Cataluña, progres y solidaridad

El tema Cataluña sigue dando y seguirá dando que hablar. Con muchos matices que aportar y muchas cosas que aclarar.

Los sacerdotes en este tema no somos quienes para hacer política partidista y tomar una opción concreta o apoyar a un candidato determinado de cara a las próximas elecciones de noviembre. Lo contrario sería proceder abiertamente contra el derecho canónico y el Directorio para el ministerio y la vida de los presbíteros: “las actividades políticas y sindicales son cosas en sí mismas buenas, pero son ajenas al estado clerical, ya que pueden constituir un grave peligro de ruptura de la comunión eclesial” (nº 23). Cosa distinta es que se aporten reflexiones desde el evangelio y la doctrina de la Iglesia que puedan iluminar una determinada situación o mostrar algunas contradicciones en el planteamiento de la misma.

Me sorprende constatar cómo los sacerdotes y religiosos más situados en la línea que convencionalmente llamamos “progre” se declaran abiertamente independentistas. El argumento más traído y llevado es que no es justo que Cataluña aporte al conjunto del estado más de lo que luego recibe del mismo estado. Es decir, si doy más de lo que me devuelven, mejor independiente.

Me resulta un argumento diabólico. Porque harto estoy de escuchar a estos mismos colectivos la reivindicación de que a nadie se le deje sin asistencia sanitaria sea de la nación que sea, que hay que ser ciudadanos del mundo, que no podemos maltratar a los inmigrantes, que hay que ser acogedores. Pero es que estos mismos colectivos que piden que a nadie se deje de atender en un consultorio médico por falta de papeles, a su vez no están dispuestos a permitir que con sus impuestos se financie una operación de cáncer en Badajoz o la enseñanza en Andalucía.

Los cristianos autodenominados “progresistas” no quitan de sus labios eso tan bonito de la opción por los pobres, vivir el evangelio, rechazar el capitalismo salvaje de la derecha cavernaria, la apuesta por la solidaridad, todos hermanos. Es preciosísimo recordar cómo Jesús estaba con los pobres y los excluidos, se mezclaba con leprosos y prostitutas y no tenía dónde reclinar la cabeza. Fantástico hablar cada día de compartir con el que menos tiene y echar en cara a los ricos su egoísmo que lleva a la pobreza de otros.

Para alguien que piense así el discurso debería ser que para Cataluña, por encima de la media española en recursos, es un orgullo ser solidaria con sus hermanos más pobres, ofrecer sus riquezas, compartir, hacer posible que otras autonomías más pobres puedan salir adelante gracias a sus aportaciones. Eso es el evangelio. Compartir, ayudarse, ser solidarios y más en momentos de especial dificultad.

Lo triste es que, justo los que por su supuesta sensibilidad hacia los pobres deberían ser más solidarios (por ejemplo sor Lucía Caram, por ejemplo el foro Alsina), hayan apostado por el camino de la independencia con el sólido argumento de que solos vivimos mejor.

Es facilito. Viva la solidaridad, vivan los pobres, hay que compartir, papeles para todos, abajo las fronteras, somos ciudadanos del mundo. Pero mis impuestos para mí. Sanidad para el congoleño sin papeles, pero ni un euro de mis impuestos para una intervención de cáncer de mama en Almendralejo. Si no tienen fondos, que se fastidien.

Pues cuidado con la rueda de la insolidaridad. Porque lo mismo llega ahora Pedralbes y exige independencia diciendo que ellos pagan más de lo que reciben, y que no aceptan que sus impuestos vayan a financiar proyectos sociales en Can Peguera.

No. Esto no es hablar de política. Es hablar de ética, de evangelio, de amor al prójimo. De solidaridad o individualismo. Porque no se puede uno llenar la boca con la palabra compartir para a continuación quejarse de que recibe menos de lo que da y tirar por la calle de en medio con un total desprecio al resto de la ciudadanía.

“Hay mayor alegría en dar que en recibir” (Hechos 20,35). Pues parece ser que los adalides de los pobres han optado definitivamente por la tristeza. Muy poco evangélica, por cierto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Solidaridad. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Cataluña, progres y solidaridad

  1. Mucho se está hablando estos días sobre la secesión de Cataluña y muchas voces se alzan con mejor o peor fortuna discutiendo un montón de argumentos de lo que sería o no sería Cataluña fuera o dentro de España. De tales argumentos, dichos muchos de ellos con la mejor intención no podemos abundar más ya que está todo más que dicho.

    Que este gobierno vacila, es notorio para todos. Nadie entiende este galimatías que deja al poder del estado en completo ridículo, cuando desde el principio debió adoptar una posición firme y apoyada en la legalidad y en el derecho, no solo de los Catalanes que es muy respetable, sino en el de todos los españoles.

    Todos, queramos o no, somos españoles desde hace siglos, y ahora no vamos a hacer trucos que pueden crispa a rtodos, y enfrentarnos de mala manera cuando todos somos hermanos. de una misma madre.

    Quiero hablar proféticamente a mi manera, diciendo claramente que nos esperan días de acontecimientos terribles, a no ser que alguien (quien sea) ponga orden en este galimatías, en donde nos ha metido un gobierno tan pánfilo como inepto. Fueron elegidos, y todo eso, pero eso de que el pueblo es sabio y soberano es de reír a carcajadas.

    Somos simplemente, los que pagamos a unos individuos que sin responsabilidad ni maneras, han conseguido meternos en este pozo del que solo saldremos pringados de basura, aunque todos traten de taparla para que lo suyo no salga a la luz.

    Ahora hay en manos del gobierno unos medios para evitar el desmembramiento de España, así les guste a unos ilusos soñadores como que no les guste. Eso lleva consigo el uso de medios que nunca tendrían que usar, y que con toda seguridad, provocarán muchos desencuentros o terribles consecuencias.

    Cuando leo lo que se dice en los foros sobre esta materia, me dan escalofríos. La paz es algo tan hermoso como una flor edelweiss, pero tan vulnerable como ella; cuando se ensucia ya no se la puede restaurar.

    Pido a todos los que, sin temor de Dios han hecho posible esta situación, que dejen de jugar con las cosas de la convivencia o veremos mucha muerte, mucha sangre, y mucho dolor. En sus manos está, ya que han hecho este desafío.

    Hay señales apocalípticas que indican que este mundo, más que podrido, está a punto de estallar. No el planeta, sino las sociedades que basadas en una ideología contraria a la conducción de Dios, y el sometimiento a las palabras de Jesucristo, van camino a su propia destrucción.

    Llegará esta sin duda, y después diremos (y no me canso de repetirlo porque a lo largo de mi vida lo he comprobado) las estúpidas palabras: como hemos llegado a esta situación? ¡Piénsenlo antes de abrir la Caja de Pandora! O como se dice coloquialmente en mi pueblo: una vez que se empieza el queso, ya no se deja ni hueso.

  2. Ana azul dijo:

    Se niegan a ser españoles porque durante años y años les están diciendo que España es muy mala y los aprieta y ahoga, y después de que se ha conseguido convencer a dos generaciones, dime tú a mí como se cambia eso. Estoy de acuerdo contigo en la manera tan peculiar que tienen de defender la igualdad y el bien común y luego hacen lo contrario. Saludos
    Ana

  3. Alvaro dijo:

    Es de bien nacidos el ser agradecidos, y eso incluye el amor a la patria que te vio nacer (creo que incluso el Catecismo dice algo al respecto, poniendo el amor a la propia patria en relación al cuarto mandamiento).

    Pero… ¿Qué hacer con el amor a la “patria chica”, no al país sino a la región? Caben dos opciones: la regionalista y la nacionalista. La primera ama la propia región en lo que tiene de especial, pero como parte de un todo mayor al que también se ama. La segunda, por el contrario, hace como que ama la región, pero por contraste con el odio que se profesa al todo del que forma parte.

    Es como si un hombre dijese a una mujer: “¡Qué ojos más bonitos tienes!” (halagador, ¿no?), para a renglón seguido, decir: “…No como esa horrenda boca que tienes en tu espantosa cara, de la que brota tu irritante voz, que compite en repulsión con tu cuerpo asqueroso y tu personalidad insoportable…”. ¿En serio la mujer podría sentirse amada si es rechazada en su totalidad, por mucho que se alabe sólo una parte de ella? No puede ser sincero un amor basado en el odio.

    Así pues, un nacionalismo, que escenifica el amor a la patria chica mediante el contraste con un odio a la patria, no PUEDE ser jamás compatible con el Evangelio, y menos con la doctrina católica (=universal), ya que el nacionalismo destila odio y el Evangelio, amor.

    Y con estos mimbres… ¿qué cestos vamos a hacer? Pues los lógicos: cestos incoherentes y contradictorios, como ese que pregona el amor a los demás… siempre que nosotros recibamos de ellos más de lo que entregamos (y no entro en que los nacionalismos se basan inevitablemente en la mentira al por mayor, en una falsa historia, en una falsa información, en una falsa imagen de la realidad social, en un falso comportamiento que no hace honor a la realidad de cada uno, etc, ya que podríamos alargarnos más de la cuenta).

    Un saludo.

  4. Barcino dijo:

    Soy catalan. La independencia se basa en el egoísmo, la mentira y la acusación. Es injustificable desde el punto de vista del Evangelio. Espana no ovala Roma del siglo I, poco. La independencia no traerá un nuevo estado cristiano. Así que… Recemos para que la historia de Abel y Cain no se repite

    • Alvaro dijo:

      Creo que la edición del texto le ha debido jugar una mala pasada, ya que ha salido claramente cortada la frase: “Espana no ovala Roma del siglo I, poco”.

      Un saludo.

  5. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge,

    “¡¡¡Lo de TODOS para NOSOTROS también y lo NUESTRO, solo para nosotros!!!!.”…Han vivido mejor que muchas otras regiones gracias al estado ESPAÑOL y ahora quieren ir por libre rompiendo la unidad de la Patria y….Trayendo consecuencias gravísimas…
    .
    ¡¡¡¡¡Inconcebible en personas del Clero, tanto sacerdotes, como Obispos y Religiosos/as de cualquier Orden o congregación!!!!….Esto viene de lejos ya….

    En el país vasco no aceptaban a Blazquez como Obispo, cuando en Roma teníamos a un polaco como Papa.

    En el Blog al que nos remites, un comentarista, dice entre otras cosas:” ¿Cómo Jesucristo y su Santa Madre pueden estar a favor de una política, nacionalista o no, que vulnera gravísimamente la Ley Divina en tantos y tantos puntos fundamentales que afectan frontalmente a los proclamados “valores innegociables”?.

    Qué pretenden?….Que cuando se vean mal el Estado Español, les ayude?….O vivir de sus cavas que compramos todos los españoles???…

    De siempre nos han tenido “algunos”, que no todos, esa aversión, que nos lleva ahora en plena crisis a complicar más las cosas…

    La Jerarquía, tenía que prohibir que los clérigos y personas pertenecientes a Ordenes Religiosas entrasen en el juego de la política. Pero no iba a servir de mucho, porque pasan de Roma también. Quieren enmendar la plana al Vaticano muchos….

    PAZ Y BIEN es el lema franciscano, y mañana celebramos San Francisco de Asís….¡¡¡Una buena dosis de “ PAZ Y BIEN” para todos, la necesitan los separatistas del clero y conventuales, religiosos, y religiosas. Porque de PAZ, no traen ninguna y BIEN tampoco.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  6. Alvaro dijo:

    Por cierto, tal vez habría que recordar a esta pseudomonja que CiU, partido del que Artur Mas es presidente, votó a favor del título del “Etatut” que establece el aborto, la eutanasia y el “gaymonio” como derechos:
    http://www.hazteoir.org/node/1657

    Así pues, esta monja, que destaca la defensa de la legalidad de aquél que se declara en rebeldía contra los tribunales Supremo y Constitucional de España (o sea, que defiende a ese delincuente confeso), también apoya el aborto, la eutanasia y demás aberraciones establecidas en ese “Estatut” que Mas defiende.

    Por cierto, no deja de resultarme curioso que esa machacona insistencia en la “independencia” sin que nadie suelte prenda respecto a los términos en que estaría redactada la hipotética “Constitución Catalana”, que sentaría las bases del nuevo régimen a instaurar. ¿No sería más lógico que primero aprueben un texto constitucional y luego voten sobre él? Dado que tanto tienen que esconder… ¿Qué delitos piensan considerar “derechos”?

    Una a una, se van sumando todo tipo de indicios, síntomas o pruebas directas de la mala fe de los independentistas.

    Un saludo.

  7. Pedro Muñoz dijo:

    Casi todos los políticos carecen de seriedad, si Arturo Más, juró o prometió la Constitución Española, su palabra ya no vale para nada y lo mismo le ocurre a los políticos españoles,;la CE finaliza diciendo algo parecido … “ruego a las autoridades que cumplan y hagan cumplir …” pero eso no va con ellos ni con la judicatura y otras altas instancias (no cumplen ni juramento ni promesa), es todo farsa ante un Crucifijo y de personas de no fiar. Si hubiese que aprobar otra CE, todos los traidorzuelos se apuntarían para ganar buen sueldo y ocupar los mismos puestos, es decir ….”con distinto collar”, ante la falta de compromiso ético no volvería a votar. Soy español hasta la médula y me dolería mucho lo que permiten por cobardía. Cataluña no cumple las leyes estatales. Para mi, Cataluña dejaría de existir en todos los conceptos. No han tenido agayas de hacer cumplir el ordenamiento jurídico español. Gente no de fiar. Un saludo.

Los comentarios están cerrados.