿Cuántos chicos tienes? Seis. Pues por seis días de desayunar… 36 batidos, 36 zumos, 36 bollos… Sigue ofreciéndose gente colaboradora. Para desayunos, limpieza del templo, acogida, más intérpretes. Maica se lleva cosas para lavar. Arturo está preparando todos los carteles indicadores: baños, agua, salas, dormitorios…

También hemos colocado en la entrada de los locales las banderas de los países de origen de los peregrinos. Nos parecía un simpático gesto de bienvenida. Por la tarde ha sido la locura.

De repente han empezado a aparecer furgonetas llenas de material sanitario. Tenemos en los locales de la parroquia todo el material sanitario de los 400 puestos de emergencia que se distribuirán por todo Madrid. Cajones y más cajones. Cajas y más cajas. Camisetas de voluntarios. Chalecos reflectantes. Sueros, guantes, medicamentos… Todo lo tenemos aquí. Ya nos dirán cuándo lo montamos, porque el lunes se lo llevan todo. María, la coordinadora general, es feligresa. Aquí han venido sus padres, Charo y Antonio, con todo. Hemos tenido que echar mano para la descarga de algunos amigos que pasaban por aquí: Pepe, Carlos, el otro Carlos seminarista, más voluntarios…

Yo he pasado media mañana con los correos, las llamadas, la acogida a la gente que viene a ofrecerse para colaborar. También nos han traído planos de la zona para ofrecer a los jóvenes que asistirán a las catequesis de los obispos. Eso sí, a media mañana al pueblo. Teníamos un acontecimiento familiar al que bajo ningún concepto podía faltar. Pero de nuevo, a las cinco de la tarde, al pie del cañón. He conseguido subir a casa pasadas las diez de la noche…

Y feliz. Muy feliz.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Diario de la JMJ. Desde una parroquia de Madrid.

  1. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge.
    Leyéndote me parece estar ahí ayudando….
    Es un regalo leer tus experiencias diarias, para que participemos más de lo que estáis viviendo.
    Si ya se vive la gracia de la acogida y de la juventud que llega ilusionada, verás como los días del Papa va a ser difícil expresar las emociones.
    Un abrazo y muchas gracias por tenernos al corriente de todo lo que puedas.
    http://www.isladesentimientos.es/

  2. maribelad87 dijo:

    Nos relatas cada día y me recuerda lo escrito en los hechos de los apóstoles: todo lo ponían en común.
    Gracias por relatarnos esta experiencia cristiana.
    Maribel

  3. Barbieri dijo:

    Por las diocesis los peregrinos están cargando pilas para los días de Madrid. Será un encuentro donde se demostrara la importancia de la juventud cristiana, que mal que pese a algunos, existe y es muy dinámica

  4. Myrian dijo:

    Dios estará a vuestro lado y no os abandonará , El os dará la fuerza suficiente para seguir adelante. Mucho ánimo a todos, ¡Benditas todas esas personas que se ofrecen a colaborar en lo que sea, verdad Jorge? Un abrazo.

  5. Betsi dijo:

    Bendiciones Jorge !!

    Estamos ante un magno acontecimiento eclesial, todos hemos de sentirnos responsables. Cada cual colabora con lo que pueda: con su voluntariado, con su oración, con su acompañamiento, con su participación en los actos que le sea posible, con su aportación económica, con la acogida de jóvenes en su casa…

    Todos por el bautismo somos Iglesia y, por ello, aquello que la Iglesia intenta sacar adelante es labor de cada uno de los bautizados. Pasar de largo ante la JMJ, como si fuera algo que no va con nosotros, sería prueba clara de que nuestro amor a la Iglesia, y también a Cristo, estaba gravemente enfermo, si no muerto.

    Todos felices, ilusionados y encantados !!
    Abrazos,
    Betsi.

    P.D.: En la foto, de izquierda a derecha, las banderas de: Estados Unidos, Chile, Perú, Valencia, España, Islas Canarias, México, Venezuela.

  6. Myrian dijo:

    Ayer me he llevado una alegría al saber que un familiar mio, muy jóven, no ha podido venir a Asturias porque tiene que estar en Madrid como voluntario para colaborar con la visita del Papa, como yo lo seguiré desde la distancia, me alegro que alguno de los mios está presente. Ayer en la Iglesia, con tanto veraneante, llena hasta la bandera para la asistencia a Misa y cantidad de juventud.. ¿ Quien dice que somos pocos los creyentes? ¡Somos muchos, y podemos hacer mucho si nos movemos, todo menos callar cuando nos atacan!! Animo y adelante!

  7. pepa dijo:

    Muchas gracias, Jorge. Nos haces participar, vivir.

  8. ¡Qué emoción he sentido leyendo tu descripción! Dios los bendiga, les multiple la bondad con la cual están trabajando y que se multipliquen por mil los frutos de estas jornadas.

Los comentarios están cerrados.