Sobre religiosidad popular

Virgen de la Asunción. Miraflores de la Sierra

¡Cuán denostada ha sido en los pasados años la religiosidad popular!Lo que se nos había enseñado es que vaya religiosidad, que va un día a la procesión, a la novena o a la fiesta del santo patrón y hasta el año que viene sin pisar una iglesia. No es fácil de explicar. Gente que no tiene relación con la vida ordinaria de la iglesia pero que acude generosamente llena de fe al encuentro con el Señor, con la Virgen, con los santos. ¿Tiene esto sentido, nos hemos preguntado mil veces?

Mis años de cura de pueblo me hicieron comprender muchas cosas. Viví y conocí una fortísima devoción a la patrona que se traducía en muchas cosas positivas. Por ejemplo, una novena celebrada cada día a las doce de la mañana sobre todo para gente mayor y familias de luto y que congregaba no me nos de doscientas personas en un pueblo que apenas pasaba de los tres mil habitantes. Una novena solemnísima cada noche a las 22:30 con una iglesia abarrotada y gente de pie, y la asistencia TODA LA NOVENA de la corporación municipal en pleno. Dos procesiones multitudinarias y en absoluto respeto. Una tarde entera para las ofrendas a la Virgen a la que no dejaba de acudir gente como un rosario casi eterno. Y la imagen de la Virgen en cada casa, en cada hogar, en cada rinconcito. Siendo párroco un servidor levantamos la ermita por suscripción popular donde tantos vecinos fueron a trabajar completamente gratis.

Jamás me falló la Virgen a la hora de atender a un enfermo. No importaba que fuera una persona aparentemente alejada. Bastaba nombrar a la Virgen y caían todas las barreras. ¡Cuántas confesiones, cuantos sacramentos con sólo nombrar a la patrona!

Por eso hace mucho que no me pregunto que por qué van a la iglesia el día de la patrona y no vuelven hasta el año siguiente. En lugar de decir que vienen un día y nunca más, lo que digo es que al menos siguen viniendo a ver a la Virgen. Y que eso la Virgen no lo olvida.

Responsabilidad de los pastores es saber cuidar esta religiosidad y encauzarla convenientemente. En el pueblo cada año solía preparar la novena con un ciclo de predicación: la iglesia, la palabra, los sacramentos, los mandamientos… Era la oportunidad de ir formando a la gente. Y con no malos resultados.

Mucha gente no tiene más asideros a la fe y la iglesia que su religiosidad. Quitársela es dejarles desnudos y alejarles definitivamente del tesoro de la gracia.

Y ahora un par de secretos. El primero, que desde el día que tomé posesión de aquél pueblo llevo en mi cartera una imagen de la patrona. El segundo, que hoy es la fiesta de mi pueblo. Y que esta noche como buen hijo estaré en la procesión de la patrona emocionándome al cantar su himno, y pedirle por mi pueblo, por su parroquia, por nuestra patria y también por todos vosotros.

Feliz día de la Asunción.

La ilustración corresponde a la imagen de la Virgen de la Asunción que se venera en mi pueblo, Miraflores de la Sierra.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Celebrar la fe. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Sobre religiosidad popular

  1. Macalpri dijo:

    Me ha conmovido su post de hoy. Feliz día de la Asunción a Ud. también.

  2. maribelad87 dijo:

    Feliz día de la Asunción.

  3. gold price dijo:

    Fue modelo de todas las virtudes… cualquiera que busquemos: humildad, pureza, paciencia, caridad, fe, esperanza. Y en grado heróico. Por eso fue declarado VENERABLE por el Papa Paulo VI. El milagro que se aceptó como tal, es el caso de una mujer de Córdoba, que tenía 24 años y que se curó en forma instantánea e íntegramente de un cáncer de útero, y hasta pudo concebir nuevamente. Este hecho para la ciencia es absolutamente inexplicable y esto fue corroborado con estudios médicos anteriores y posteriores de la mujer, que acreditan la desaparición de la enfermedad. Este milagro atribuido a Ceferino se produjo en el 2000. La familia de esta joven con cáncer de útero pidió intensamente la intercesión de Ceferino ante Dios para salvarle la vida. Y la mujer se curó. La causa llegó a Roma desde Córdoba, donde durante cuatro años se estudió y altas fuentes de la iglesia indicaron que fue bastante rápido el tratamiento del caso. El padre Enrico Dal Cóvolo, postulador de la causa de Ceferino en Roma, informó que a principios de diciembre pasado « la consulta médica de la Congregación para la Causa de los Santos dictaminó que, desde el punto de vista clínico, la curación sometida a su juicio científico, era inexplicable». “Se ha avanzado rápidamente en ella. Yo creo que esto es una señal de la Providencia que sirve a legitimar un culto tan popular que la gente del pueblo en Argentina dirige a Ceferino”, dijo el sacerdote salesiano.

  4. Blanca dijo:

    Amigo Jorge, hoy es un gran día para los creyentes….
    Para mí es un día más especial todavía porque mi querida madre , fallecida hace ya20 años se llamaba Asunción….
    La figura de María Santísima, en mi vida ha sido siempre especial….MADRE DE CRISTO Y MADRE MÍA…Desde niña, las Teresianas nos acostumbraron a tener una imagen chiquita de la Virgen y han pasado los años y sigo con mi imagen de la Virgen al lado del crucifijo encima de la mesa al lado del ordenador… Conservo una pequeñita que era la que tenía de niña, como si fuera una reliquia de mi amor a la Virgen…¡¡La he besado tantas veces!!!….Me he agarrado a ella llevándola en el bolsillo, en muchos apuros…
    Hice un video de la Asunción para mi Espacio, que tú visitaste y dejaste un comentario. He tenido que eliminarlo, porque cuando se ve, no termina, enlaza con todos los anteriores que hay en el Espacio. Motivo por el que he puesto precipitadamente otra entrada.
    Dicho video le puse en el Foro de AMIGOS CATÓLICOS y pasa lo mismo. Lo eliminaré de YOUTUBE para de nuevo volver a subirlo.
    Que Santa María, Madre de Jesús y Madre nuestra te bendiga y te colme de entusiasmo para que sigas trabajando como tú lo haces, a tiempo y a destiempo.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  5. Eso como todo está sujeto a mucha crítica por parte de muchos “intelectuales”, que no entienden que esa “militancia” real es otra forma más de fe. No todos podemos entrar en los misterios divinos, ni en el propósito de Dios. Y creo que nadie.
    Mi padre fue a Moclín a una por aquí famosa ermita, y fue de rodillas por amor a su familia y desde entonces no he dejado de ponderar el amor de Dios, como pondero ahora el amor de mi padre, que siendo refractario a toda forma de clerecía, hizo lo que a ojos de todos era impropio de él. Allí empecé a valorar el amor de un padre. Y acudía todos los dias antes de trabajar muy temprano a “visitar a la Virgen” para pedirle amparo y prosperidad para sus hijos (4). Don Antonio Camacho bendito cura se encargaba de dejarla abierta la Iglesia temprano para que pudiese ir él y el que quisiera.Si algún conocido lee estas cosas creerá que soy un “beatillo o santurrón”, ¡que se le va a hacer! Simplemente comprendo que viato lo visto a los casi ochenta años Jesús es el Camino, la Verdad, y la Vida
    Lo demás son experimentos que, como alguien dijo, se deben hacer con gaseosa en el plano social.
    A la vista está.

  6. Myrian dijo:

    Muchas gracias Jorge por recordarnos en los cultos a la Vírgen de tu pueblo. Pues bueno, donde yo vivo pasa lo mismo, hay personas que no pisan la iglesia en todo el año salvo cuando hay que dejarse ver en un entierro o funeral y el día de la fiesta lloran emocionados al cantar el hinno y ver a la Vírgen. Conozco personas que jamás van a Misa y sin embargo en el Santuario de Villaoril por poner un ejemplo, nuestra Vírgen de Occidente, yo las veo allí con cierta frecuencia y aparentemente con Fe y recogimiento. Pues que quieres que te diga, yo no entiendo nada, para mi o se tiene Fe o no se tiene, o frecuentamos la Iglesia porque realmente creemos o no vamos porque no somos creyentes y no pasa nada, pero estas medias tintas, como que no…yo no comulgo con ellas. Saludos.

Los comentarios están cerrados.