Los nuevos infalibles

Manifestación anti papa durante la JMJ. 18 de agosto de 2011

Qué claridad de ideas. Hace unos días me llegaba un correo en el que alguien afirmaba: “Ha terminado el paréntesis de la JMJ, así que otra vez a vivir el evangelio”.

Hace falta estar uno muy pagado de sí mismo para afirmar tales cosas. Hay que considerarse infalible, profeta, iluminado, visionario de los buenos, carismático, depositario del Espíritu, portador de la Verdad, clarividente, sutil, elegido para atreverse a afirmar algo así.

Pues hay gente que es así. El millón y medio de chavales de rodillas ante el Santísimo, nada de nada. Cientos de miles durmiendo en el suelo, alegres, felices, nada. Miles y miles de jóvenes acercándose al sacramento de la reconciliación, nada. Mil doscientos obispos, más que quince mil sacerdotes, cerca de dos millones de jóvenes rezando con el sucesor de Pedro, compartiendo sus sonrisas y su vida. Por lo visto nada. Miles de seminaristas. Nada. Miles de religiosas jóvenes. Nada. Cientos de miles de jóvenes acudiendo tres días a recibir las catequesis de sus obispos. Nada. Eso no es el evangelio. ¿Por qué? Porque así lo afirman Pepito Pérez, cura secularizado y rebotado, la hermana Genoveva, que sigue tarareando el kumbayá, Paquito y Montse, abuelos varias veces, Conchi, no creyente pero revindicativa en lo social y Javi, agnóstico, pero que pontifica de la fe como si fuera un santo padre.

Estos mismos Pepito, sor Genoveva –llámame Veva-, Paquito, Montse, Conchi, Javi, acompañados por algunos más y por sus curas, Manolo y Carlos, evidentemente más fieles al evangelio que nadie, sintieron la necesidad de realizar un gesto profético para llamar la atención sobre lo que es el verdadero cristianismo, el suyo, claro, que consistió en adherirse a una manifa de ateos, laicistas, masones, gays, indignados y antisistema para dejar claro que ellos son los que reparten los carnets de fidelidad al evangelio, y no el papa y obispos, evidentemente conservadores, ultramontanos y por supuesto gente de mala fe.

Con su pan se lo coman. A un servidor le parece vergonzoso. Y desde luego a alguien que se llama católico creo que tendría que hacerle pensar lo que se ha vivido en la JMJ. Y es demasiado sencillo decir que la JMJ es nada y que mi visión, la mía, es la única cierta. Es decir, que infalible, infalible, el teólogo Pepe, el excura Juan, la hermana Fefa, y por supuesto Joaquín, ateo pero muy buena gente. Anda ya.

Esta entrada fue publicada en Jornada Mundial de la Juventud 2011. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Los nuevos infalibles

  1. Myrian dijo:

    La JMJ ya ha hablado por si misma pese a quien pese y sin molestar ni faltar al respeto a nadie y los anti-papa viendo sus actitudes y los símbolos que enarvolan ya se retratan a si mismos sin necesidad de añadir más, verguenza les tendría que dar, no obstante siempre habrá gente para todo. Que sean creyentes o no, cada uno es muy libre, pero tendrían que sentir más respeto hacia quien no piensa igual, de la misma forma que nosotros lo hacemos. Saludos.

  2. Ana Azul dijo:

    Pues sí, totalmente vergonzoso, y absolutamente humillante. Pero así llevamos mucho tiempo, y como siempre, se saldrá adelante.
    Besos
    Ana

  3. maribelad87 dijo:

    Las imagenes hablan por si solas. Por un lado la educación, el respeto, la libertad y sobre todo dios con el Espíritu soplándo sobre ellos. Por otro lado y en una nano.minoría un carnaval de mal gusto y grosero. Los dos polos opuestos de lo que puede ser los seres humanos.
    Un saludo
    Maribel

  4. Blanca dijo:

    A pesar del “manchón” de este intento por parte de unos indeseables….La JMJ fue algo tan grande que no nos lo podíamos imaginar….Y sigue el efecto, yo creo que ha sido una semilla de alcance mundial que va a florecer….Tengo todos los videos y suelo ver alguno cuando el tiempo me lo permite y….. Quedo sorprendida de lo inmenso que fue este encuentro de la Iglesia con el Papa en Madrid, con los jóvenes y los no jóvenes que pegados al Televisor y con los avances de los medios de comunicación tratamos de no perdernos nada y también hemos recibido las gracias de seguir adelante sin desfallecer….
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  5. Betsi dijo:

    ¡¡ Su alegría y madurez nos habían conquistado !!

    Han pasado varias semanas desde que terminó la JMJ en Madrid. En su transcurso, el evento generó 54.000 noticias en los teletipos de 108 países, a lo que se añade la gran cantidad de artículos posteriores.

    En una lectura demasiado ligera, algunos han juzgado que este tipo de iniciativas sólo sirven para entusiasmar a los convencidos, y para encrespar más todavía a los contrarios… Sin embargo, pienso que una mirada más profunda nos ayuda a ver las cosas mucho más matizadas, hasta el punto de reconocer que “algo” se ha movido en nuestra sociedad con motivo de la celebración de la JMJ.

    Una vez más, como en tantos otros momentos de la historia de la Iglesia, comprobamos cómo la “catolicidad” (universalidad) de la Iglesia es sanadora de nuestras crisis locales. Un día fuimos nosotros quienes llevamos la fe al Nuevo Mundo. Ahora llega el momento de abrirnos humildemente a todos los carismas que puedan rejuvenecernos.

    Monseñor José Ignacio Munilla Aguirre
    link Zenit: http://goo.gl/VLlBe

    “Creyentes y no creyentes debemos alegrarnos por eso de lo ocurrido en Madrid en estos días en que Dios parecía existir, el catolicismo ser la religión única y verdadera, y todos como buenos chicos marchábamos de la mano del Santo Padre hacia el reino de los cielos”.
    (Mario Vargas Llosa)

  6. pmartimor dijo:

    Esta es una de las demostraciones de la hipocresía del hacer y decir de esta gente “de buena fe” que tanto se las dan de demócratas y supergüais. Cuando se indigna la mayoría que a ellos conviene dicen ‘que la mayoría siempre lleva la razón’, cuando no es así es que ‘somos una manada de borregos a los que nos han comido el coco’. Ya no desde el punto de vista de la fe sino de la lógica, están fuera de juego. Utilizan el mensaje de la discordia intentando llegar al corazón -más que a la razón- de los que perdieron el norte hace mucho tiempo, sin importarles siquiera caer en el más absoluto de los ridículos y en actitudes repugnantes que menosprecian sentimientos y creencias.
    Un abrazo
    Pablo.

  7. Rafael dijo:

    Formidable lección cristiana
    Y al que le pique que se rasque.

  8. Inés María dijo:

    Muy buenso el post…me gusta tu blogg!!!!

    En el Corazón de Jesús,

    Inés María

Los comentarios están cerrados.