Problemas en Iesu Communio

Ayer saltó la noticia en varios medios de comunicación. Las hermanas de Iesu Communio tendrán que pagar 25.000 euros por cinco infracciones urbanísticas levesen la restauración y ampliación del monasterio de San Pedro Regalado en La Aguilera (Burgos).

Me parece una excelente noticia.

No se entiende lo que está ocurriendo en Lerma y La Aguilera. Ni por lo civil, ni por un sector de lo eclesiástico. Y no me extraña. Si es por lo civil, ¿quién va a comprender que doscientas mujeres, la inmensa mayoría jóvenes, con carrera universitaria, buen porvenir en la vida, en estos tiempos de exaltación del yo, el sexo, el dinero, el goza y vive, hayan decidido libremente vivir en comunidad en pobreza, castidad y obediencia, y encerradas entre los muros de un convento perdido en Castilla?

Y por lo eclesiástico suscitan no pocas suspicacias. El erial de vocaciones es más que evidente en la inmensa mayoría de órdenes y congregaciones religiosas. Apenas unas cuantas consiguen atraer aspirantes a ingresar en sus conventos, mientras que tantas y tantas casas religiosas van echando el cierre o se mantienen bajo mínimos en una agonía imparable.

Y hete aquí que en Lerma y desde hace unos años en La Aguilera surgen vocaciones a la vida contemplativa. Hoy creo que anda por las doscientas diez hermanas.

Voy de vez en cuando a La Aguilera. Me llevan allí dos jóvenes con las que me unen unos fuertes lazos desde hace años y que un día decidieron convertirse en hermanas. Y cada vez que voy vuelvo removido en mis entrañas.
Más de doscientas hermanas alegres, vivas, felices, con unos ojos que destellan amor del bueno, que es el amor a Cristo y a la Iglesia. Hermanas que se han sentido llamadas por Cristo para vivir los consejos evangélicos en fraternidad y contemplación y testimoniar su gracia sobre todo entre los jóvenes.

Una vida austera. Entregada. Feliz. Gozosa. Una formación muy en serio, que se sustenta sobre la base de los santos padres y la doctrina de la Iglesia. Alegría y trabajo. Jugar y reír en esos partidos de fútbol en que pueden jugar veinte contra veinte y que les llenan la cara con los colores del sudor y la diversión inocente. Guitarras que en el locutorio arrancan risas y lágrimas emocionadas. Una liturgia esplendida, donde el órgano toma las riendas del canto. Oración, meditación, horas con el Señor.

Ni por lo civil ni por buena parte de lo eclesiástico se comprende. Llevan años tratando de encontrar “el gato encerrado”, porque evidentemente algo extraño y oculto tiene que haber para que aquello tenga tanta vida. Que si dinero, que si viven bien, que si son ultraconservadoras, que si tiene contactos secretos con no sé qué organizaciones, que algo raro tiene que haber, que cualquier día se sabrá, que verás el día que estalle el escándalo…

Años esperando el escándalo. Pues por fin han encontrado algo. Cinco infracciones urbanísticas leves. 25.000 euros de multa. En el país de las Marbellas, de las recalificaciones, de los grandes pelotazos urbanísticos, de los chorizos recalcitrantes, de los ERE y los Gurtel, las tramas valenciana, gallega o balear… son noticia unas monjas contemplativas por cinco infracciones urbanísticas leves.

Un notición. Años tratando de sacer las tramas ocultas de Iesu Communio y sor Verónica. Años buscando al gato tres pies, dos colas, siete cabezas y un ojo vago ¿y lo único que encuentran son cinco infracciones urbanísticas leves?

Como ven, una excelente noticia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Problemas en Iesu Communio

  1. Yo por lo menos tengo un ojo vago.
    ¡Hay que ver el marraneo de la gente con tal de dar la lata!
    ¡Así nos va!
    Y despues dicen que el diluvio fue un “cabreo de Dios”
    Bueno, me callo lo que tengo tantas ganas de decir, pero que no son adecuadas.

  2. Ana azul dijo:

    Pues yo no le veo nada raro al asunto,. Han decidido ser monjas, y lo son felices y contentas, entregándose a Dios ¿que problema hay?
    Saludos
    Ana

  3. Blanca dijo:

    Amigo, Jorge: Es inexplicable que las Congregaciones de toda la vida que ha optado por quitarse el hábito y vivir en pisos, para insertarse más y mejor en la sociedad, se han quedado sin relevo por falta de vocaciones y algunas de las RR que no han aceptado el cambio han pasado a Ordenes de Clausura buscando algo seguro que no vuelva a cambiar. La intención de las Religiosas fue buena, pero tal vez se equivocaron. Querían estar más presentes en la sociedad, trabajar desde dentro de ella sin ser vistas para hacer más labor y que no se las cerrasen puertas por los Hábitos. Para eso estaban los Institutos Seculares que tampoco están teniendo vocaciones en estos tiempos….Pero lo INEXPLICABLE a los ojos de cualquier profano, entre los que me cuento, es que…. Monjas de Clausura papal y hasta nuevas fundaciones con esas características han florecido de manera increíble, si nos lo hubiesen dicho y no lo hubiese demostrado la realidad.
    ¿¿¿Qué las ponen una multa por unas infracciones???…¡¡¡¡ Bueno, ya la pagarán!!!…No se las pone nada por delante. Se ve que algo tenían en qué pillarlas y encontraron “Cinco infracciones urbanísticas leves”…
    Hay más Monasterios que llevaban años sin recibir vocaciones de españolas y están teniendo Novicias, Postulantes y…Aspirantes.
    No hace mucho nos hablabas de las RR d Becerril de Campos…
    Se ve que la juventud que busca, no se contenta con medias tintas por eso buscan algo que las diga más que vivir 4 personas consagradas en un piso haciendo buenas obras de apostolado, pues muchas de estas jóvenes proceden de Movimientos donde ya han vivido un tipo de vida parecido y quieren una entrega más radical.
    Demos gracias a Dios por Iesu Communio y todas las iniciativas que atraen a la juventud buscando entregarse al Señor y roguemos le por ellas para que venzan los obstáculos que encuentren por infracciones urbanísticas o del tipo que sea
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  4. maria s dijo:

    ¿donde se puede ingresar un donativo para ayudarles a pagar la multa?

  5. José Ronaldo dijo:

    ¡Vaya! Desconocía por completo la existencia de esta comunidad de religiosas. Me he metido a buscar en la red. Estoy perplejo.
    Como “medio científico” que soy, obviamente se me ocurre que al entrevistar a cada de estas mujeres y explorar un poco sus motivaciones, podría tener alguna respuesta de lo que sucede. Pero no, aquí hay “algo especial”, la presencia del Espíritu Santo, supongo – que para variar – habla sin aspavientos, sin toda esa parafernalia que actualmente se utiliza para anunciar cualquier cosa.
    ¡Qué emocionante! Deberé comentarlo a mis jóvenes alumnos de la Universidad.
    ¿Habrá otra situación similar en alguna otra parte del mundo?

  6. Perkins dijo:

    ¡¡Muchas felividades!!, hacía bastante tiempo que no leía algo tan bueno.

  7. Blanca dijo:

    Una prueba de lo que escribí hace unos días.

Los comentarios están cerrados.