Mendicantes

A las puertas de un hipermercado de Madrid. Ahí estamos los voluntarios de Caritas de la parroquia desde las tres de la tarde de ayer solicitando alimentos para nuestra gente.

Lo primero decir que en el hipermercado Simply de Montecarmelo nos han acogido con todo cariño dándonos las mayores facilidades. Hemos colocado una mesa de Caritas a la salida, y ahí vamos recibiendo las aportaciones de la gente.

El sistema es sencillo. A la entrada un voluntario reparte a los que van llegando una hojita informando de la operación kilo y de todas las actividades de Caritas. Es facilito. Una sonrisa, un buenas tardes, y unas palabras apenas: estamos haciendo una campaña para Caritas.

Ayer por la tarde el primer voluntario para informar a la gente y repartir octavillas fue un servidor. Es interesante. Porque recibes muchas buenas palabras, pero no faltan desprecios e incluso alguna cosa fuera de lugar. Pero es un ejercicio que enseña mucho. Pedir limosna para otros. Tener que dirigirte a cada persona. Es para Caritas… ¿quiere colaborar? Y saber que dependes en todo de su buena voluntad.

Ayer por la tarde estuvimos en total ocho voluntarios. Hoy y mañana bastantes más.

¿Responde la gente? Ayer por la noche nos trajimos para Caritas más de trescientos kilos de alimentos. Hoy y mañana será una explosión de generosidad, lo sabemos. Pero nos viene muy bien, porque estamos atendiendo ya a más de veinticinco familias a las que se les llena el carro de alimentos dos veces al mes, y eso supone moverse por todas partes.

Así que estamos de “mendicantes”. Servidor el primero. Y contentos, muy contentos, de hacer esta tarea en nombre de Dios para aquellos que nada tienen.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Solidaridad. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Mendicantes

  1. Que hermosa tarea y cuanto nos enseña. Ánimo y adelante.
    Bendiciones
    Maribel

  2. Myrian dijo:

    Ojalá hubiese muchos curas así, yo pienso que es muy bueno que el sacerdote se implique como tu lo haces, todo un ejemplo a seguir, yo creo que eso da más ánimo y fuerza a la gente para trabajar para los demás. En mi parroquia se trabaja con muchísimo entusiasmo para Manos Unidas, Cáritas, pero yo nunca he visto al cura en primera persona, son las mujeres de la parroquia que también se desviven trabajando y con ilusión, mirando donde pueden sacar un poco más para llevar los proyectos adelante. Pues que Dios os bendiga y os pague todo ese trabajo con creces Jorge.

  3. pepa dijo:

    Es curioso, pero creo que es en la única ocasión en que los desplantes no duelen. Sobre todo por la cara de desconcierto que ponen cuando les das las gracias y una sonrisa “sin doblez”.

  4. Blanca dijo:

    Saludos Jorge: Buena idea ir a las puertas del Supermercado.
    En mi parroquia van por las casas jóvenes de la Parroquia y en la calle les espera un coche que va recogiendo sus mochilas bien cargadas. Antes nos avisan para que estemos preparados. Suelen hacerlo un sábado a primera hora de la tarde.
    Es trágico como lo están pasando muchas familias con la dichosa crisis….Sin trabajo, los dos, hipoteca del piso, más coche pagándolo a plazos y niños…..No queda para comida después de los gastos fijos de agua, luz y demás.
    Jóvenes conocidos míos, universitarios los dos, colocados y con un sueldo cada uno que iban pagando todo sin grandes alegrías, pero con algún extraordinario alguna vez y ahora……Cobrando el paro mientras dure, y buscando, sin parar, pero no encuentran trabajo.

    Sin olvidar el hambre, o mejor la hambruna de Afrecha y otros lugares.

    Ante estos momentos que nos han tocado vivir con la crisis, no queda más remedio que compartir y hasta pedir como haces tú en estos momentos.
    Qué Dios te bendiga y te premie con muchos años llenos de vitalidad, para seguir dando y dándote.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  5. Betsi dijo:

    “Que Dios se lo pague hermano”

    No es una expresión artificial sino un resumen del evangelio entero. Nos recuerda toda la teología del amor. Es una apresurada oración que hará llover bendiciones sobre tu vida.

    “Si tienen mucho, den mucho. Si tienen poco, den poco. Pero siempre de corazón y con la alegría de dar”. (Santo Cura de Ars)

    “Porque tuve hambe y me diste de comer, entra en el paraíso”.

    Operación kilo es: “amor en acción”.
    Que Dios los colme de bendiciones !!
    Betsi.

  6. Ana Azul dijo:

    Como siempre, la gente responde. Siempre hay personas maravillosas. Ojalá algún día ya no tengáis familias que ayudar y atender, pero de momento es bueno que tengáis tanta ayuda.
    Besos y suerte
    Ana

Los comentarios están cerrados.