Lo peor, la plancha y los cristales

 

A ver, Jorge, un momento… A ver si nos aclaramos de una vez por todas. ¿Tú te has venido a Infocatólica para hablarnos de Dios, de Jesucristo, de la Iglesia… o para convertir esto en un blog de técnicas del hogar y habilidades domésticas?

Eso, momento. Aclaremos una cuestión previa. Esto es el blog de un cura que trata de contar sus experiencias, su vida, su día a día como servidor de Jesucristo en una parroquia de Madrid. Quizá ustedes piensan en un cura y ven lo que ven todos: celebración de sacramentos, catequesis, atención a familias, presencia con los jóvenes, visita a los enfermos, ayuda a los necesitados. Seguro que también piensan en que somos gente que reza, que estudia, que medita. Pues sí, todo eso es cierto.

Pero déjenme que hoy les haga mirar en otra dirección. ¿Saben que un cura, además de todo lo anterior, es un ser humano que come, ensucia camisas, vive en una casa como todos, duerme…? Vamos, lo normalito. ¿Pero lo han pensado alguna vez? ¿Hay alguien que ayude al cura con las cosas de la casa, la comida, la compra, la ropa?

Para continuar leyendo… Pinche aquí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cosas de la vida. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Lo peor, la plancha y los cristales

  1. carolgar dijo:

    Si yo viviera cerca, créeme que no me importaría ayudarte con la plancha.Aunque no suele ser lo habitual, de todas las tareas casera, a mí lo que mas me gusta es planchar .Uhmmmmmm ¡ Ya verias que camisas más bien planchadas llevarias ! jajajaja Un saludo

  2. Blanca dijo:

    En mi actual parroquia viven los 3 sacerdotes en la misma casa que es de vecinos pero ellos tienen 3 pisitos en la misma planta y son vecinos. Dos tienen familia y el otro solo, pero se arregla bien. Nunca le he oído nada referente a los trabajos en su casa.
    .Yo te aconsejaría echar mano de la plancha lo menos posible. Con la ropa que tenga poliéster no hace falta. Prendas de poliéster o mezcla con 50% de poliéster y algodón como pueden ser las camisas, se quedan bien colgándolas húmedas. No necesitan más.
    Si una persona viene de vez en cuando ha hacerte la limpieza de lo “más gordo” que te limpie también los cristales…. Tú con intentar mantenerlo….Te arreglas bien….Hoy los hombres comparten las tareas domésticas en las casas y saben hacer de todo.
    Lo de los sacerdotes ancianos y sin familia….Es otra historia…Pienso que el Obispado tenga Residencia para los Sacerdotes ancianos….Lo mismo me pregunto yo en cuento a mí se refiere….:”Cuando sea mayor y no me valga…. ¿?….”
    Ánimo y ya se irán resolviendo esos problemas cuando lleguen, aunque habiendo previsto y preparado antes algo.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  3. José Ronaldo dijo:

    P. Jorge, donde cree que sea más pertinente participar en su blog con nuestros comentarios
    ¿aquí o en infocatólica?

  4. Ha sido un placer pasar una hora entre la página web y la revista, me encantaron. ¿Seguro que no estudiaste comunicación social? Cuanta facilidad de palabra tienes, tu discurso es breve, conciso y preciso. Me daré un gustazo cuanto pueda conocer tu parroquia, me encanta todo.

  5. Aida dijo:

    i had to admire your great effort, you have shared valuable information with us thanks for the good workhttp://www.busquemail.com.br

  6. Myrian dijo:

    Me parece muy bien que los amos de casa hagan sus propias tareas y en esos amos también encuadro a los curas, faltaría más. Es bueno que todos colaboremos en las tareas de la casa y asi sabemos lo que vale un peine¿ A que si? Soy mujer pero reconozco que las tareas de la casa es lo que menos me gusta, prefiero cualquier otro trabajo, me gusta más comer que hacer la comida, pero lo cierto es que hay que hacerlo. Y la plancha tampoco me gusta nada, mejor comprar prendas que apenas necesiten plancha. Para los cristales yo empleo un balde pequeño con un poco de agua, se puede echar unas gotas de lavavajillas o similar, es optativo, yo solo utilizo agua la mayoría de las veces, es más ecológico. Con la bayeta mojada ( no en exceso), la paso por las dos caras del cristal, ( también limpio los marcos) luego la aclaro y la dejo muy escurrida de agua para secar los cristales. A continuación Y ANTES DE QUE SE SEQUEN DE TODO, MEJOR QUE ESTEN UN POCO HUMEDOS ( ESTO ES IMPORTANTE, DE LO CONTRARIO DAN MUCHO MAS TRABAJO), acabamos de secar el cristal con papeles de periódico por ámbas caras hasta que está seco de todo, quedan perfectos y has de fijarte lo brillantes que quedan, ni una pelusilla, ni una huella… y el secreto es el papel de PERIODICO!!! haz la prueba y me lo dices. Abrazos.

Los comentarios están cerrados.