Mucha prudencia en internet

No acabamos de ser conscientes de la repercusión que puede tener lo que se publica en internet. Los que somos blogueros nos creemos que las cosas que colgamos son leídas por unas cuantas personas de nuestro entorno y apenas comentadas. Pero ojo. Que no es la cosa tan clara. De muestra basta un botón.

El pasado 25 de octubre publiqué en el blog una entrada con el título “La iglesia y la exención del IBI”. Uno más. Se lo envié a dos conocidos de sendos portales de información religiosa que a veces publican alguna cosa mía, y para de contar.

Si, si, para de contar. No me digan cómo, pero el articulito comenzó a circular por la red a velocidad de vértigo. Tanto que hasta me lo han hecho llegar a mi correo varias veces por si me interesaba.

Ha sido publicado en portales de información religiosa como Ecclesia, Religión digital, Religión en libertad, Opticatólica, Infocatólica. En páginas como Solidaridad.net, Análisis digital, Forumlibertas, Hispaniainfo, Libertad digital, Vistazo a la prensa, Las Provincias, El adelanto bañezano… Y en blogs y correos repetido hasta la saciedad.

He puesto ahora en google el título del artículo y salen 14.100 resultados. Pero es que en mi blog sólo la entrada de marras lleva directas más de cinco mil visitas.

¿Por qué digo todo esto? Porque nos pensamos que lo que uno escribe apenas tiene repercusión más que entre unos cuantos amiguetes e incondicionales, cuando lo cierto es que lo que escribimos puede tener una sorprendente propagación.

¿Y eso, qué significa? Pues significa que hay que ser extraordinariamente prudentes con lo que escribimos. Significa que una entrada puede tener una impactante difusión y que si es algo positivo, enriquecedor, bueno, y que mueve a la verdad, puede hacer mucho bien. Y todo lo contrario.

No. No estoy diciendo que es que esta entrada mía tan difundida haga bien, o que sea algo maravilloso. No. No entro en juicios de valores. Sólo constato el hecho de que lo que nos parece que se queda en el blog y poco más, puede tener una enorme difusión, y que eso me pide responsabilidad, porque con mis escritos puedo hacer mucho bien, pero también podría hacer daño.

Tengo en mis manos, como sacerdote, un instrumento más para evangelizar, animar al seguimiento de Cristo, suscitar el amor a la Iglesia y a los hermanos, alentar a los hombres a ser santos. Pero también puedo convertir este mismo blog en una llamada constante a la tibieza, el relativismo, el cuestionamiento constante de la iglesia, el escándalo. Una enorme responsabilidad.

Los que tenemos un blog, los que nos movemos por internet, no olvidemos por favor que nuestros escritos pueden ser leídos por mucha más gente de lo que nos pensamos. Y que eso nos ha de llevar a ser responsables y sensatos. Y para un servidor, que soy sacerdote, y me leen como tal, saber que si estoy en la blogosfera es como sacerdote católico, para animar a la gente al amor de Dios, al seguimiento de Cristo, al gozo de vivir en la Iglesia, a conocer nuestra realidad como católicos, también en lo del IBI.

Cualquiera que tenga un blog puede hacer de él un espacio para la creatividad, la cultura, el intercambio, el respeto, la difusión de valores que merezcan la pena. O un medio para fomertar el racismo, la intolerancia, la violencia, la mentira. Qué gran responsabilidad.

Gracias a todos por la difusión de esa entrada. A los periodistas que me han ido llamando. A los correos recibidos de medio mundo. A los amigos que han aprovechado la coyuntura para hacer esa llamada que teníamos pendiente. A los que quisieron compartir la entrada. Gracias. Ha sido sorprendente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Informática e Internet. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Mucha prudencia en internet

  1. Ana Azul dijo:

    Y esto demuestra que si algo está bien tendrá repercusión. Por eso hay que tener cuidado, porque por desgracia también se publican infamias y mentiras que gozan de publicidad por la red. Entonces, si lo que se dicen son verdades pues mucho mejor porque llegarán a mucha gente. Saludos y enhorabuena por la repercusión que ha tenido tu artículo.
    Ana

  2. Blanca dijo:

    Saludos, Joge,
    ” Hay que ser extraordinariamente prudentes con lo que escribimos. Significa que una entrada puede tener una impactante difusión y que si es algo positivo, enriquecedor, bueno, y que mueve a la verdad, puede hacer mucho bien. Y todo lo contrario”.
    IMPORTANTÍSIMO, Jorge.
    Un millón de gracias.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  3. “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio”. No te extrañe que el artículo tuviera tanta repercusión, no es que hayas dado en el clavo, es que has dado en muchos clavos. Ánimo y adelante, Dios puso en tus manos este instrumento para difundir su mensaje.
    Que Dios te bendiga
    Maribel

  4. me parece muy buena la reflexion ,para pensar sobre el buen uso de este medio de difusion .Chela.

  5. Betsi dijo:

    Bendiciones Jorge !!

    Es mucha la velocidad que internet le ha impreso al mundo. Estamos más sensibilizados ante las tragedias de pueblos hermanos a miles de kilómetros de distancia, celebramos de manera casi inmediata y simultánea los logros de la humanidad, podemos vivir a través de las cámaras, líneas y fotos de otros realidades que nunca antes pensábamos que podrían ser accedidas por nosotros.

    “Se presentan a nuestro alcance objetivos hasta ahora impensables, que asombran por las posibilidades de los nuevos medios, y que a la vez exigen con creciente urgencia una seria reflexión sobre el sentido de la comunicación en la era digital (…) Si se usan con sabiduría, pueden contribuir a satisfacer el deseo de sentido, de verdad y de unidad que sigue siendo la aspiración más profunda del ser humano”. (Benedicto XVI)

    Todos los cristianos estamos invitados por Benedicto XVI a unirnos con confianza y creatividad responsable a la red de relaciones que la era digital ha hecho posible, no simplemente para satisfacer el deseo de estar presentes, sino porque esta red es parte integrante de la vida humana.

    Felicitaciones por tu atinado artículo: “La iglesia y la exención del IBI”.

    Felicidades !!
    Betsi.

  6. Néstor Mora dijo:

    La relevancia tiene estas servidumbres. A los que escribimos en blogs nos gustaría que nos leyera todo el mundo, pero cuando damos en el clavo y vemos como se desborda el vaso, nos entra un vértigo considerable.

    No es fácil fácil ser relevante, ya que implica una considerable responsabilidad. Nos toca pedir al Señor que nos ayude a conseguir relevancia para Su mayor gloria y no creer que el objetivo somos nosotros mismo.

    Un saludo en el Señor 🙂

  7. Mª Lourdes dijo:

    Yo también recibí el correo, gracias. ¿Por qué crees que Zp. no nos dá el follón como al principio?
    Es muy sencillo, los millones de cristianos católicos de este país, le hemos sacado y le seguimos sacando al gobierno las castañas de fuego, ellos tienen a su favor que nosotros no alardeamos de nuestro trabajo en cáritas, en cárceles, con niños, en apoyo escolar, y miles de tareas, porque lo hacemos pensando en El, con El y para El, no nos movemos ni por ideologías ni despreciamos por religiones, trabajamos gracias a Dios y con la fuerza del Espíritu Santo por Amor y eso es lo que vale, que al fin y al cabo el Amor supera todos los mítines, y los programas electorales, yo voy a seguir poniendo la cruz en la casilla sea el que sea el que gobierne, quizá porque vivo todos los días la gran ayuda de la Iglesia para los más necesitados. Gracias Jorge.

Los comentarios están cerrados.