Cuidadito con las ONG

Desde hace algún tiempo se han ido poniendo de moda las ONG a las que se presenta como una especie de hermanitas de la caridad laicas que van por el mundo poniendo sonrisas y acariciando niños pero sin dar la lata con esas cosas tan superadas como la religión y sus monsergas. Algo así como la alternativa laica a las clásicas misiones católicas proselitistas incapaces de respetar la identidad de cada pueblo.

Y nosotros, que no somos más bobos por falta de entrenamiento, nos lo hemos creído. Mejor, no sólo nos lo hemos creído, sino que me encuentro con bastantes católicos deslumbrados por la magnífica labor social de tantas ONG no confesionales, con las que contribuyen alegremente mientras contemplan con una sonrisa compasiva la labor de tantos católicos, especialmente religiosos y religiosas, a favor de los pobres, al grito de ¡vivan las ONG, viva la caridad laica, la caridad no es monopolio de nadie!

A un servidor le parece perfecto que existan no una, sino mil organizaciones dedicadas al servicio de los pobres. Cuantas más mejor. Encantado con el fomento del voluntariado, la ayuda generosa al débil, la cercanía al abandonado. Pero… cuidadín, cuidadín, que en el mundo de las ONG no es oro todo lo que reluce, ni es admisible para un católico todo lo que desde ellas se realiza.

No sería la primera vez que nos topamos con ONGs metidas en turbios asuntos económicos. Hace poco conocíamos que Iñaki Urdangarín y su socio habían utilizado una ONG creada por ellos para supuestamente ayudar a niños con cáncer, para evadir 650.000 € a Belice. En octubre supimos que otra ONG había sido desahuciada de su oficina en la calle Princesa de Madrid por no pagar sus 1.500 € mensuales de alquiler (¿no había oficinas más sencillitas?). Y seguimos recordando la gran estafa de intervida, que consiguió padrinos para 350.000 niños que finalmente no existían. Una ONG es hoy la mejor forma de sacar adelante un negocio: se constituyen con facilidad, tienen menos controles de auditorías, régimen fiscal beneficioso, acceden con facilidad a ayudas y subvenciones, tienen una buena imagen pública, pueden mover dinero fácilmente al extranjero… Invito a leer este artículo que me ha gustado: http://www.elblogsalmon.com/entorno/las-ongs-como-negocio

Pero es que además un católico tiene que preguntarse si desde estas ONG no se andarán haciendo cosas que van en completo desacuerdo con la doctrina de la Iglesia. En estos días, por ejemplo, se ha vuelto a hablar de Médicos sin fronteras, una organización conocida y respetada, como organización que está realizando abortos incluso en países donde esta práctica es ilegal. A ver si va a resultar que los católicos andamos apoyando económicamente a organizaciones así que acaban haciendo abortos y esterilizando a las personas.

Quiero decir con esto que cuidadín, cuidadín con las ONG, que no es oro todo lo que reluce, y que bajo las siglas de ONG uno puede encontrarse de todo. Evidentemente la mayor parte de ellas son serias. Pero que hay que andarse con mucho ojo.

Servidor, como católico, se apunta al Domund, a Manos Unidas y a Caritas, que sé que administran bien, que hacen que el dinero llegue a sus destinatarios y me garantizan hacer las cosas como las debe hacer un buen cristiano.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cosas de la vida, Derecho a vivir, Solidaridad. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Cuidadito con las ONG

  1. Ana Azul dijo:

    Pues que quieres que te diga, que tienes toda la razón. Besos
    Ana

  2. luis garcia dijo:

    Gracias por la advertencia. Lo mismo diría yo de los sacerdotes católicos, también tentados por el dinero y el sexo, y caen igual que los de las ONG

    • Jorge dijo:

      No. No caen igual. En un artículo que no llega a las cuarenta líneas le he podido citar tres casos de ONG laicas con serios problemas judiciales. Cíteme tres ONG confesionalmente católicas con problemas parecidos. Sólo Manos Unidas manejó un presupuesto en el año 2010 de 52.993.572 euros, auditado y sin un solo problema.
      Yo le agradecería que en lugar de ese manido “todos son iguales” desmintiera mis datos y ofreciera otros en los que pruebe cómo las ONG de la Iglesia mienten y estafan. Pregunte en el Consejo Nacional de ONG (Plataforma de ONG, http://www.plataformaong.org/) por las ONG con problemas judiciales y económicos, a ver de quién son.
      Si mis datos son errados, rebátalos o complételos con los suyos. Pero eso de que “todos iguales” no cuela.

      • luis garcia dijo:

        No me refería a las ong’s católicas. Digo que la misma corrupción que en las ong (tanto aconfesionales como confesionales) hay en los miembros del clero. Y no me refiero sólo a los casos de abusos sexuales. A nivel económico acaban de echar a un cura en cataluña de su parroquia por malversar fondos, al Papa le acaba de salir un nuevo escándalo con el banco del Vaticano. Y estos casos no en un un artículo de 40 líneas sino en los medios de comunicación de la última semana.
        Soy católico pero no creo que seamos mejor que el resto.

  3. maribelad dijo:

    Gracias Joege, como siempre tus advertencias son muy buenas.
    un abrazo
    Maribel

  4. Prados dijo:

    Yo apadriné uno de esos niños de Intervida. No me llegaban los dibujitos de los niños (que se suponen dibujan para sus padrinos). Me dijeron que las familias se iban de los pueblos. Me asignaron otro.
    Por aquel tiempo yo me fiaba de esta asociación por un premio que le habían dado de calidad. Por la duda que me entró, me terminé pasando a una asociación religiosa misionera. No sabía lo de la estafa de intervida.

  5. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge,
    Acabo de leer lo que dice Prados de Intervida….Me he dominado varias veces para no darme de baja. Yo empecé con una emisión de TV hace años, ya bastantes años. He tenido varios niños. Cuando uno desaparece me avisan de que me asignan otro porque ha emigrado con su familia Fulanito.
    Me han escrito muchas veces Ahora tengo a Romario Blanco de Trujillo, Perú. Me mandan dibujos, felicitación de Navidad y por mi cumpleaños.
    No me he dado de baja por dudas de desatender a lo “poco que puedan” hacer y que todavía hagan menos…Pero me informaré más y mejor. Me suelen enviar revistas y un CD con los proyectos que tienen. …Pero me informaré más y mejor…y tal vez decida DE UNA VEZ mandarles a paseo.
    Lo que ha salido del tristemente famoso Duque de Palma, no es una excepción. Hay muchos “listines” que viven del cuento de las ONGS.
    De acuerdo con Jorge que nadie para nosotros como la propia Iglesia a través de sus organismos para hacer las donaciones en vez de ONGs que aparecen cualquier día por cualquier medio…
    CARITAS no falla y las que dependen de Misioneros como pueden ser Salesianos, o Combonianos, por citar algunos, tampoco.
    Jorge, gracias por abrirnos los ojos tantas veces.
    Poder estar al día en todas estas cosas es una suerte.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  6. A esta misma conclusión yo llegué hace algún tiempo.
    Colaboro con varias “ONG” todas católicas, excepto la de Vicente Ferrer en la India. Estos últimos se que hacen una labor inmensa…pero no le hablan al pobre de Dios y creo que la pobreza más importante es la espiritual. Hay que sanar el cuerpo, pero sobre todo lo que hay que sanar son las almas.
    En Madrid, en la Plaza del Callao siempre hay apostados jovencitos que con mucho impetú te piden que te hagas socio de Médicos sin Fronteras (una asociación admirable de la que desconocía el hecho que tu relatas), a uno de ellos tuve que decirle: “Mira, yo colaboro con la Iglesia en Africa. Los curas, monjas y misioneros se quedan entre los negritos cuando la guerra les cerca. Muchos de ellos son asesinados y ninguno sale corriendo porque piensa que “su” vida es más importante que la de aquellos a los que ayudan”

    La Iglesia es la más grande ONG del mundo. La sufraga la “riqueza” del Vaticano, esa riqueza que tanto exaspera a aquellos que hablan mucho, pero jamás ayudan al necesitado. Y además de luchar contra la miseria, la Iglesia insufla esperanza en las almas que lo necesitan….se puede ser muy rico y tener para comer, sin embargo el hambre de Dios no lo sacían las riquezas.

    El “ver” el mundo sin Dios, es lo que hace que exista pobreza, castas, prostitución, abusos infantiles. Pues el “projimo” pasa a ser solo “algo” de lo que podemos aprovecharnos.

    Un mundo con Dios es posible. Un mundo distinto en el que la caridad fraterna marque el rumbo de la Historia.

  7. Myrian dijo:

    Pues me parece que servidora está colaborando con algo en lo que no estoy de acuerdo desde mis principios y conviciones, colaboro con Médicos sin Fronteras, por supuesto que tomaré medidas y miraré con lupa el asunto. Hay una ONG de la que no voy a decir el nombre aunque lo merecen, que cada dos por tres me llama incluso por teléfono para pedir más..tengo una cuota fija y de ahí no me muevo ..¿Porqué? Porque mi dinero lo gobierno yo y solo yo, solo yo se hasta donde puedo y quiero llegar y bajo ningun concepto consiento que nadie me marque las pautas¡¡¡solo yo se como me lo gano, solo yo se si puedo dar más, solo yo se que tengo personas en el paro que también necesitan ayuda!! Y les he dicho que si no están de acuerdo con mi acaso pequeña cuota otras lo estan deseando….Y cada uno gobierna su casa y sabe los problemas que tiene!! acaso podría aumentar ese € que me piden pero basta que lo pidan con tanto descaro para que yo les plante cara y no se lo de, no hay que tener tanto morro, cada uno sabe…..
    Efectivamente Jorge, las ONG que la Iglesia gobierna son las más fiables y eso está demostrado documentalmente y aun asi hay cosas que no salen bien..me comentaba un cura amigo hace unos días de un señor que le pidió para comprar un billete de autobús para ir a Galicia, le pagó el billete con dinero de Cáritas y luego se entera que lo ha vendido por bastante menos de lo que habían pagado y de esas muchas.. una familia que se alimentan por lo menos en parte, de Cáritas…y luego andan de vinos por los bares, pues que no…que no me cuadra el asunto, no estoy de acuerdo con eso…yo puedo entender que se tomen un vino si tienen sed o les apetece y tienen todo el derecho del mundo, lo entiendo, pero no que anden de vinos continuamente y por vicio y luego pidan ayuda, para eso que no pidan..decía mi sacerdote que a veces es muy dificil ayudar a los pobres, no todos son honrados. El post de hoy Jorge da mucho de si, es verdaderamente interesante y hay que andarse con ojo con algunas ONGs, no todas son lo que parecen, será cuestión de pararse un poco y ver, muchas gracias por abrirnos los ojos que hay mucho “espabilao”. saludos.

  8. Betsi dijo:

    Bendiciones Jorge !!

    Nuestra caridad se arraiga y alimenta en el amor mismo de Dios a la humanidad; es su prolongación y tiene una preferencia especial por los más pobres y excluidos. Como buenos samaritanos hemos de estar atentos y atender con diligencia, amor y gratuidad al prójimo necesitado.

    “Para nosotros, los cristianos, Dios mismo es la fuente de la caridad, y la caridad ha de entenderse no solamente como una filantropía genérica, sino como don de sí, incluso hasta el sacrificio de la propia vida en favor de los demás, imitando el ejemplo de Cristo”. (Benedicto XVI)

    Para evitar caer en ONGs que solo buscan la utilidad propia o el deseo de dominar, confiemos en las recomendaciones de Jorge.

    Abrazos,
    Betsi.

    P.D.: El artículo del enlace es muy orientador.

  9. Alvaro dijo:

    Exactamente, a menudo las ONGs laicas (a menudo laicistas) son Asociaciones No Generosas, agencias publicitarias que explotan la desgracia ajena.

    Por ejemplo, aunque no es una ONG (ya que pertenece a la ONU), pocas organizaciones hay que tanto se promocionen como “dedicados a los niños del Tercer Mundo” como Unicef (que nos inunda todos los años con los clásicos paquetes de tarjetas navideñas “con donación”).

    Eso sí: como haya un desastre en alguna parte del mundo, la “ayuda humanitaria” que envía Unicef incluye un completo kit de abortorio de campaña, como se denuncia en esta página (para quien pueda pensar que son infundios, nótese que algunos de los enlaces de la página enlazan directamente con la web de Unicef):

    http://bitacorapi.blogia.com/2007/122001–no-cree-usted-que-unicef-promociona-el-aborto-.php

    Por otra parte, creo recordar que fue el papa Juan Pablo II quien, en discurso en la ONU, mencionó el dato de que algo más de la quinta parte de la acción humanitaria que se realiza en todo el mundo corre a cargo de la Iglesia Católica (bien directamente, bien mediante sus diversas organizaciones). Sintiéndolo mucho, no he encontrado el enlace a esto último.

    Así las cosas, siempre cuido de que mi ayuda vaya a través de las parroquias en general y de Cáritas en particular. Es casi la única garantía que tengo de que esa ayuda llegue a quien debe y no se quede por el camino.

    Un saludo.

  10. Caritas, Aldeas Infantiles y Cruz Roja
    A esos estoy suscrito.
    Los demás son clientes personales
    En las estaciones hay mucha gente que pide como que se va a algún lugar y le falta x euros y es una estafa. Pequeña, pero estafa.

  11. Betsi dijo:

    A quien pueda interesar:

    Pontificio Consejo Cor Unum “un solo corazón”
    para la promoción humana y cristiana

    Fue creado por el Papa Pablo VI con la Carta autógrafa Amoris officio del 15 de Julio de 1971.
    COR UNUM “expresa la solicitud de la Iglesia católica hacia los necesitados para que se favorezca la fraternidad humana y se manifieste la Caridad de Cristo” (Constitución apostólica Pastor bonus, art. 145.)

    link Cor Unum: http://goo.gl/p5XbG

    El Consejo Pontificio Cor Unum, en su 6ta. Edición de Catholic Aid Directory (CAD) – 2008. proporciona la guía de 1.100 organismos o Instituciones de caridad de la Iglesia, que ayudan especialmente en casos de catástrofe o necesidades, sin distinción de religión. Para ello piden ayuda a las parroquias del mundo entero. De hecho, ninguna institución del mundo ha contribuido más que la Iglesia en promover la paz y la unión entre los hombres.

    Que Dios les bendiga !!
    Betsi.

Los comentarios están cerrados.