Las oraciones de la misa de hoy

Cuando vamos a misa, especialmente en días señalados como el de hoy, en lo que más solemos fijarnos es en las lecturas, y luego en la homilía, pero hay elementos esenciales para la comprensión teológica de la celebración que suelen pasar desapercibidos.

Hoy quiero fijarme en dos de ellos, comenzando por las tres oraciones presidenciales de la misa: la oración colecta al principio, la oración sobre las ofrendas y la oración final. Estas oraciones vienen a ser un fantástico compendio de lo que afirma la fe de la iglesia.

Hoy se lee en la oración colecta: “Dios todopoderoso y eterno, tú quisiste que nuestro Salvador se hiciese hombre y muriese en la cruz, para mostrar al género humano el ejemplo de una vida sumisa a tu voluntad…” Es decir, Dios lo quiso, porque quiso, porque le pareció oportuno. La encarnación y la muerte en cruz son voluntad de Dios “para mostrar al género humano el ejemplo de una vida sumisa a tu voluntad”. Cuando vivimos en el yo, en el yo sé, nadie me tiene que corregir, soy autosuficiente, no necesito maestros, soy el dueño de mi destino…  Dios quiere que comprendamos que la vida se hace grande y fructífera cuando se somete en todo a la voluntad de Dios, es decir, cuando OBEDECE CON HUMILDAD.

La oración sobre las ofrendas dice así: “Por la pasión de tu Hijo, sé propicio a tu pueblo, Señor, y concédenos, por esta celebración, que actualiza el único sacrificio de Cristo, la misericordia que no merecen nuestros pecado”. Es decir, que la misericordia se nos da por la entrega de Cristo. Pedimos a Dios que sea “propicio”, es decir, que no nos trate como merecen nuestros pecados. Cristo pagó con su sangre por todos.

Interesantísimo el prefacio del día: “El cual, siendo inocente, se entregó a la muerte por los pecadores, y aceptó la injusticia de ser contado entre los criminales. De esta forma, al morir destruyó nuestra culpa y al resucitar fuimos justificados”. Otra vez lo mismo: rescatados, justificados por la muerte y resurrección de Cristo PORQUE DIOS LO QUISO ASÍ.

La oración final es un canto a la esperanza: “del mismo modo que la muerte de tu Hijo nos ha hecho esperar lo que nuestra fe nos promete, que su resurrección nos alcance la plena posesión de lo que anhelamos”. Un ejemplo de la liturgia de hoy.

Os invito de forma especial en estos días de semana santa a fijaros un poco más en las oraciones de estos días, que son una auténtica catequesis que nos va recordando los fundamentos de nuestra fe.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Celebrar la fe, Formación. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Las oraciones de la misa de hoy

  1. Blanca dijo:

    Saludos Jorge,
    Estás a todo detalle. Las oraciones de estos días son lo mejor que podemos encontrar para orar y meditar en ratitos de silencio….Tus orientaciones son un lujo para vivir en cristiano, sobre todo los días fuertes en que pretendemos intensificar nuestra vida de oración y tratar de meditar los misterios que estos días recordamos y celebramos.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  2. Miguel Ángel dijo:

    san Marcos 11,1-10

    Se acercaban a Jerusalén, por Betfagé y Betania, junto al monte de los Olivos, y jesús mandó a dos de sus discípulos, diciéndoles:

    «ld a la aldea de enfrente y, en cuanto entréis, encontraréis un borrico atado, que nadie ha montado todavía. Desatadlo y traedIo. Y si alguien os pregunta por qué lo hacéis, contestadle: “El Señor lo necesita y lo devolverá pronto.”»

    Fueron y encontraron el borrico en la calle, atado a una puerta, y lo soltaron. Algunos de los presentes les preguntaron:
    – «¿Por qué tenéis que desatar el borrico?»

    Ellos les contestaron como había dicho jesús; y se lo permitieron.
    Llevaron el borrico, le echaron encima sus mantos, y jesús se montó. Muchos alfombraron el camino con sus mantos, otros con ramas cortadas en el campo. Los que iban delante y detrás gritaban:
    – «Hosanna, bendito el que viene en nombre del Señor. Bendito el reino que llega, el de nuestro padre David. ¡Hosanna en el cielo!»

  3. maribelad87 dijo:

    Tienes razón, nos fijamos en las lecturas y a veces las oraciones nos pasan desapercibidas. Gracias por avisarnos.
    Maribel

  4. Ana Azul dijo:

    Así lo intentoyasí lo hare, esperando acercarme cada vez masa Dios.
    Besos y feliz semana santa
    Ana

Los comentarios están cerrados.