Carta a mis feligreses y a los amigos de wordpress

Cada semana envío un correo a los feligreses de la parroquiacon noticias, novedades, avisos, reflexiones… y que llega a cerca de quinientas direcciones de correo electrónico.

Acabo de mandar el de esta semana. Y es tan epecial que he querido compartirlo con vosotros. Ahí va:

Queridos amigos:

Decía nada menos que Napoleón que “lo imposible es el fantasma de los tímidos y el refugio de los cobardes”. Nosotros además decimos, como creyentes, que “para Dios nada hay imposible”. Sabéis que desde hace años vengo acariciando el sueño de abrir en la parroquia una capilla para la adoración perpetua al Santísimo Sacramento. Sí. 24 horas al día. 365 días del año. Cada vez que lo digo me llaman loco y me dicen que es imposible. Yo, simplemente sonrío: imposible para nosotros, no para Dios.

Ayer estuvo en la parroquia el P. Justo Lofendo, religioso que lleva años abriendo capillas para la adoración perpetua por todo el mundo. Vino respondiendo a la llamada de un servidor y simplemente le pregunté que si creía que estábamos locos. Le hablé de este sueño de adorar al Señor sin interrupción en la parroquia y de los escasísimos medios con que contábamos: un par de sacerdotes ilusionados pero muy débiles, una sala muy adecuada para ello, algunas personas apoyando la idea y doscientas religiosas contemplativas orando por esta intención.

Más que suficiente, me dijo el P. Justo. Así que os comunico oficialmente que acabamos de ponernos en marcha para que en la parroquia tengamos un lugar de adoración permanente a Jesús Sacramentado. Desde ayer mismo hemos incorporado a la oración de los fieles de todas las celebraciones una petición por esta intención, y me he permitido además añadir un avemaría tras la bendición final de cada misa pidiendo la intercesión de la Virgen María.

Estos dos próximos domingos la predicación en las misas irá especialmente orientada al sentido de la adoración y a suscitar la respuesta entre los fieles, y el próximo día 6, a las 20 h., el P. Justo nos dará una charla y comenzaremos la programación concreta.

No. No tengamos miedo. Es la hora de la confianza y la generosidad. Es sólo momento de preguntarnos ¿tengo una hora por semana para regalársela al Señor y mirarnos? Ya sé que surgen preguntas: ¿y si un día no puedo, y las vacaciones, y si luego surgen cosas? Tranquilos… Dejemos actuar a Dios.

No es momento de ver problemas si no de contemplar el regalo que supondrá para nosotros. ¿Os imagináis el Santísimo expuesto siempre? ¿Nos hacemos idea de lo que supondrá para todos que siempre haya alguien rezando ante el Señor? ¿Nos damos cuenta de la gracia que es saber que puedo acudir a cualquier hora del día o de la noche para pedir, dar gracias, llorar, reír, contarle mis cosas? Es algo tan grande que hasta me asusta. Pero es gracia. Pura gracia.

Os pido desde ahora vuestra oración. Al primero que me he dirigido este mañana a primera hora ha sido a monseñor Herráez, obispo auxiliar de Madrid, ya que el señor cardenal está en Roma participando en el sínodo. Quería antes de nada comunicar al obispo nuestro proyecto y pedirle su bendición y sus oraciones. La respuesta de Don Fidel casi inmediata ha sido entrañable. Dios se lo pague.

Es momento de orar y de no tener miedo. Es un regalo que se nos hace y que está en nuestras manos aceptar y llevarlo a buen puerto.

En las manos de Jesús y de María queda este proyecto de amor, de fe, de ilusiones. Ya os iré contando. Y de momento rezad, rezad mucho y no tengamos miedo. Es imposible para el hombre, no para Dios.

Con todo afecto,

P. Jorge

Esta entrada fue publicada en Celebrar la fe. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Carta a mis feligreses y a los amigos de wordpress

  1. Jorge dijo:

    Les deseo a usted y a sus feligreses mucha suerte con este proyecto. Somos muchos los que seguimos vuestro día a día incluso, como en mi caso, desde otras provincias y sentimos vuestras alegrías como propias.

  2. José Martí dijo:

    Es una gran alegría. Mi oración va a ser de agradecimiento anticipado

  3. Lourdes dijo:

    Que alegria Jorge definitivamente para el hombre es imposible pero para Dios no. Dios los llene de bendiciones y cuenta con mis oraciones. Saludos.

  4. JoseAntoniO dijo:

    Pues me parece impresionante. Una aventura en toda regla. Un poco en broma – que nadie se lo tome a mal, por favor – , a lo Indiana Jones. Pero esto es mejor que el Santo Grial, porque no sabemos seguro cuál de los candidatos a éste será el verdadero – sí, el de Valencia tiene muchas papeletas… – , pero Este es el que bebió en él.
    Y un entrenamiento para lo que viene detrás. Es bueno ir haciendo Amistad, ¿no?

  5. Francisco Alarcón Contreras dijo:

    Desde Tabasco, en México. En mi parroquia dedicada al Espíritu Santo, en la ciudad de Villahermosa, tenemos ya una capilla de adoración perpetua. Una verdadera gracia. Soy adorador con 2 horas consagradas al Señor y desde esa capilla de adoración cuente con mis oraciones, agradeciendo la fe que nos han heredado nuestros hermanos españoles. Dios les bendiga siempre.

  6. maribelad87 dijo:

    Padre, te pido en nombre de Jesús, tu Hijo, que muy pronto lo puedan adorar las 24 horas del día en la Parroquia Beata María Ana Mogas. Gracias Señor.

  7. Deja dijo:

    Hi there, just became alert to your blog through Google, and found that it’s really informative. I’m gonna watch out for brussels. I will appreciate if you continue this in future. Numerous people will be benefited from your writing. Cheers!

  8. Alabado sea el Señor en el Santísimo Sacramento del Altar.
    Ponme a sus pies querido Jorge

  9. Blanca dijo:

    ¡¡Qué estupendo!!…A ver si el sueño se hace pronto realidad…
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  10. Ana azul dijo:

    Quisiera que mi parroquia tomara la misma iniciativa. Enhorabuena
    Saludos y a rezar mucho
    Ana

  11. ” (2 Timoteo 4:8)?. Aquí Pablo habla que recibirá su corona “en aquel día” (¿el día de su partida o muerte? o más bien ¿en el día de la parusía?). Según el contexto, Pablo hablaba de la manifestación de Cristo (v.1), y lo repite en el verso 8 como venida (parusía). Entonces parece claro que Pablo recibiría su premio o corona, no en el día de su muerte, sino en el día de la venida o manifestación de Cristo al mundo. Esto concuerda con 1 Pedro 5:4, donde Pedro afirma que los creyentes recibirán sus coronas cuando Cristo regrese al mundo para resucitar a sus seguidores leales. Si pensamos aun que Pablo recibiría su premio en el momento de su muerte, ¿por qué el mismísimo Pablo se expresa de la muerte como un enemigo del hombre y de Cristo en 1 Corintios 15:26? En el caso de él, la muerte debió ser un amigo que lo llevaría al cielo… ¡y no un enemigo!

Los comentarios están cerrados.