De risa: videntes católicos serios

Soy amigo de pocas novedades. Como decía aquél anciano sacerdote, con el catecismo nos basta y nos sobra. En espiritualidad y vida cristiana me apaño estupendamente con cosas de siempre: la Biblia, el catecismo como referencia doctrinal segura, los documentos del concilio Vaticano II. Para rezar nada como la liturgia de las horas. Práctica sacramental. Y obras de espiritualidad donde no falten los clásicos, desde San Agustín a Santa Teresa, Santo Tomás o San Francisco de Sales, cosas de uno. Evidentemente no son cosas especialmente modernas, pero suficientemente contrastadas.

Me da repelús la novedad por la novedad, cambiar la liturgia de las horas por salmos adaptados y textos de vaya usted a saber de quién y de dónde. No confío en técnicas de oración danzantes, psicodélicas, relajantes o enervantes sin más.

Y si me dan “yuyu” estas cosas ni cuento la sensación que me produce encontrar otros productos que desean el cambio pero en el otro extremo. De cuando en cuando me topo con personas, textos y supuestas revelaciones de última hora en la que Dios Nuestro Señor, el mismo Jesucristo, y su Madre Santísima, saltándose a la torera los conductos reglamentarios, deciden soltar las grandes verdades para la salvación eterna del mundo a Pepito López, María García o la hermana Senesgunda. Con lo fácil que sería ir directamente al papa y cantarle las verdades del barquero.

Esta mañana me llega un correo más con cosas de este estilo. Apocalíptico como todos, que anuncia nada menos que tremendas desgracias al papa según “mensajes actuales de videntes católicos serios”. Toma ciribicundia a ver quién da el título de vidente serio, que no conozco la ventanilla. Para corroborar lo dicho remiten a una página que evidentemente he visitado y en la que me encuentro nada menos que “El gran libro de la verdad” escrito por Jesucristo. Fuertecillo, ¿eh?

La revelación pública acabó con el último apóstol. Por tanto o bien lo que dicen esos supuestos mensajes es recuerdo de lo que ya sabemos, y por tanto son inútiles, o dicen cosas distintas, con lo cual son falsos.

Con lo bien que se vive con el catecismo, la liturgia de las horas, los sacramentos, la comunión con el papa y el obispo de turno… Pues nada, o a inventar porque todo lo de ahora es antiguo y no vale, o a pasarse el día buscando mensajes celestiales de supuestos videntes de confianza. De risa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Formación, Vivir en cristiano. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a De risa: videntes católicos serios

  1. maribelad87 dijo:

    A mí también, de vez en cuando, me llegan mensajes de ese estilo. Todos llevan un sello: estoy lejos del Corazón y de la Misericordia de Dios.
    Un abrazo
    Maribel

  2. Ana Azul dijo:

    Lavadores de cerebro los ha habido siempre. Yo es que el mio de momento lo tengo limpio.
    Pero gente de ésta no faltará nunca, siempre habrá quién caiga en sus redes.
    Feliz fin de semana
    Ana

  3. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge,
    Cierto que han surgido unos videntes, pero no ahora, llevan ya muchos años y tienen muchos seguidores….
    No se si es el afán de hacer la competencia a Lourdes, por poner un ejemplo y montar un negocio a cuenta de los visitantes para que se lleven recuerdos…O lo que será….
    Yo vivo en una región donde unas apariciones no aprobadas por la Iglesia y que no he visitado el lugar porque cuando yo viene aquí destinada, justo el Obispo publicó un documento que leyeron en todas las Misas, prohibiendo todo acto de culto y peregrinaciones parroquiales….Pero la cosa es que han pasado los años y vienen de todo el mundo en peregrinación….Lo que eran unas casas de pueblo esparcidas por el monte, sin apenas carretera ha pegado un cambiazo bueno, hay hoteles, etc. …Y los fanáticos que acuden vienen hasta de América.

    Otras supuestas apariciones hasta que se demuestre lo contrario y dejen de ser «supuestas», también han dado vida económica a sus lugares…
    Yo recibo muchos correos y me vienen mensajes de Argentina, de lo que dice la Virgen en tal o cual sitio….
    Los que saben de fenomenología religiosa…..Que me lo expliquen….. Que no lo entiendo…
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  4. Miguel Ángel dijo:

    Don Jorge este es el que da el título de vidente católico serio 🙂

    Sigo con mi lectura del libro de Su Santidad el Papa de Roma sobre la vida de Jesús que gané en la linterna de la iglesia de la COPE y que me ha llegado hoy.

  5. Alvaro dijo:

    Hay una simpática película española llamada “Los jueves, milagro” (1957, dirigida por Luís García Berlanga y protagonizada por Pepe Isbert):

    En un pequeño y empobrecido pueblo, los capitostes locales deciden relanzar la economía promocionando el destartalado balneario mediante una aparición al estilo de Fátima o Lourdes, siendo el santo elegido para aparecerse San Dimas, dado que uno de los organizadores tiene un notable parecido con la figura de ese santo en la iglesia del pueblo. Así, logran engañar al tonto del pueblo con una desastroso juego de pirotecnia, pero nadie le cree hasta que a la siguiente semana también se “aparece” a una mujer especialmente piadosa, que cree la “aparición” a pies juntillas, y se corre la voz…

    Es mucho mejor verla, pero quien quiera una sinopsis, aquí hay una:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Los_jueves,_milagro

    En fin, donde hay credulidad (que no creencia; la diferencia estriba en que la primera es irracional y la segunda no), también hay predisposición a “aflojar la pasta” y, por tanto, negocio. Y quien confíe en algo tan burdo como un “vidente católico serio” (hombre, católicos serios los hay tanto videntes como invidentes…), lleva en su pecado la propia penitencia, cual es la pérdida estúpida de su dinero.

    Por cierto, anoche hablaban en Radio María sobre otro tipo de fraudes: las sectas. Concretamente hablaron sobre los mormones, y más concretamente sobre cómo su “libro de Abraham” es un texto completamente inventado por el fundador de la secta, que lo presentó como si fuese traducción de un texto escrito por el propio Abrahám en egipcio, lo cual es imposible por varias razones:

    Una, que la “traducción” de cada ideograma constaba de varios cientos de palabras, lo que haría a los egipcios prodigios de la síntesis literaria.

    Otra, que en la época en que Mr. Mormon hizo la supuesta traducción aún no se sabía traducir el egipcio (el hallazgo de la piedra Rosetta era aún muy reciente y se estaba estudiando)

    Por último, que más tarde se ha sabido que el pergamino era del “Libro de los suspiros”, derivado del “Libro de los muertos” egipcio (lo estudiado son fragmentos, ya que parte del pergamino se quemó en un incendio; aun así, quedó demostrado que de Abrahám nada de nada).

    Aun así, los mormones niegan la evidencia y eligen su credulidad, eligen creer a ese “traductor serio del egipcio”.

    Un saludo.

  6. Luis dijo:

    Precisamente sobre un tema semejante hemos publicado estos días: “El exterminio de los católicos por correo electrónico”: http://infocatolica.com/blog/infories.php/1203311112-el-exterminio-de-los-catolico

Los comentarios están cerrados.