Capitán de la sardina

Los cabreados hermanos laicistas tuvieron su oportunidad de oro el pasado viernes. Los legionarios, a paso ligero, llevaban a su Cristo a la iglesia arzobispal castrense. Era el momento oportuno para colocarse a la salida de la iglesia y decirles a voz en grito a los legionarios que desean una España laica, que los uniformes los han pagado ustedes, y que si quieren ir con el Cristo que vayan de paisano. No hay güevos. Porque los legionarios lo mismo se cabrean y sueltan dos mandobles, y un legionario soltando mandobles es algo que da muchísimo respeto.

Tampoco he tenido noticia de una sola protesta ante las comunidades islámicas por el trato que dan a la mujer, o por la aplicación de la pena de muerte a los homosexuales. La verdad es que uno echa en falta la bandera del orgullo gay a la puerta de la mezquita de la M-30 de Madrid. No hay güevos. Porque un musulmán cabreado es mucho musulmán.

Sí he visto fotos suyas vociferando ante una religiosa que pasaba por la calle, o a una chiquilla que se tapa los oídos. Con esas no hay peligro. Saben que no responderán. Hoy leo en la prensa que un grupo de peregrinos franceses, entre los que se encuentran menores de edad y una chica en silla de ruedas, ha denunciado el acoso sufrido en Sol. Así lo cuenta la Vanguardia: http://www.lavanguardia.com/20110824/54205792397/peregrinos-galos-denuncian-que-fueron-agredidos-insultados-y-humillados-con-un-latigo-en-sol-tras-la.html

Cobarde, gallina, capitán de la sardina. Laicistas que gritan y vociferan a una religiosa, que insultan a chavales menores de edad, que acosan incluso a un grupo que lleva una chica en una silla de ruedas. No hay güevos.

No los hay para ir a un legionario y decirle que somos un estado laico y que no saque el Cristo en la procesión. Ni mucho menos para ir a la puerta de la mezquita de la M-30 de Madrid con una banderita multicolor y gritar que quieren libertad para los homosexuales en los paises árabes y que son todos unos machistas. Y eso no lo hacen justo porque todas las religiones no son iguales. Los cristianos estamos educados para callar y no solemos responder. Los musulmanes sí responden y de forma expeditiva.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Jornada Mundial de la Juventud 2011, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Capitán de la sardina

  1. Ana Azul dijo:

    Ya sabes lo que pienso, estoy totalmente a favor de lo que dices, pero hay una cosa que me extraña mucho. ¿como es posible que cuando hay un gran partido de fútbol se separan a ambas aficciones, o cuando se piden dos concentraciones de personas con ideas diferentes se las hace no coincidir, y con la manifestaciones de los aconfesionales se les permitió pasar por la puerta del Sol? Es como si buscaran el enfrentamiento, las autoridades que les dieron permiso. Luego, pues los insultos y amanezas no se oyen, pero se ven los porrazos de los policias (Cosa que no apruebo) Ahora los han abierto expediente, justo es que los investiguen, pero ¿y los chicos menores y la discapacitada que fueron agredidos,? ¿donde están los que lo hicieron?
    En fin, es volver siempre a lo mismo.
    Saludos
    Ana

  2. Maria Luisa dijo:

    Son cobardes a los que les aplico el dicho” soldado que huye sirve para otra guerra!! Pero en realidad no sirven para ninguna guerra donde deban jugarse el pellejo.
    Jorge: con los ejemplos dados, les has puesto el dedo en la llaga, espero que lean tu blog y
    sientan verguenza por sus reclamos infundados.
    Un abrazo :María Luisa

  3. Myrian dijo:

    Y tanto que no los hay, porque en el fondo son unos cobardes que solo se envalentonan cuando actúan en grupo, en solitario son unas gallinas. Lo importante es que la venida del Papa ha sido una gran victoria y que ha llegado en un momento muy necesario para todos nosotros. Además de tus informaciones Jorge, mi familia también me ha comentado lo emotivo y espiritual que ha sido estar allí, que era verdaderamente impresionante. Y los laicistas que se vayan …a otra parte. Saludos.

  4. Betsi dijo:

    La vida que la JMJ salvó

    El pasado 19 de agosto, un grupo de peregrinos pro-vida irlandeses se puso a rezar delante de la iglesia de San Martín de Tours, donde hay una importante clínica abortista (…) Una pareja llegó hasta el lugar con la intención de abortar y los jóvenes salieron a su encuentro y les explicaron las razones por las que no debían hacerlo. Una voluntaria de CIDEVIDA (…) se añadió al grupo y puso a la pareja en contacto con la fundación de apoyo, asesoramiento y ayuda a la mujer embarazada Red Madre. Esta red se comprometió a prestar apoyo para el nacimiento del hijo de la pareja, que consolidó así su decisión de no abortar.

    Para el secretario de CIDEVIDA, Juan José Panizo, “el “regalo” de esta vida es una alegría para todos”. “Gracias, Benedicto, por haber venido”, expresó, y también aplaudió la actuación de los voluntarios de la entidad pro-vida y de los peregrinos irlandeses, que después de ese encuentro volvieron a rezar de rodillas al mismo lugar.

    link Zenit: http://goo.gl/EjmWE

Los comentarios están cerrados.