He conocido a la pequeña María

Supe que venía de camino en primavera, la primera vez que Blanca llegó al despacho enviada por la trabajadora social de su parroquia.

Muchos problemas en casa. Los padres en paro. Y ella, con apenas diecisiete años, esperando un niño.

Guapa. Con esa belleza especial que aporta la maternidad. Y hablas, cómo no vas a hablar. Ella nos contó cómo estaban, pero yo quería saber sobre todo cómo estaba ella, embarazada, tan joven, cómo se sentía…

Un poco lo de siempre. Un rollete, todo el mundo lo hace, total qué nos va a pasar. Pero pasó. El chico no quiso saber nada del problema. Eso sí, sugirió la salida fácil del aborto. Pero Blanca me decía que de eso nada, que era su niña y que la quería con toda el alma y que la sacaría adelante.

Sólo pude decirle una cosa: tranquila, que de esa niña nos ocuparemos entre todos. Ya lo verás.

La gente no falla. Unas llamadas, un par de charlas y en pocos días comenzamos a preparar el ajuar: coche, moisés, cuna, ropa…

María nació en julio, un poquito antes de lo que mamá esperaba. Una prisillas con ganas de gozar del verano en Madrid.

Hace un par de semanas nos la trajo Blanca. Yo estaba en la iglesia y de repente la veo aparecer con la niña. Pero Blanca… ¿y esta cosa tan guapa? Es María, quería que la conocieras… Llegó al despacho y la primera pregunta fue: ¿dónde está Jorge? Es que quiero que conozca a la niña…

Supongo que la bautizaremos en unos días, según me ha dicho mamá. Y haremos fiesta.

Una niña, Blanca, con sus diecisiete años. Una niña con sus errores, pero que no ha querido tratar de salvarlos cometiendo un disparate aún mayor.  Guapa. Muy guapa. Con una preciosa sonrisa y unos ojillos chispeantes con su María en brazos.

Alegrías que da la parroquia, alegrías que da la vida.

Quizá alguien, con una falsa buena voluntad, le hubiera aconsejado abortar. Y se hubieran perdido para siempre una niña y el gozo de su madre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derecho a vivir. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a He conocido a la pequeña María

  1. Bravo
    Por la valentía de la MAMÁ.
    Y por esos Angeles, defensores de la VIDA que han ayudado a que hoy María tenga la oportunidad de VIVIR

    Un enorme abrazo.

  2. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge.
    Es enternecedor el caso que nos cuentas, como Blanca con 17 años, no ha querido escuchar, tal vez, los consejos que haya podido recibir y ha seguido adelante con el embarazo.

    Es un caso problemático, con una familia que está pasándolo mal por el paro…Pero conseguirá valerse por si misma con el tiempo; aunque ahora necesite ayuda de vosotros, que con tan buenísima gente, no la va a faltar.

    María, en la foto, está preciosa…. Gracias por compartir con nosotros los acontecimientos de tu parroquia.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  3. Ana Azul dijo:

    Yo añadiría ¿y lo que se pierde el padre? Eso lo llevará encima para toda la vida. Nos se es un valiente por rechazar ser padre y dejar sóla a una mujer con un bebé. ¡Él se lo pierde! y seguro que María y su madre conseguirán formar una familia preciosa aunque sólo sea de dos. Besos para las dos
    Ana

  4. Betsi dijo:

    Una nana para María !!

    “Padre Santo y querido, pon un ángel al lado de María para que cierre el paso a la enfermedad y todo mal, y la guíe por el sendero de salud y bienestar. El Bien, la Paz y la Bendición la acompañen por todos los diías de su vida. Amén”.

    Te pedimos Padre, por todas las personas que de una u otra forma colaboran en la lucha por la defensa de la vida desde el momento de la concepción hasta su muerte natural. Dales la gracia, el valor y la fortaleza necesaria para vivir y trabajar diariamente según tu Santa Voluntad.

    Te pedimos Padre, por todos los bebés que ahora corren peligro de ser abortados. Para que sus madres, iluminadas por la luz de tu Santo Espíritu, reconozcan en ellos la maravilla de Tu creación y cobijadas bajo el manto amoroso y maternal de María, encuentren el mejor camino para salir adelante de sus dificultades.

    Inspíranos Padre, para que recordemos que sin Ti nada podemos y que todo nuestro esfuerzo, vaya siempre encaminado a ser testimonio vivo del gran Amor de Dios hacia los hombres. Danos la fuerza y el valor que necesitaremos para continuar siempre fieles a tu palabra.

    Que todos los niños, puedan escuchar una nana llena de amor.

    Que Dios los bendiga por medio de María !!
    Betsi.

  5. Myrian dijo:

    Blanca con solo 17 añitos ha tenido una reacción mejor que muchos adultos que no dudan en valerse del terrible aborto con tal de liberarse de lo que ellos creen un estorbo. Nos pones realidades que nos enternecen al alma Jorge, hacen falta muchas Blancas, valientes como ella, un error no tapa otro, pero ahí está con su niñita en brazos, el mayor tesoro que Dios nos da, a ver si cunde el ejemplo y se dejan de lado los crímenes matando a quien no se puede defender y son de su propia sangre..a veces los humanos somos peor que animales ¡Bravo por Blanca!!.

Los comentarios están cerrados.