Niños cabritos

Sé que es muy fuerte lo que voy a escribir, pero real como la vida misma. Y sé que lo políticamente correcto es decir que los niños, y nos llevamos el concepto niño hasta los dieciséis, diecisiete, dieciocho años, son seres angelicales y que si hacen algo malo no es culpa de ellos sino de la sociedad que bla, bla, bla… o de sus padres que no les comprenden, del colegio o de la iglesia, sobre todo de la iglesia que bla, bla, bla…

Hablaba hace unos días con A., trabajadora social, con amplia experiencia de trabajo con menores, incluyendo sus años en un hogar de acogida. La frase es de ella. Hay niños cabritos, malos, remalos, de muy malas intenciones. El ejemplo del asesinato de Sandra Palo es más que evidente. Sandra Palo fue violada y asesinada brutalmente: golpeada, atropellada con un vehículo varias veces, y rociada con gasolina y quemada cuando aún estaba viva. Los autores fueron cuatro menores: dos con diecisiete años y uno con catorce.

En la parroquia tuve mucho trato con A y B. Padres de una hija, adoptaron dos menores. Al poco de firmar los papeles de adopción los niños lo más bonito que decían a sus padres era: “a ver si os morís pronto y heredamos”. La madre lleva años ingresada por depresión.

Seguro que todos conocemos casos. Menores que agreden a sus padres, que desde pequeños viven de la delincuencia, pendencieros, violentos, incapaces de estudiar o trabajar, pero amantes del dinero, del gastar y de otras cosas. Chicos y chicas.

Ante esta situación es muy bonito declararse “buenista” y decir que pobres niños, que la culpa es de la sociedad, que son unos incomprendidos, que sus padres no han sabido entenderlos y que la sociedad debe volcarse con ellos y regalarles todo.

Recuerdo una de las charlas con esta familia que había adoptado a los dos chicos. Llegó una persona de estas tan buenas y comprensivas y comenzó a darles consejos. Cuando llevábamos un rato con estas teorías dije lo siguiente: a ver, tú que sabes de esto, que eres una persona sensible y sensata, paciente y buena, soltera y sin obligaciones ¿por qué no te llevas a los chicos un par de meses a tu casa y así los educas mejor?  Luego, nos cuentas. Poque es muy bonito eso de decir que los niños bla, bla, bla… que el cariño, que si la sociedad… pero lejos.

A., la trabajadora social amiga, me decía que desgraciadamente hay niños malos, niños cabritos, con muy mala solución. Y que esos niños necesitan centros especiales donde intentar una reeducación y si no se logra, al menos evitar que hagan daño.

El famoso Rafita, que con tan sólo catoece años, fue capaz de violar, atropellar, machacar y prender viva a una chiquilla con discapacidad intelectual, quedó en libertad apenas cuatro años después. Algo falla.

¿Que hay que ser comprensivos, atender a los chicos, cuidar de ellos de otra forma? Sin problemas. Se lleva usted a su casa a cualquiera de esos Rafitas que andan por el mundo, lo educa y se hace responsable. Pero si hay niños cabritos, algo habrá que hacer, insisto, para que se reeduquen y los demás ganemos en tranquilidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cosas de la vida. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Niños cabritos

  1. Ana Azul dijo:

    Es que por desgracia estamos rodeados de estos niños, que cuando llegan a adultos ya no cambian sus hábitos. ¿Quién puede cambiarlo? Pienso que cuando son pequeños son como ramas de un árbol que hay que saber encauzar asi que si que algo tendrán que ver los adultos.
    Esos niños adoptados no dices que edad tenían pero cuando reaccionaban así es por algo que han vivido u oido.
    La mayoría no empatiza, no se pone en el lugar del otro y como niños que son imitan lo que ven. Después , eso sí, cuando ya son mayores deberían ser lo suficientemente sensatos para no seguir por ese camino.
    Saludos
    Ana

  2. Blanca dijo:

    Saludos Jorge, Es un problemón lo que nos cuentas hoy….
    Cuando son pequeñitos los niños, las mamás protestan por todo haciendo responsables a sus educadores de todo, y los niños en esas edades están súper protegidos…No a todos les pasa lo que tu dices, gracias a Dios, pero alguno si sabe sacar partido a esa postura de la mamá, sobre todo y lo llevan adelante, y cuando los propios padres advierten su rebeldía también culpan al Maestro que no les ha sabido educar….Pero ya es tarde….Luego viene el tema de la Justicia… es lenta y ellos son menores….Ha llegado el momento de tener temor los educadores a corregir a los alumnos en edad difícil, Te hablo por experiencia propia….
    La educación, empieza en el hogar y luego el ambiente y la enseñanza juegan un gran papel, pero si falla el hogar y están súper protegidos los primeros años, están abonando el terreo para que nazca algo que puede no tener remedio cuando se le quiere poner….
    Las salidas nocturnas con el botellón, ya no las pueden evitar algunos padres…
    El ambiente no ayuda nada, las palizas a la salida de las discotecas por cualquier discusión, el acoso a compañeros….Son noticias que cada día leemos más en la prensa desgraciadamente.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  3. Maria Luisa dijo:

    Hola Jorge, totalmente de acuerdo contigo cuando te refieres a los niños “cabritos”.En Argentina sobreabundan y también son responsables de crímenes y violaciones. Como la ley los ampara, y salen en dos días por oden de los jueces porque son menores, a veces son mandados a cometer esas atrocidades por los mayores.La inseguridad ya es total, en la calle atacan con navajas o armas niños de ocho o nueve años y lo malo que no hay a nivel gubernamental un proyecto de recuperación, se creen que con darles cada vez más planes y más salarios solucionan los problemas. Sin embargo los agravan, porque son muchos los que usan ese mismo dinero (que se lo quitan a los trabajadores y especialmente a los jubilados) para comprar drogas o pasar unos días en el casino , que ha sido la perdición de Rosario.En fin ….¿encontraremos lejos de Dios alguna salida?
    Abrazos:M.Luisa

  4. Myrian dijo:

    Es esta una cruda realidad Jorge, pero es lo que hay, yo tengo una amiga madrileña que siempre dice que no hay gente mala en el mundo, que todo es bueno. Y yo digo que ha tenido suerte porque yo me encuentro de todo, mayores malos y niños remalos, de la misma forma que también hay gente muy buena. ¿ La sociedad? Pues claro que tiene su influencia ¿Los padres? A veces no sabemos hacerlo bien, fallamos por ser demasiado protectores con tal de buscar lo mejor para ellos, que nada les falte…pero flaco favor les hacemos de cara al futuro que les espera, no hay porque tenerlos en un mundo mágico, cómodo y sin obligaciones, los estropeamos, tenemos que enseñarles la realidad desde pequeños y que aprendan a ser responsables,ante cualquier situación, trabajadores y buena gente, que aprendan a valorar las cosas que nadie regala nada, pero yo pienso que el que tiene malas entrañas es porque ya nace así, aun cuando sus padres sean buena gente, no hay quien los traiga a buen camino porque son rebeldes por naturaleza y es realmente la peor de las desgracias para los padres pues es mucho lo que se ama un hijo, independientemente de como sea. Con permiso de nuestra amiga Blanca repito lo que ella ha escrito pues es la más grande realidad: La educación, empieza en el hogar y luego el ambiente y la enseñanza juegan un gran papel, pero si falla el hogar y están súper protegidos los primeros años, están abonando el terreno para que nazca algo que puede no tener remedio cuando se le quiere poner….muy cierto Blanca.
    Yo creo Jorge que el post de hoy es el problema de los problemas con nuestra juventud actual, es muy triste, menos mal que también está la otra parte, totalmente distinta a la que nos ocupa. Saludos

  5. Rafael dijo:

    Nos pasa que siempre cogemos el rábano por las hojas. Si un padre que ha sido ya criado así, se encuentra con que no puede disciplinar a sus hijos, y que los amigos que puede tener son mentirosos, bocasucia, atrevidos, irrespetuosos, poco se puede hacer si la legislación “progresista” insiste en que no se les debe ni enseñar a rezar un Padrenuestro.
    Ahora son salvejes que la emprenden con cualquiera que les lame la atención por aguna gamberrada o simplemente por una falta de educación.
    Estamos todos oprimidos por los que son “más buenos que Dios” y así nos va en una sociedad cada día más miserable y cruel aunque ande revestida del llamado “buenismo”.
    Los profesores no tienen autoridad y están usando de mucha prudencia pues ya sabemos lo de ese profesor me tiene tirria.
    Esto es el despiporren como se ha demostrado en las jornadas de Madrid.

  6. Betsi dijo:

    Tengo un hijo muy violento ¿Qué hago con él?

    Las cárceles, los hospitales, los cuerpos con traumas y los cementerios están llenos de violentos que no corrigieron su violencia en tiempo oportuno o que no supieron entender la educación que les daban sus padres.

    Es muy duro decirlo, pero algunas veces no hay más remedio que ser muy firmes para que por el propio bien de los hijos, entiendan que no pueden seguir haciendo únicamente su voluntad.

    Si es menor de 18 años. Decirle claramente, que si vuelve a hacer alguna violencia dentro o fuera de la familia, lo denunciará a la policía o a los tribunales de menores para que se lo lleven fuera de su casa, a un reformatorio, cárcel juvenil o entregado a otra familia, según aplique la ley de cada país.

    Si es mayor de 18 años. Echarle de la casa, si es necesario cambie la cerradura de la casa, para que no pueda volver a entrar. La calle es muy dura y aprenderá en cabeza propia a no ser violento.

    Siempre dejar la puerta abierta del retorno al hogar familiar, para cuando den muestras fehacientes de arrepentimiento, propósito de la enmienda y cambio de actitud.

    “El que mezquina la vara odia a su hijo, el que lo ama se esmera por corregirlo”. Proverbios 13:24
    “Corrige a tu hijo, y él te dará tranquilidad y colmará tu alma de delicias”. Proverbios 29:17
    “La vara y la reprensión dan sabiduría, pero el joven consentido avergüenza a su madre”. Proverbios 29:15
    “Un hijo necio es la tristeza de su padre y la amargura de aquella que lo engendró”. Proverbios 17:25

  7. pepa dijo:

    Es cierto que cada día es más dificil educar a un hijo. Pero por eso, hay que empezar antes y ser inflexible. Después de decidir que es lo que quieres para él, partir de la base de que nadie va a colaborar; por lo tanto, el niño deberá hacer lo que tú desees por la buenas, las medianas o las malas. Explicarle el porqué, hasta cierto punto:El niño no va a entender, pero ha de entrar “por el aro”, ya entenderá más tarde. Tenemos el problema del miedo:Miedo los profesores a la incompresión de los padres, que pueden revolverse contra ellos; miedo de los niños y sus reacciones, posiblemente violentas; miedo a las protestas ante inspección … o donde sea. Total, los profes han renunciado, con lo que han perdido autoridad y por lo tanto, influencia. Los padres saben que no están buscando lo mejor para sus hijos. Les dan el tiempo que deja libre el trabajo, que es prioritario. Les dan lo que piden por que no hay tiempo ni gana de discutir la oportunidad o conveniencia de sus deseos, y así el crío consigue lo que quiere y cuando quiere. No vamos a entrar, aunque es muy frecuente que ante un hogar roto, padre y madre rivalicen en dar al muchacho más y más para “comprar” su afecto. Creo que todo se reduce a falta de amor.Hace falta mucho amor para soltarle un sopapo al jovencito que acaba de soltar un improperio de los gordos. Mucho amor para decirle a tu hijo por centésima vez que no va a esa fiesta porque no te parece oportuna. Ya sé que esto parece trivial, pero no lo es. Amar (de verdad) a los críos, y se solucionan los problemas.

  8. ESTO ESTA DE CABEZA Y MIENTRAS QUE UN “NIÑO” DE 14 AÑOS YA HABIA EJECUTADO A 4 ( SON LOS QUE CONFESO) Y LOS DECUARTIZO SOLO ESTARA ENCARCELADO 4 AÑOS POR SER MENOR Y A UNA PERSONA QUE ROBO UN KILO DE CARNE POR QUE NO TENIA PARA COMER LO ENCERRARON 20 AÑOS!!!. LAS LEYES ESTAN MAL , EL SISTEMA QUE NOS RIGE Y PERMITIMOS QUE NOS RIGA ESTA MAL .
    ESTAMOS INMERSOS EN UNA SOCIEDAD MUY PERMISIVA Y DEMASIADO TOLERATE CARENTE DE MUCHOS VALORES ,VALORES QUE SE HAN DEJADO DE LADO EN ARAS DE UNA MEJOR ECONOMIA FAMILIAR PERO QUE DESCUIDA LO MAS IMPORTANTE LA EDUCACION DE LOS HIJOS ,EDUCACION QUE SE DEJA O PRETENDE QUE LA REALIZEN LOS ABUELOS , MAESTROS O GURDERIAS LAS CUALES SOLO CONVENDRIA FUESEN UN APOYO ,EN MI PAIS ( MEXICO) TEMENOS 7 MILLONES DE “NINIS” JOVENES QUE NI ESTUDIAN NI TRABAJAN; LA PREGUNTA ES ¿ DE QUE VIVEN? POR QUE CUANDO YO ESTBA EN CASA DE MI MADRE COMO NO QUISE SEGUIR ESTUDIANDO TUVE QUE TRABAJAR Y SI QUERIA ESTAR EN ” SU CASA” TENIA QUE SEGUIR LAS REGLAS QUE DICHO SEA DE PASO ERAN MUY ESTRICTAS,HOY QUE TENGO 2 HIJOS Y 42 AÑOS ENTIENDO QUE CRIAR HIJOS ES TODA UNA LABOR TITANICA ( ME TOCARON MEDIO TREMENDOS ) Y QUE SI BIEN NO QUIERO REPETIR LO QUE YO VIVI DE NIÑA ( UNA EDUCACION BASADA EN EL AUTORITARIZMO Y MIEDO O GOLPES ) TAMPOCO ME PUEDO PERMITIR SER PASALONA NI DEMASIADO PERMISIVA ,EL HOGAR ES DONDE NUESTROS HIJOS PASAN LA MAYOR PARTE DE SU INFANCIA Y ES AHI DONDE SE FORJAN, ELLOS SON EL REFLEJO DE LOS PADRES , DE LA EDUCACCION QUE SE LES DA Y AUNQUE HAY EXEPCIONES DE NIÑOS U JOVENES CABRITOS QUE TUVIERON BUENOS PADRES Y EDUCACION EN EL MAYOR DE LOS CASOS SON EL RESULTADO DE UNA EDUCACION POBRE ..

    QUERER ES PODER Y AUNQUE CAMBIAR ES DIFICIL SE PUEDE ,LA AUTOCRITICA AYUDA TREMENDAMENTE ,APOYARES EN INSTITUCIONES , LIBROS O PROFESIONALES SIRVE TANTO… Y CUANDO SE LES DICE A LOS HIJOS NO… QUE SEA NO!!! ,NO PRETENDAMOS COMPENSAR EL TIEMPO QUE NO LES DAMOS CON PERMISOS QUE NO MERECEN O COSAS MATERIALES QUE NO SE GANAN SOLO POR QUE “POBRECITO” ESTA CHIQUITO POR QUE ESE CHIQUITO UN DIA CRECERA Y PENSARA QUE TODO MERECE SIN ESFUERZO ,NUESTOS HIJOS SON EL FUTURO DE EL MUNDO ,SI PERO ESE FUTURO SE FORJA EN ESTE PRESENTE Y NOSOTROS SOMOS LOS AUTORES DE ELLO…
    BUEN INICIO DE SEMANA PADRE QUE ESTE BIEN.

  9. pmartimor dijo:

    Tengo amigos profesores que podrían contar muchas cosas auténticas, veraces y prácticas sobre este asunto. La mayoría de ellos están cansados de tanta psicología barata y de NO tener autoridad alguna para poner a los chavales en su sitio cuando hay que ponerlos. Parece que la palabra autoridad suena carca y trasnochada, pero la experiencia nos está demostrando que es absolutamente necesaria digan lo que digan algunos insignes políticos, pseudopsicólogos y demás tarados que andan “vendiendo duros a cuatro pesetas”.
    Un abrazo. Pablo.

Los comentarios están cerrados.