Encierro en la catedral de la Almudena. Esta es mi opinión

Sé que es un tema duro y que posiblemente voy a recibir palos, pero a estas alturas es cosa que me preocupa bastante poco.

La semana pasada un grupo de personas, entre ellas algún compañero sacerdote, pretendieron encerrarse en la catedral de Madrid para protestar por la enorme cantidad de desahucios y para que la Iglesia se mojara en este tema. Hay gente que me pide opinión, incluso en algún correo se me reta a que “me moje” en el blog. Sin problemas. Tengo costumbre y creo en la libertad de expresión. Ahí voy.

  1. Estoy de acuerdo con mis compañeros que fueron a la catedral en que la situación económica y social se está haciendo insostenible para los más débiles. Todos nos sentimos escandalizados al ver cómo los pobres se encuentran cada vez más desvalidos mientras los políticos, banqueros… parecen seguir nadando en la abundancia y el derroche con el dinero de todos.
  2. Ante esta situación terrible, la Iglesia creo que está dando el do de pecho. Me consta. Coordino caritas en mi arciprestazgo y acudo a las reuniones periódicas de Caritas de mi Vicaría. Lo que se está haciendo en Caritas tanto en ayudas elementales como alimentos, como apoyo a la gente en su búsqueda de trabajo o en la negociación de hipotecas es impresionante.
  3. No descarto en absoluto que ante esta situación pueda ser necesario hacer gestos de especial fuera para llamar la atención sobre el problema. También ahí estoy de acuerdo con mis compañeros y con su gente.
  4. Discrepo en que la catedral sea el lugar para ello. Creo que hubiera tenido no menor repercusión ese mismo conato de encierro en el banco de España, el congreso de los diputados o la sede de Bankia. Porque ahí si están los auténticos responsables de esta crisis que nos mata.
  5. Discrepo en ese mensaje que ha querido darse a los medios, y que han aprovechado tan estupendamente para sacudir a la Iglesia, según el cual no permitir el encierro en la catedral equivale a decir que la Iglesia no quiere nada con los pobres, y más aún que significa que al cardenal de Madrid, monseñor Rouco Varela es poco menos que, como dicen en mi pueblo, el bicho que picó al tren.
  6. Más aún, si la catedral es de todos, un pequeño grupo no puede imponer una forma de estar en la catedral a todos los católicos madrileños.
  7. Sí puedo entender que en un momento de crisis tan especial, los católicos madrileños, curas y laicos, pidamos a nuestro obispo que “interceda” ante los poderes públicos de forma que nadie quede abandonado a su suerte. Que pida entrevistas con el presidente del gobierno, con la presidenta de la comunidad, la alcaldesa o quien sea para ver formas de que los más pobres no queden sin nada como en ocasiones está ocurriendo. Es más, estoy seguro de que si en lugar del encierro hubieran pedido una entrevista con el cardenal, la hubieran tenido y en poco tiempo, bien con el mismo monseñor Rouco con cualquiera de sus obispos auxiliares. Y estoy seguro que esa entrevista se habría concretado en gestiones positivas. Porque de hecho gestiones se hacen aunque no aparezcan en la prensa.

Pues esta es mi forma de verlo. No sé si es la correcta o un disparate. Me han sugerido una palabra, una manera de entenderlo, y ahí está. Feliz jornada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cosas de la vida, Vida parroquial, Vivir en cristiano. Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Encierro en la catedral de la Almudena. Esta es mi opinión

  1. karmenfl dijo:

    Por favor, desarrollemos todos un poco de espíritu crítico y no asumamos las consignas que nos inyectan diariamente a través de los medios. Yo ya crecí con el “Yo creo en Dios, pero no en los curas”, y se cómo condiciona repetir sloganes sin molestarse en analizar, reflexionar y descubrir la mentira o la verdad que entrañan. Plantemos cara al adoctrinamiento que nos imponen prensa, radio y televisión que proponen una sociedad del desencuentro, simplona, irreflexiva, soberbia, comodona, relativista y egoísta.

  2. JoseAntoniO dijo:

    Totalmente de acuerdo con Usted, excepto en lo de pasarle el “embolao” a Monseñor Rouco, encima le criticarían hasta los posibles beneficiarios, que es lo que hacen siempre que oyen el fonema ROUCO. Por más que me parezca que a este buen hombre no le encuentro más que méritos y encima se le entiende todo. No serviría para nada y encima le criticarían. Claro, tambien le critican si no lo hace.
    Que el buen Señor asista a Monseñor.
    Saludos.

  3. Alberto dijo:

    El problema es que se ha vendido el encierro como una forma de protestar nuevamente contra los “privilegios de la Iglesia” mas que como una protesta contra los desahucios…

  4. dolega dijo:

    AMEN
    Saludos

  5. Alvaro dijo:

    Yo diría que el único disparate que aparece reflejado en su entrada de hoy es, precisamente, el conato de encierro.

    Desde luego, su exposición no puede ser más sensata, moderada, razonable y argumentada.

    Un saludo.

  6. Miguel Ángel dijo:

    Si lo sacerdotes que han participado en ese intento de ocupar la catedral no han pedido permiso a sus superiores desacatando uno de sus votos que es el de obediencia, merecen ser expulsados de inmediato del clero por reaccionarios ó al menos un severo correctivo por parte de sus superiores…

  7. Hace tiempo ocurrió algo similar en Belén de Judea. Unos pobres palestinos (armados hasta los dientes) se encerraron el la Basílica en la que el Amor tuvo a bien tomar la carne, para protestar por la ocupación judía de la ciudad. Podían haber protestado en la mezquita que hay a cincuenta metros, pero no, ellos prefirieron encerrarse en la Iglesia
    El resultado fue después de 40 días de encierro, la muerte de muchos de ellos, a los que los frailes franciscanos tenían que enterrar en el sótano. Aquello se convirtió en un campo de batalla. Los de dentro querían matar a los de afuera y los de afuera a los de dentro.
    El problema no es la protesta, que es totalmente legal y comprensible y creo que todos estamos de acuerdo en apoyarla, el problema es que la Iglesia NO PUEDE METERSE EN EL SIGLO, cuando lo ha hecho se ha equivocado estrepitosamente. La Iglesia recoge a los desamparados, los da de comer y además al que quiera, le ayuda a alejarse del verdadero mal, que es el pecado,

    Hay otros cauces y otros sitios en los que expresar el desacuerdo contra esta sin razón Cuando se utiliza a la Iglesia, es solo con el animo de involucrarla en algo que pueda desprestigiarla

    • Miguel Ángel dijo:

      Es que los hermanos musulmanes nos tienen un respeto a nuestras creencias que cuando ellos piden respeto por las suyas me da la risa y lo digo con segundas, le duela a quien le duela.

  8. Miguel Ángel dijo:

    Padre Jorge, le pediría si usted lo ve conveniente que un día hablara de Asia Bibi, es solo poner su nombre en internet y descubrirá quien es, yo he leido el libro que cuenta su vida y merece la pena fomentar su recuerdo entre la mayor gente posible…

  9. Al Neri dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo. Es más: si han escogido la catedral es porque son unos cobardes y saben de sobra que encerrándose ahí no les va a pasar nada, mientras que si fueran a los sitios que usted dice (Banco de España, etc), les disolverían a palos.

  10. Al Neri dijo:

    Y por cierto, hace meses estuve en Sevilla y allí se habían encerrado en la catedral los maestros interinos para protestar contra los recortes en Educación. Vamos, que la gente no tiene el mínimo respeto a los templos católicos.

  11. Adolfo dijo:

    Totalmente de acuerdo D. Jorge.

  12. Miguel Ángel dijo:

    Evangelio según San Marcos 6,1-6.
    Jesús salió de allí y se dirigió a su pueblo, seguido de sus discípulos.
    Cuando llegó el sábado, comenzó a enseñar en la sinagoga, y la multitud que lo escuchaba estaba asombrada y decía: “¿De dónde saca todo esto? ¿Qué sabiduría es esa que le ha sido dada y esos grandes milagros que se realizan por sus manos?
    ¿No es acaso el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago, de José, de Judas y de Simón? ¿Y sus hermanas no viven aquí entre nosotros?”. Y Jesús era para ellos un motivo de tropiezo.
    Por eso les dijo: “Un profeta es despreciado solamente en su pueblo, en su familia y en su casa”.
    Y no pudo hacer allí ningún milagro, fuera de curar a unos pocos enfermos, imponiéndoles las manos.
    Y él se asombraba de su falta de fe. Jesús recorría las poblaciones de los alrededores, enseñando a la gente.

  13. Ana azul dijo:

    Pero si la iglesia es la que más se moja… Precisamente dando de comer a muchas de esas personas desahuciadas. Que mas quieren ¿Que les pongan una habitación también? Me parece totalmente fuera de lugar, que precisamente se les exija a los que mas ayudan.
    Besos
    Ana

  14. José Ronaldo dijo:

    Ah…no se si sea buena o mala “señal”, pero este tipo de acciones hace tiempo que son relativamente
    comunes en América Latina. Las causas puntuales pueden variar, pero las razones de fondo son
    iguales: pobreza, injusticia, explotación…Ahora entenderán, mis amigos y hermanos europeos, el
    interés y seguimiento que provocan en estas latitudes, las formulaciones y propuestas de la
    Teología de la Liberación. Y la cuestión se complica cuando pareciera que el Vaticano (la curia
    vaticana) de cara a estas situaciones, tiene otras prioridades, otros “problemas” que atender; que
    no “vive” estas realidades. Sólo así podrán explicarse – que no necesariamente avalar – desiciones y
    acciones como las de Fernando Lugo.

    • Jorge dijo:

      No creo que precisamente Fernando Lugo sea el mejor ejemplo. Me fío más de Don Pedro Casaldáliga, que habla de los pobres y vive como pobre.

  15. Pretty nice post. I just stumbled upon your blog and wished to say that I’ve really loved surfing around your blog posts. In any case I will be subscribing in your rss feed and I am hoping you write again soon!

Los comentarios están cerrados.