Anticlericalismo casposo

Reloj Cándido Méndez

Clausura del congreso del PSOE. Discurso del recién elegido secretario general don Alfredo Pérez Rubalcaba: “vamos a denunciar los acuerdos con la iglesia católica”, frase que fue recibida con el mayor aplauso de la jornada. La respuesta a don Alfredo se la dio su propio compañero de partido, don Francisco Vázquez, actual embajador ante la Santa Sede: “anticlericalismo casposo”.

No cuela eso de querer tapar las corrupciones, corruptelas, mamandurrias y demás excesos en este país diciendo que es que el problema de todo lo tienen los dineros de la Iglesia.

Tenemos un estado prácticamente en bancarrota. Las autonomías están en la más absoluta ruina por puro derroche y escandalosa corrupción. Desde los ERES y las prejubilaciones andaluzas hasta el caso Gurtel, el caso Pepiño o el caso Urdangarín. La prensa constantemente nos informa de sueldos, planes de pensiones muchimillonarios, comilonas de miles de euros, citas en los más lujosos restaurantes, prebendas a tutiplén, bancos arruinados con consejeros forrados. Un país deshecho, muerto, con más de 5.300.000 parados y un índice de paro juvenil del 50 %. Ante esto, ¿qué se le ha ocurrido al señor Rubalcaba? Denunciar los acuerdos con la Iglesia…

Ya es curioso. Toda la vida esgrimiendo el consenso como forma ideal de gobierno y entendimiento de las distintas fuerzas políticas y sociales. Más aún. Ahora nos resulta que el vicepresidente del gobierno del señor que inventó la alianza de civilizaciones, no quiere nada con la iglesia. Toda la vida hablando de dialogar y entenderse con todos, menos con los cercanos.

Alianza de civilizaciones. Alianza con la gente que aún sigue castigando el adulterio con la lapidación, el robo con la amputación de una mano o la homosexualidad con la horca. Alianza con los que castigan el cambio de religión con la pena de muerte. Con la iglesia no, por Dios, acuérdense ustedes de la inquisición y las cruzadas. Además la iglesia habla de los pobres pero vive en la riqueza…

Estos días circulan por internet los relojes de nuestro buen sindicalista Cándido Méndez defensor de los obreros. Ni uno baja de los 6.000 euros. ¿Cómo viven los políticos, de manera especial los que se definen a sí mismos como de izquierdas, comprometidos con los pobres, luchadores por los desvalidos? Para saberlo basta darse una vuelta por Pozuelo, Las Rozas, Majadahonda… las zonas más ricas del entorno de Madrid. O preguntar en los restaurantes de superlujo de la capital.

Pues nada de nada. El problema es el papa y el Vaticano. Francisco Vázquez lo ha definido perfectamente: “anticlericalismo casposo”. Lo de siempre. El discurso de la izquierda más casposa desde siempre: la raíz de todos los problemas de España es la iglesia católica. Y esto lo dicen en el mejor restaurante de Madrid mientras los pobres de quienes tanto hablan hacen cola en el comedor de las Hijas de la Caridad o en el último despacho de Caritas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en IBI y peleas con los políticos, Solidaridad. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Anticlericalismo casposo

  1. Ana Azul dijo:

    Es que siempre es lo mismo. Vemos la paja en el ojo ajeno, pero no vemos la viga en el nuestro. Saludos
    Ana

  2. Da gusto oir verdades como templos. Siempre ha habido hipocresía, pero lo que es hoy en día sobrepasa la imaginación más calenturienta. Por eso es de agradecer que haya personas como don Jorge, de profesión cura, que llama a las cosas por su nombre. Gracias por tener las ideas tan claras, y por expresarlas en su blog. Hace mucho bien.

  3. Myrian dijo:

    Asi se habla Jorge y bien clarito. Toda la culpa es de la Iglesia. Yo tengo un problema y es que me repugnan tanto estos tios que solo verlos me dan alergia y ahora aguantar al rubalcaba ese. No nos hace ninguna falta que venga a la Iglesia, pero que nos deje en paz, que no eche las campanas al vuelo “para despistar”, el sabe bien que han sido ellos los que han llevado el pais a la ruina como cada vez que se hacen cargo del poder, son unos derrochones gastando lo que no hay , han demostrado ser unos incompetentes y encima hay que estar oyendo las insolencias que dicen. Y no digamos de la corrupción, mientras muchos se han forrado ¿ A cuántas personas han echado a mendigar por su incompetencia y falta de conciencia….y luego los mandan a la Iglesia a que les den de comer..verguenza les tendría que dar si la tuviesen. Que deje a la Iglesia católica en paz que no pensamos ni escucharlo siquiera. Saludos.

  4. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge,….”La raíz de todos los problemas de España es la iglesia católica. Y esto lo dicen en el mejor restaurante de Madrid mientras los pobres de quienes tanto hablan hacen cola en el comedor de las Hijas de la Caridad o en el último despacho de Caritas”…..Copio tus líneas donde como SIEMPRE y los de SIEMPRE, siguen diciendo LO DE SIEMPRE….No se lo creen ni ellos, pero…..”Calumnia que algo quedará”…Parados que piensan que les deben algo, no se dan cuenta de que viven como PRINCIPES gracias a representar a tanto parado…..Y esas pobres personas tal vez les crean aunque vayan a Caritas por la ayuda, o a comer a la Cocina Económica regentada por las Hijas de la Caridad a comer como de restaurante….
    ¿¿ Estarán CIEGOS que no ven que seguir engañando a la gente a base de desprestigiar a la Iglesia está ya muy gastado?….No ven que tendrían que cambiar de engaño, porque este está tan claro que no sirve?….Lástima que hay muchos que sí se lo creen….
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  5. La vileza moral es patente en todos los lugares donde han conseguido colarse mediante la violencia.
    Pero claro está yo podría haber sido como ellos si la misericordia de Dios no me encaminara por otros derroteros.
    Alabado sea por todos los siglos.
    Bendito pecado que nos trajo tal redentor.
    No temáis manada pequeña, porque al Padre le complacido daros el Reino
    Dios está en control
    ¡Arriba los corazones!

  6. pmartimor dijo:

    Juassss!! :)) lo has clavao !!… pero lo que más duele es que aún hay gente que sigue creyendo en esas patrañas… en esas cortinas de humo, en esos malabarismos de la demagogia y la hipocresía más pura.

    Pablo.

  7. antonio de la Calle dijo:

    De cura a cura, te doy la enhorabuena por este articula tan claro y tan sencillo. eres genial. Lo peor de todo es que todavia hay curas que se llaman de izquierdas que alaban a estos ladrones estafadores.
    un abrazo

    • serna dijo:

      No soy de izquierdas precisamente, pero con la misma argumentación podemos criticar a las riquezas desmesuradas y a los negocios sucios de la iglesia catolica, comenzando por el mismo Papa.

      La argumentación de todo el articulo es falaz y se vuelve contra la misma iglesia.

  8. Alvaro dijo:

    Totalmente cierto.

    De hecho, recuerdo que causó revuelo en la prensa un mitin al que asistió ZP en 2009, en el que el ahora expresidente daba una imagen cuidadosamente descuidada, pretendiendo claramente aparentar austeridad. El problema es que la prensa le pilló en la foto: lejos de vestir de forma realmente austera, llevaba carísima ropa de estilo “casual”, destacando el cinturón, de la marca Hermés, que costaba más de 500 euros. En plena crisis desatada y con el paro ya desbocado.

    …Y también recuerdo el lujoso crucero en el que el sindicalista Toxo preparó la Huelga General de 2010…

    …Y el ático de protección oficial en Monte Carmelo que ese mismo sindicalista consiguió en 2002, ático al que no tenía derecho pues sus ingresos triplicaban el máximo que por ley permitía acceder a estas viviendas.

    …Etc, etc, etc.

    Es curioso que siempre se diga que la frase “haz lo que yo diga pero no lo que yo haga” se presente como propia de los católicos (que tenemos el mandato de predicar con el ejemplo y que, como pecadores que somos, cuando actuamos mal sabemos que lo hacemos), cuando en realidad la frase ajusta como un guante a tanto anticlerical cuyas palabras y obras no pueden ser más dispares entre sí.

    Un saludo.

Los comentarios están cerrados.