Cumpleaños solidario

Hace unos días Miguel ha celebrado su cuarto cumpleaños. Cuando preparaban las invitaciones para los amiguitos, papá y mamá hablaron con Miguel y con su hermano, ya con seis años. Y les contaron que había niños que no podían celebrar su cumpleaños, que no tenían para comer, que pasaban muchas necesidades. Y que si les parecería bien que invitaran a esos niños a la fiesta. Total, que decidieron pedir a los amiguitos que en lugar de traer regalos para Miguel, aportaran alimentos para las familias que peor lo pasan de la parroquia.

Ayer vinieron con todo lo recogido: dos cajones de alimentos. Venían los cuatro: papá y mamá, y los dos niños.

Pues parece que la iniciativa ha calado. Me contaban de otras familias que también están pensando en algo parecido. En esta época de crisis y necesidad, en lugar de regalarnos juguetes, comida para los pobres.

Me ha resultado algo tan bonito que quería compartirlo con vosotros. Quién sabe si para cumpleaños, comuniones… sea el regalo alternativo que enseña al niño ser generoso y a los demás nos abra un poco los ojos.

Esta entrada fue publicada en Solidaridad. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Cumpleaños solidario

  1. Ana Azul dijo:

    Ojalá todo el mundo hiciera lo mismo. Bella iniciativa.
    Saludos
    Ana

  2. Walter dijo:

    Bendito sea Dios. Ojalá cale en mucha gente allí y en todo el mundo.
    Saludos.
    Walter.

  3. pepa dijo:

    Me parece precioso. Gracias por compartir estas bellezas con nosotros.

  4. Blanca dijo:

    Gracias por compartir. ….. A ver si tenemos est en cuenta todos a la hora de gastar dinero para celebrar algo….Y se va ocurriendo a feliz idea a todos los que teniendo trabajo saben que muchos no le tienen y pasan necesidades…
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  5. Me parece un hermoso gesto y es la mejor manera de los padres enseñar a los hijos, con el ejemplo y con la oportuna explicación, los niños son generosos e impresionables y cuando se convencen de algo pues dan lo mejor de ellos para lograrlo. Gracias por compartir esta anécdota. En mi casa, por navidad, se ha pedido en los dos últimos años que compren un obsequio para un niño y lo traigan al pesebre, después se toma y se regala a quien consideramos que lo necesitan. No es gran cosa, pero hay muchos niños que nunca han recibido un obsequio y quizás esa acción les deje un buen recuerdo.

  6. Betsi dijo:

    Felicidades para Miguel y familia !!

    Ejemplarizante decisión. Dejará huellas imborrables y profundas en el sentir de todo el grupo familiar. Es válida para todos los tiempos, en nuestro entorno inmediato o lejano. Se transfoma en sonrisas espontáneas y en maravillosas bendiciones.

    Si aún no lo has hecho, inténtalo. Entre todos podemos construir un mundo mejor, donde todos se amen como hermanos.

    “Señor, abre nuestros corazones a todos los que tienen necesidad de nuestra ayuda y comprensión. Amén”.

    Jorge, que Dios te colme de bendiciones !!
    Betsi.

  7. Maria Luisa dijo:

    Sobrevaloro la actitud de esos papás. Es la única y mejor forma de enseñar a los hijos :con el ejemplo y con la acción compartida ¡Felicitaciones!
    Abrazos:M.Luisa

  8. Myrian dijo:

    Es muy hermoso lo que nos has contado, hacen falta muchos papás como estos, todo un ejemplo a seguir. Saludos

  9. Pilar dijo:

    Le escribo desde España, me ha encantado ver que se están haciendo en todas las partes del mundo cumpleaños solidarios, nuestros hijos van a un colegio de religiosas misioneras ,el año pasado mi hijo de 7 años celebró su primer cumple solidario y conseguimos becar a un 1 niño del Colegio de Cumaná en Venezuela con el dinero se compraron libros y el uniforme, hace un par de dias el peque de 5 años ha seguido el ejemplo del mayor y ha hecho lo mismo, esta vez el dinero irá para Kafakumba (Congo) donde las hermanas tienen una misión, ahora el objetivo es promover este tipo de cumpleaños en el colegio, no os podeis ni imaginar los ojos de mi hijo mayor cuando entrego el sobre con todo el dinero a la monja, le brillaban de una forma que os aseguro que no lo había conseguido hacer ningún juguete, cuando salimos le pregunté ¿cómo te sientes Alvaro? y simplemente contesto , mamá estoy muy feliz.

    Pilar

Los comentarios están cerrados.