Don Melitón: otro cura que ya no se calla

Parroquia de San Agustín. Linares (Jaen)

Me llegó al correo ayer. Y según he visto hoy por la red parece que el autor es D. Melitón Bruque, sacerdote de la parroquia de San Agustín de Linares (Jaen). Me ha encantado su carta. Y la transcribo con todo cariño, enviándole mi abrazo y diciendo que servidor tampoco piensa callarse. Ahí va la carta del amigo Melitón. No se la pierdan. No tiene desperdicio.

HAY QUE EXPROPIAR A LA IGLESIA

Hay momentos en que ya se tensan los nervios demasiado y la prudencia se convierte en cobardía, pues quieres evitar discusiones y enfrentamientos que pueden acabar en la ruptura, por la intolerancia de algunos que raya en la agresión, en el insulto y en el atropello.

Estamos en momentos fastidiados, ya que aquí parece que solo cabe una opción y una opinión y todo lo que sea distinto, es fascismo, es resentimiento, es demonizable por uno y por otro lado y eso, en verdad, es el peor y más duro de los fascismos y despotismos, que impide que nos podamos sentar  y hacer un análisis tranquilo y objetivo de la realidad que vivimos.

Constantemente oyes expresiones y opiniones de todo tipo y te encuentras con gente que sostiene lo insostenible y que niega lo evidente… pero, repito: cada uno debe valorar sus opiniones y contrastarlas con la realidad lo más objetivamente que pueda.

No obstante, llegan momentos en que la agresión y el resentimiento es demasiado fuerte y se hace imposible seguir callando y aguantando barbaridades; esta vez no me voy a callar y no me voy a dedicar a hablar de nada lejano y teórico, simplemente quiero constatar lo evidente e invitar a que, quien quiera y tenga buena voluntad, lo constate.

Ya estoy harto de slogans y de frases hechas: que si los anillos del papa, que si las riquezas del Vaticano, que si el dinero de la venida del papa en las JMJ… simplemente hablo de la iglesia a la que pertenezco, de esa iglesia que me he ido encontrando en los 39 años que llevo de sacerdote y todavía no he encontrado una de esas de las que todos hablan en la que se den esas características de riqueza que  todos critican, sino que por el contrario, en todas partes me he encontrado con lo mismo: una comunidad pobre, solidaria, fraterna, que camina al lado de los pobres y necesitados, que intenta hacer fraternidad y que entrega el 50 o el 60 % de lo que recoge a obras de caridad… y encima te encuentras con esto:

-Voy a entregar los papeles de la declaración de la renta para pagar mis impuestos, como todo ciudadano, y en la puerta de Hacienda me encuentro con un tipo que repartía papeles invitando a que la gente no pusiera la  “X” en la casilla de la iglesia; cuando salí, después de haber leído el panfleto, le dije que por qué no se venía a la puerta de mi parroquia y a los pobres que tengo todos los días en la puerta o a los que se encuentran todas las noches en la puerta de la parroquia de S. Agustín  les dé otro panfleto diciéndoles dónde tienen que ir para comer o dormir; toda su respuesta fue llamarme “facha de derechas”

El lunes pasado, día 7 de noviembre, hablando del cara a cara de los dos candidatos a la presidencia, se desató la discusión en el grupo donde me encontraba con dos maestros, una liberada sindical y una funcionaria de la Seguridad Social. Salió  al baile la iglesia –como siempre- y, según los contertulios, parece ser que es el obstáculo mayor para el progreso de España; alguien soltó una frase que me dolió muchísimo: “La iglesia es la sanguijuela más grande que tiene España” y a partir de ahí, se dispararon en una serie de barbaridades, de calumnias y mentiras que solo un resentido social y un descerebrado puede dar cabida en su cabeza. Yo quisiera saber qué dicen de los 550.000 € que se han gastado en la pendejada del cara a cara de anoche o de los 20.000 € diarios que se está gastando algún candidato en viajes para la campaña de la mentira que nos están haciendo, pero de eso no se dice nada.

Por supuesto, ninguno apoyaba con su “X” a la iglesia; tampoco se sentían miembros de ella, a pesar de estar bautizados y, casados todos en ella. Escupían vinagre contra la iglesia y contra todos los católicos; todos sostenían que debían romperse todos los acuerdos que tiene el Estado con la  iglesia y, aplaudían la propuesta de uno de los partidos actuales de que a la iglesia católica se le retire el “privilegio” de la exención del IBI ((impuesto sobre bienes inmuebles) Alguno decía que no solo se le debe obligar a que pague, sino que había que retirarle la propiedad y emplearla en espacios para los pobres, pues –decía- “No se puede permitir que en un momento de crisis como el que vivimos haya 3 monjas en caserones en los que podrían vivir tranquilamente 10 familias.

¡¡ Y que haya que callarse y no puedas decir la verdad!!  ¡¡¡Pues no, no me voy a callar!!!

Mira por donde cae en mis manos la respuesta de otro sacerdote a una situación exactamente igual a lo que yo estoy exponiendo y con toda valentía responde. Me va a permitir el P.  Jorge, párroco de la parroquia de “Tres Olivos” (Madrid) que utilice su respuesta, actualizándola con  los datos de nuestra parroquia, porque creo que es necesario que la gente lo sepa.

El “IBI” es el impuesto que se carga sobre bienes inmuebles: la iglesia tiene los templos, catedrales, hospitales, colegios… centros de servicio público que tiene como asociación pública de servicio, que es así como está considerada, pues ahora piden que pague impuestos por todo eso.

Es importante que sepamos

La exención del IBI  (impuesto sobre bienes inmuebles) no es, en absoluto un privilegio especial que se le concede a la iglesia católica, sino que  por ley, están exentos de IBI:

  • Todos los Servicios públicos (Defensa, Seguridad, Educación, Salud y Servicios penitenciarios).
  • Los inmuebles destinados a usos religiosos por aplicación de Convenios con la Santa Sede, con la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas, con la Federación de Comunidades Israelitas y con la Comisión Islámica.
  • Los inmuebles pertenecientes a gobiernos extranjeros o que les sea de aplicación la exención por convenios internacionales.
  • Los edificios y terrenos pertenecientes a Cruz Roja.
  • Los terrenos ocupados por las líneas de ferrocarriles y los edificios enclavados en los mismos terrenos.
  • Colegios concertados.
  • Los edificios pertenecientes al patrimonio histórico-artístico.
  • Los inmuebles pertenecientes a entidades sin fines lucrativos

Y no digamos ya, sobre las ventajas fiscales de las que gozan partidos políticos y sindicatos: No tienen que declarar lo ingresado por cuotas, por las subvenciones ni las donaciones que reciben, ni por los rendimientos de sus actividades económicas, ni los rendimientos procedentes de las rentas de su patrimonio.

Sin embargo, ya ven, encima hay que callarse y tener mucho cuidado con lo que se dice, parece que todo eso es sagrado y en cambio la iglesia es un cáncer:

A nadie se le puede ocurrir pedir que partidos políticos y sindicatos renuncien a sus enormes ventajas fiscales.

A nadie se le ocurre pedir que  paguen el IBI las mezquitas o templos budistas o de otras religiones, ellos sí son un apoyo grande y beneficioso para España.

Nadie clama por el pago del IBI de embajadas o colegios, o grandes palacios.

Ni exige que paguen el IBI el ejército o las comisarías, las estaciones de RENFE o las cárceles.

No. La única sanguijuela es la iglesia.

Yo quiero exponer cómo mi parroquia de S. José de Linares está chupándole la sangre a España, se está aprovechando de los pobres y está siendo un obstáculo para el progreso y, por culpa de ella, que está chupando la sangre a la ciudad,  no puede salir adelante el ayuntamiento:

Efectivamente, esta crisis está generando una gran pobreza, pero ¿es la iglesia la culpable de las 160 familias que la comunidad cristiana de S. José atiende mensualmente y busca alimentos por todas partes para ayudarlas a que se sigan manteniendo en estos momentos de dificultad? ¿También son culpables los cristianos de S. José que van cada domingo a misa, se rascan su bolsillo para ayudar a aquellos que les cortan la luz, el agua o no pueden pagar la hipoteca y les quitan el piso…? Y la misma cosa que hace la parroquia de S. José es lo que hacen todas las de Linares, de la provincia y de toda España.

Estoy esperando al tipo que me decía que no pusiera la “X” a la iglesia para que me diga dónde envío a los pobres, o que me den respuesta los que dicen que la iglesia es una “sanguijuela”, y me indiquen dónde se defiende a los pobres y no admiten que me los manden a la fila de los jueves en la puerta de caritas, porque a los organismos oficiales ya no les queda presupuesto… pero a nuestra comunidad jamás le han dado un presupuesto para que los atienda, sino que responde de ellos por la caridad fraterna que no puede soportar que un hermano lo echen a la calle o se quede sin comer.

¿Qué están haciendo por todos estos pobres los partidos políticos, los sindicatos, las embajadas, los propietarios de los grandes palacios, las mezquitas…?

¿Qué están haciendo por ellos los ayuntamientos? Porque aquí vienen enviados por el ayuntamiento para que les echemos una mano, ya que ellos –según dicen- “no tienen presupuesto”. ¿Y la iglesia de dónde lo saca? ¿Por qué no los envían a los sindicatos o a los partidos políticos, a las mezquitas o sinagogas,  a las embajadas o delegaciones diplomáticas?.

No. Los envían a las parroquias.

En nuestra parroquia se atiende constantemente a gente que llega desamparada y perdida, sin saber a dónde echar mano. Como he indicado antes, cada jueves vienen aquí unas 30 familias para recibir su comida y poder salir así adelante; al mes son más de 100 familias las que apoya la parroquia.  Sin embargo, ya ven la solución de estos defensores de los pobres: “Que la parroquia pague un impuesto” por el espacio en el que almacenamos esos alimentos, por el espacio donde vienen cada tarde cerca de 100 niños para dar la catequesis y aprenden a ser personas de respeto, obedientes a sus padres, y a un orden ciudadano y a relacionarse como amigos y como hermanos… pero  -según ellos- lo mejor es que expropien todo este espacio y se lo den a… ¿ a quién se lo damos ?

Estas monjitas de nuestra parroquia –a quienes ellos critican- en cuya casa han pasado ya más de 50 muchachas que hubieran ido a parar a la prostitución, hubieran abortado a sus bebés, y, alguna de ellas, con toda seguridad, hubiera muerto y tuvieron la suerte de  encontrarse una comunidad de hermanas que las acogieron, les dieron albergue, las alimentaron con su sueldo – porque ellas comen de su trabajo-, les abrieron su casa, las prepararon para la vida, les buscaron un puesto de trabajo y hoy se sienten personas con toda su dignidad y viven entre nosotros. A esas monjitas y a todos los voluntarios de la comunidad cristiana que trabajan con ellas, que paguen ellos los efectos del robo de todos los ladrones que se están engordando con el dinero de los pobres, que arreglen el problema quitándole las propiedades y obligándoles a que paguen impuestos por lo que ponen al servicio de los pobres

¡¡ Sí señor, así se defiende la justicia y a los pobres!! Esas monjitas que abrieron su casa y crearon un espacio para que los jóvenes se sientan apoyados a todos los niveles, que ofrecen un espacio de trabajo y disciplina, que no encuentran en otros sitios y, gracias a ellas más de 100 jóvenes han podido superar la dificultad de un momento de conflicto en sus vidas y hoy siguen sus estudios gracias a la ayuda incondicional y desinteresada, que ellas les prestan, invitando a que gente valiosa cristiana dé gratuitamente lo mejor que tiene para ayudar a los jóvenes y ahí en esa casa, en la que viven 4 monjas,  han creado un espacio de apoyo a la juventud, sin presupuestos, sin sueldos, sin intereses de ningún tipo, sin subvenciones del estado… ahí trabajan licenciados en idiomas, doctores en ciencias, ingenieros, licenciados en  derecho ayudando a los jóvenes… ¡qué sanguijuelas más extrañas!  ¡¡Que paguen y se les quite todo eso que tienen puesto al servicio desinteresadamente!!

Yo estoy esperando que los que no son considerados “carga” para el gobierno, los luchadores por la justicia y la igualdad, los que sueñan con un país donde  todos vivan con dignidad, donde se respeten los derechos de todos los humanos: los partidos políticos, los politiqueros y enchufados, y los sindicatos, ¡¡tan solidarios todos ellos y tan preocupados por los pobres!!, ¿Cuándo van a renunciar a alguno de sus privilegios? ¿Cuándo van a pedir que paguen el IBI las embajadas de USA, Rusia, Cuba o China? ¿Nadie exigirá impuestos a las mezquitas? ¿Y a RENFE? ¿Y a la duquesa de Alba?

Pues no, que pague la Iglesia, que es la  única que estorba.

Pues mientras llega ese momento en que hagan todo eso, pásate todas las noches por la parroquia de S. Agustín y verás cómo la iglesia chupa la sangre a los pobres; pásate por cualquier parroquia de Linares y verás el daño tan tremendo que está haciendo a la sociedad; acércate a las cofradías, que tanto critican, y verás que hacen muchas más cosas que sacar de paseo las imágenes, pero de eso nadie habla… Después comprueba si todo eso es la causa de la crisis que padecemos y si quitando de en medio lo que hace la iglesia se va a arreglar el `problema que tenemos. Date una vuelta y verás la ayuda tan grande que está recibiendo la iglesia de los organismos oficiales y verás que si se dejara de ayudar a la iglesia, -como sostienen estos defensores de los pobres- todos los problemas  de  la crisis estarían resueltos.

Resulta divertido: Estos charlatanes que presumen de progres con un lenguaje trasnochado, se sienten actuales diciendo: “Iglesia, paguen ustedes el IBI, que hay que salir de la crisis y, de paso, atiéndanme a estas familias, que me he quedado sin presupuesto”. Yo creo que serían más exactos y honrados si dijeran la verdad: “No nos quedaremos tranquilos hasta habernos chupado por completo la sangre del pueblo”.

¡¡YA ESTÁ BIEN DE CALLAR Y DE BURLARSE DEL PUEBLO CON DISCURSOS POPULISTAS, SEAN HONRADOS Y VALIENTES DE UNA VEZ!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cosas de la vida. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Don Melitón: otro cura que ya no se calla

  1. karmenfl dijo:

    Yo es que soy de la opinión de que la iglesia ha callado demasiado, y como dice Don Meliton, es fácil que la prudencia se convierta en cobardía, … o en apatía. Qué duda cabe que nos movemos en una sociedad donde lo “guay” es el ateísmo, se atiende con la mayor atención a los supuestos poderes milagrosos de las piedras cónicas del bajo egipto por sus beneficiosos efectos para el acné juvenil, pero todo lo que huela a religión en obsoleto e inútil. Y los cristianos nos agazapamos en una esquinita esperando a que pase el temporal, dejándonos comer más terreno cada vez y pagando la factura de una generacion cada vez más enquistada en su materialismo. ¿No necesitamos hacer algo?

  2. Ana Azul dijo:

    A ver si conseguimos que a partir de ahora se despierten conciencias y la gente no se avergüence de decir que es católica. A ver si ahora conseguimos que las cosas se traten como lo que son, no como sólo algunos quieren. Saludos
    Ana

  3. Rafael. dijo:

    Hay mucho callado y vergonzante cristiano.
    Don Melitón tiene agallas
    Yo escribo constantemente sobre estos asuntos
    Ya está bien que lo que se hace por amor al Cristo de Dios esté tan mal visto
    Los católicos han de saber ser católicos como los comunistas saben ser comunistas.

  4. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge
    Estas entradas nos dan ideas para responder ante estos ataques que hay que escuchar con frecuencia de gente que no puede ver a la Iglesia.
    Lo más doloroso es que a veces son personas de la propia Iglesia que están con esas ideas y propagan con sus escritos juicios de ese tipo. Hoy casualmente viendo un Blog de un seglar comprometido hablando de las JMJ…. Había una respuesta de otro católico, tal vez hasta sacerdote , diciéndole cosas parecidas a las que hemos leído….Dinero malgastado que hacía falta para otras cosas…Es una pena que haya ese sector dentro de la Iglesia, porque a ellos los creen más estas cosas, cuando les conviene…
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  5. embruxo dijo:

    recuerdo una canción infantil que decía “don melitón tenía tres gatos que los hacía bailar con los platos y por la noches les daba turron que vivan los gatos de don melitón”

    pues me vais a permitir que la adapte, y como ya no soy una niña, QUE VIVAN LOS H…. DE DON MELITÓN!!!!

    me lo llevo!!!!

  6. ¡Esto es saber defender una causa justa! Si fuese periodista o conociese a alguno español le pediría que publique esa carta de Don Melitón, la misma no puede ser más contundente. Es una oda a la verdad del trabajo en comunidad. El año pasado hice el Camino de Santiago desde Ponferrada, al final no podía caminar, me quedé sin dinero y tuve que pedir ayuda, estuve en una iglesia hablando con un sacerdote quien me dijo que eso no era su problema y que no me ayudaría; hablé con una persona del ayuntamiento y me mandaron a ¡Cáritas! Allí me enviaron a un comedor donde desayuné y almorcé por dos euros, me alojé tres días en el Monte del Gozo, en un hospedaje católico fundado por polacos donde además de atención médica me dieron comida; eso no lo he visto en ninguna otra religión, sólo la Iglesia Católica es la que presta un servicio sin interés, sólo en beneficio del necesitado.

  7. Betsi dijo:

    Felicitaciones a Don Melitón !!

    La comunidad que hace vida en la parroquia de San Agustín de Linares (Jaen) debe sentirse muy orgullosa de tener un sacerdote tan valioso como Don Melitón. “Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe”.

    “Un sacerdote, según el corazón de Cristo, es el don más precioso que se puede regalar a una comunidad”.

    Dios los bendiga a todos !!
    Bets

  8. Eugenio dijo:

    Lo más fácil,en España, siempre es culpar a la Iglesia de todos los males que los políticos no pueden,o no saben resolver desde la desamortización de Mendizabal.
    Abrazos.

Los comentarios están cerrados.