Fin de semana movidito

Llevamos unos días complicados, especialmente el fin de semana. Además de de lo ordinario hemos tenido todo el sábado curso de preparación al matrimonio y todo el fin de semana operación kilo en un hiper de la zona para surtir el almacén de alimentos de Caritas.

Tengo que reconocer que es una experiencia muy grata. Más de cuarenta personas han colaborado como voluntarios y al final nos hemos traído para la parroquia tres mil kilos de alimentos. La gente es generosa y sabe reconocer la labor de Caritas.

Anécdotas, todas. Un señor llegó con el carro de la compra y una bolsita. Cuando todos entendíamos que la bolsa era para nosotros nos dijo: no, no… la bolsa es mi compra… el carro es para ustedes.

Nos viene muy bien. Porque además de las más de treinta familias que atendemos normalmente ahora hay que añadir las necesidades de nuestras chicas “rescatadas” de las clínicas abortistas, que tienen sus necesidades, y no digamos los bebés según van llegando: leche maternizada, pañales…

Caritas en la parroquia está teniendo un enorme desarrollo. Las chicas “rescatadas” vienen lunes y martes de 9 a 18:30 h. El SOIE (servicio de empleo) abre sus puertas los lunes de 11 a 14 h., y martes y jueves de 19 a 21 h. La atención a familias para alimentos, cada lunes de 18 a 20 h., y los mayores tienen su centro abierto cada jueves de 17 a 20 h. Entre SOIE, alimentos, chicas… andamos ya alrededor de los quinientos usuarios atendidos. Voluntarios entre los cuatro proyectos… se acercan a los cincuenta. Pura gracia de Dios.

Eso sí, mientras estas cosas pasan aquí y en tantas otras parroquias, se siguen escuchando las voces de los de siempre: “acabar con los privilegios de la Iglesia”, “romper acuerdos con la Iglesia”, “que la Iglesia pague el IBI”, “que se recorten los gastos de la Iglesia”.

Por cierto, en una de las operaciones kilo nos encontramos a las puertas del hipermercado con el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo. Un voluntario se acercó a darle un folleto de Caritas pidiéndole ayuda como a tantos otros: “estamos haciendo una campaña de recogida de alimentos para Caritas, por si quiere colaborar con algo”. Tomó el papel, lo guardó en el bolsillo y ni despegó los labios. Todavía estamos esperando que aporte algo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Solidaridad. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Fin de semana movidito

  1. Ana Azul dijo:

    Lo de Toxo, típico, ¡como se va a rebajar él.! Y en cuanto a la actividad en tu parroquia te doy de nuevo la enhorabuena por tan maravilloso trabajo que estáis haciendo. Gracias a Dios, todavía existe gente extraordinaria dispuesta a ayudar.
    Besos
    Ana

  2. PILAR dijo:

    Eatá claro que somos los de a pie, los que pensamos en los de a pie, y sólo con y entre los de a pie…..SALDREMOS ADELANTE NO SOLO DE LA CRISIS, SINO DE TODO LO QUE NOS PROPONGAMOS

  3. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge, vengo del Funeral y entierro de un sacerdote….Estaban casi todos los presbíteros que pudieron en la Catedral al funeral que ofició el Obispo….Había muchísima gente….Muchos reconocen la labor sacerdotal en las Parroquias y otros ministerios en la Iglesia, pero somos pocos, comparándolo con el resto que no les dice nada y si hablan es para criticar desconociendo lo que dicen….Caritas está siendo ahora en la crisis que pasamos una de las mejores ayudas con las que cuentan los que lo necesitan… Una parroquia es NO PARAR….Cuando no es una cosa es otra y tu tienes la suerte de disfrutar ahora de un gran templo con mucho espacio y la ayuda de mucha gente….El Señor te ha recompensado los calores y los fríos pasados en el prefabricado.
    Que sigas pudiendo darnos buenas noticias de tus andanzas parroquiales y que cada día estés más contento con tu labor.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  4. Myrian dijo:

    Y queda mucho camino Jorge y no precisamente con asfalto, vamos a encontrarnos también con muchísimas piedras…no me gusta ser pesimista pero cada día vienen más pobres por la puerta, no se les ve pinta de pobres pero piden limosna porque se han quedado sin trabajo y a veces lo han perdido todo debido a las hipotecas, muchos son muy jóvenes, gente desesperada que te cuenta sus problemas…, llegan muy bien vestidos porque ahí está el ropero de Cáritas, muchos son muy jóvenes y están desesperados…hoy son ellos, mañana podemos ser nosotros, los que aun tenemos el privilegio de tener trabajo.
    Hay que darle la enhorabuena al tipo de CCOO, mucho predicar a favor del obrero, del pobre, pero cuando toca rascarse los bolsillos…eso es para que lo hagan los demás, éllos están exentos, pues a mi me daría verguenza ocupar un cargo público y “pasar” de colaborar con vuestra buena causa, aunque fuese poco, como para fiarse de ellos..ya……os felicito de todo corazón a todos los que dais la cara y hacéis posible que mucha gente pueda comer. Ojalá se vean pronto cambios positivos que falta hacen, de momento el barómetro dice que no. Saludos.

  5. Alvaro dijo:

    En el evangelio de hoy, Jesucristo habla de los fariseos, de quienes dice: “atan cargas pesadas y las echan a las espaldas de la gente, pero ellos ni con el dedo quieren moverlas”.

    La cuestión es que hasta ahí llega el parecido de los fariseos con Toxo y sus secuaces: por lo menos, aun malinterpretándola, lo que los fariseos predicaban se basaba en la Palabra de Dios, de ahí que Jesucristo recomendaba “haced, pues, y observad todo lo que os digan; pero no imitéis su conducta, porque dicen y no hacen”. Esto no sucede con los sindicatos mayoritarios españoles, de base ideológica, ya que lo que dicen no se basa en la Palabra de Dios sino en la de Marx (*).

    Así que quienes quieran asegurarse de obrar bien, lo mejor que pueden hacer es no hacer ni lo que los sindicatos dicen ni lo que los sindicatos hacen (**).

    Por lo demás, sólo puedo felicitaros por la inmensa labor que realizáis (tres toneladas de alimentos… ¡casi nada!) y rezar por que sigáis así, que, cuando hay necesidad, el “Dios proveerá” se hace más patente que nunca.

    Un saludo.

    (*) Marx predicó la “lucha de clases”, es decir, el enfrentamiento entre las personas por razón de su “clase” (si es que tal cosa existe: para el cristianismo todos somos igualmente hijos de Dios). Así pues, la doctrina marxista es una doctrina de división y de odio, por mucho que se envuelva en los bellos ropajes de la justicia y la solidaridad (todo sea dicho, en cuanto se rasca un poco la superficie se ve que sus actos no pueden ser más injustos y egoístas).

    La palabra “Diablo” significa “el que divide” y, de hecho, Dios une mientras que el demonio divide. Así pues, la Palabra que llama a la Unión Universal (=Católica) es Palabra de Dios, mientras que la palabra que, como la de Marx, llama a la división y al enfrentamiento universales, es palabra de diablo.

    (**) Por lo dicho en (*) es por lo que digo que quien quiera actuar con rectitud y justicia debe evitar hacer caso de las tesis esgrimidas desde esa “palabra de diablo”: con apariencia de bondad nos conducen por el camino de la maldad, y lo hacen entre otras cosas embaucando con una legitimidad que no tienen.

    Con ello no quiero decir que las tesis marxistas estén completamente exentas de verdad, ya que algunas cosas que se dicen son ciertas: lo que quiero decir es que en ellas hay una peligrosísima mezcla de verdades y falsedades, arte en el que el diablo es maestro, de modo que quien las haga propias estará adoptando tanto la parte verdadera como la falsa (y no debemos olvidar que la mezcla de verdad y falsedad es una falsedad; podrá tener una apariencia verosímil, pero el conjunto no es verdadero sino falso).

  6. maribelad87 dijo:

    Que Dios siga derramando sus dones en tu parroquia.
    Que no nos olvidemos que las puertas del infierno no prevaleceran contra ella. Pasará el comunismo, vendrán otros pero la Iglesia siguirá.
    Un abrazo
    Maribel

  7. Natalia Ramírez dijo:

    Tengo una duda: ¿la Iglesia aporta algún dinero a Cáritas, o sólo administra lo que los socios donamos?

    • Alvaro dijo:

      La Iglesia ES Cáritas y Cáritas ES la Iglesia: no son dos entidades separadas sino que Cáritas es una parte de la Iglesia cuya actividad se centra en la Caridad, principal de las virtudes teologales (Fe, Esperanza y Caridad).

      Así pues, para empezar, puede encontrar la información sobre la financiación de Cáritas en esta página:
      http://www.caritas.es/cCaritas_financiacion.aspx

      He podido leer que por algunos medios de comunicación de izquierda corre el bulo de que más del 90% de la financiación de Cáritas sale del Estado, lo cual es radicalmente falso. La financiación de Cáritas consiste, a mi modo de ver, en cuatro fuentes:

      – Financiación pública
      – Financiación privada
      – Voluntariado
      – Cesión de recursos

      En la página que le enlazo se indica que la financiación pública es del 37,87% y la privada es del 62,13%, pero en mi opinión las cifras son realmente más dispares puesto que en la página se incluye como financiación pública la cruz del IRPF, que es aportación voluntaria de cada contribuyente (fíjese en que la cruz va para la Iglesia, luego lo que ésta destina a Cáritas puede considerarse aportación de la Iglesia, que es lo que vd preguntaba).

      Haciendo el ajuste (computar el IRPF como aportación privada y no pública), me sale un 33,16% de financiación pública (76.271.126 EUR) y un 66,84% de financiación privada (153.746.663 EUR).

      Por cierto, hago notar que no sé si en estas cifras se incluyen los donativos en especie, como son por ejemplo las tres toneladas de alimentos de los que D. Jorge habla en su entrada del blog (todo sea dicho, esos alimentos no se destinaron íntegramente a Cáritas sino también a otros programas de caridad como los “rescatadores”).

      Aparte de esto, considero que Cáritas también se financia mediante lo que podríamos llamar el “coste cesante” (uso esta expresión parafraseando “lucro cesante”, no sé si correctamente), con lo que me refiero a los costes en los que Cáritas no incurre gracias a la labor desinteresada de los voluntarios y la cesión desinteresada de locales y material. En este sentido:

      – En 2010, Cáritas contó con 61.783 voluntarios. La verdad es que no sabría estimar el coste de contratar a tanto voluntario, ya que no trabajan a jornada completa ni durante todos los días del año, pero puedo juguetear con algunas cifras: a partir del Salario Mínimo Interprofesional (8.979,60 EUR/año), el desembolso para pagar a esas personas si fuese a tiempo completo y durante todo el año ascendería a 554.786.627 EUR (en sueldo bruto; habría que sumar los costes para el contratador que no forman parte de este sueldo), que son 69.348.328 EUR para jornadas de una sola hora diaria, todos los días. Imagino que promediando el tiempo que dedican más que esa hora y los que colaboran menos, podemos dar por buena esta cifra de unos 70 millones de euros anuales en forma de trabajo no remunerado.

      – Por otra parte, tanto instituciones públicas como privadas (entre otras las parroquias y las diócesis) ceden a Cáritas el uso de locales para habilitar en ellos comedores sociales y albergues, lo cual también descarga de costes su labor (no sé ni cuántos locales son ni cómo son, luego no puedo estimar el coste equivalente, que a buen seguro no será poco).

      – A esto se añaden otros elementos (cocinas, neveras industriales, mobiliario de comedor, vajilla, etc) que también recibe Cáritas de diversos donantes.

      Por último, se han sucedido las noticias referidas a diócesis en las que, empezando por el obispo y seguido por los sacerdotes, el clero ha donado entre el 10% y el 30% de su salario a Cáritas (y no podemos olvidar que todos ellos son mileuristas, obispo incluido).

      Así pues, como ve, no hay una separación real entre Cáritas y la Iglesia porque Cáritas ES la Iglesia y la Iglesia asume Cáritas como uno de sus deberes. E incluso si considerásemos por un lado a Cáritas y por otro al resto de la Iglesia, veríamos cómo hay un flujo continuo y creciente de recursos hacia Cáritas, dado lo acuciante de su labor.

      Finalmente, por si le resulta de interés, le enlazo la web “Xtantos”, donde la Iglesia llama a marcar la casilla del IRPF y detalla para qué utiliza ese dinero (la información más concreta está en la sección de documentos, aunque es mejorable puesto que está bastante desactualizada):
      http://www.portantos.com/

      De interés las memorias justificativas, en la página:
      http://www.portantos.com/docu/documentos.html

      Si se fija, al final de la más reciente (sobre la página 30 de la memoria de 2007) están las cifras relativas a la actividad caritativa y asistencial de la Iglesia, muchísimo más amplia que sólo Cáritas (aunque Cáritas es lo más visible).

      De hecho, también corre por las webs de izquierda la información sesgada que afirma que la Iglesia “solo” entrega a Cáritas 10 millones de los más de 6.000 millones que recibe, como si “los curas” se quedasen para ellos el resto.

      Sin ser estrictamente falsa la información de lo que la Iglesia da a Cáritas (en realidad rondaría unos 14 millones entre IRPF, fondo interdiocesano y organismos diocesanos, no sé si otras aportaciones como las de sacerdotes y obispos pueden formar parte del epígrafe “donativos”), sí es falsa la idea de que el resto se lo quedan “los curas” (tan malos ellos): la mayor parte de los 6.000 millones son el pago por servicios concertados (escuelas, asilos, hospitales, etc) o subvenciones orientadas a la conservación del patrimonio histórico-artístico (como reciben otros muchos poseedores de este tipo de patrimonio): la financiación de la que la Iglesia puede disponer libremente sin incurrir en el delito de malversación de fondos consiste básicamente en donativos y en lo que le llega por la casilla del IRPF (por la que se obtienen unos 250 millones de euros anuales), y sólo con eso se mantiene el funcionamiento de esos miles de centros de caridad y asistencia reflejados en la Memoria justificativa que le indicaba antes.

      Ya termino, no sin antes agradecerle la paciencia que ha demostrado leyendo hasta aquí. Le ruego que me disculpe si el comentario ha resultado demasiado extenso (es habitual que mis comentarios lo sean), pero necesariamente ha de ser así si quiero reflejar, siquiera someramente, cómo es la inmensa actividad de la Iglesia para con los necesitados, Cáritas incluida. Para que se haga una idea de lo inmenso de esta labor, sólo decir que la Iglesia lleva a cabo a través de sus diversas organizaciones más del 20% de la acción humanitaria en todo el mundo (había un documento de la ONU, no sé si era una intervención de Juan Pablo II donde se mencionaba esto; últimamente lo he estado buscando sin éxito, lo que me impide enlazárselo).

      La quinta parte del total de ayuda. Vamos, casi nada.

      Un saludo.

      • Jorge dijo:

        Más claro no puede decirse. Hace poco un altísimo cargo de Caritas nacional nos contaba cómo hace meses habían recibido llamadas directas de ministerios ofreciendo ayuda y colaboración de todo tipo para Caritas. Eso sí, con una condición: que se fuese desmarcando de lo que ellos llaman “la iglesia oficial”. La respuesta de esta persona fue: “me temo que no va a ser posible, somos los mismos”.
        Para funcionar Caritas dispone de donativos, trabajo voluntario, uso de locales, suministros de agua, gas, electricidad, gastos generales.
        En mi parroquia, y en cualquier parroquia, viene un único recibo de luz, de agua, gas, teléfono, seguros. Y cada cual enciende o apaga la calefaccion o la luz cuando lo necesita. Y si hay que pintar se pintan las aulas, los despachos, los almacenes sean de Caritas o de quien sean.
        Muchísimas gracias por la exposición tan clara.

    • Jorge dijo:

      No tengo más que añadir. La respuesta de Alvaro es magnífica. Sólo insistir en una cosa: Caritas y la Iglesia, la Iglesia y Caritas, somos los mismos.
      Por cierto, invito a leer esta noticia que acaba de publicarse: http://www.periodistadigital.com/religion/solidaridad/2012/03/07/religion-iglesia-solidaridad-caritas-espanola-conferencia-episcopal-cheque-crisis-responsabilidad-estado.shtml

  8. Rafael. dijo:

    Cristo es invencible.
    Nada temáis, dijo Él
    La vida es un paso, y no hay porqué alterarnos por nada
    Si hay poca gente, el Señor dijo que serían muy pocos, los que dieran con la Puerta que es Él.
    ¡Tranqui! esta batalla es de Dios. Está ganada de antemano.

  9. Betsi dijo:

    Bendiciones Jorge !!

    Admirable el llamado, sorprendente la respuesta, enternecedora la generosidad, esperanzadora la acogida… Amor en acción que abraza ilusiones, entibia corazones e ilumina los rostros.

    Que nuestro actuar no sea el de quedarnos parados contemplando la procesión de cuantos pasan por la vida ayudando a los otros, entregando sus dones, ofreciendo su tiempo.

    Estos son los que, en verdad, viven la vida, los que la dan y la comparten sin medida.

    Que Dios les bendiga a todos !!
    Betsi.

  10. Natalia Ramírez dijo:

    MUCHAS GRACIAS.
    Decir sólo que actitudes como la del obispo Reig Pla en Cartagena-Murcia, pugnando por la UCAM, a mí me producen cieta indignación. Pero, siempre nos quedará JESÚS DE NAZARET: ¡Menudo espejo!

Los comentarios están cerrados.