De cuando el morito llegó a pedir el aguinaldo a la señora Rafaela

La señora Rafaela se levantó una vez más a abrir la puerta. Tarde de Nochebuena y los chicos ya se sabe cómo son.

En Madrid ya no se estila, y en los pueblos incluso se va perdiendo. Ella recuerda aún cuando en sus años mozos salían chicos y chicas con guitarras y bandurrias a pedir el aguinaldo. Y cómo en cada casa si no había dinero –que era las más de las veces- al menos ofrecían un trago de vino y unos dulces.

Las cosas no son como antes. Ni los chicos cantan, ni se escucha el sonido de la guitarra. Apenas una pandereta, más que sonada, golpeada con saña. Pero es Nochebuena, y en esta noche cualquier cosa te lleva a recordar.

Desde que cayó la tarde ya han pasado por su casa cuatro o cinco cuadrillas. Tres o cuatro niños que repiten el tradicional “Felices Pascuas” y reciben como premio unas monedas y algunas peladillas. Niños del pueblo, conocidos, acompañados a veces por algún amiguito de esos de fin de semana.

Otra vez el timbre: “Felices Pascuas, el aguinaldo”. El caso es que sonaba un tanto diferente. Abre la puerta y se encuentra con dos niños marroquíes que sonríen abiertamente. Desde dentro, la voz del esposo: “¿Pero quién viene ahora?” “Los niños de la Rachida”, respondió ella. Y le dice el marido: “pues les dices de mi parte que a los moritos los da el aguinaldo Mahoma”.

Rafaela no hizo demasiado caso, aunque bien sabía que a su marido no le faltaba razón. Pero era Nochebuena, el marido de Rachida la había dejado con tres niños y andaban justos hasta para poder pagar el alquiler de la casucha que habitaban. Así que entró en casa, agarró las monedas de costumbre, las peladillas, y en una bolsa, si que se enterara su marido, aprovechó para meter unas cosas que curiosamente aparecieron por la cocina: turrón, un bote de piña, chocolate y un pollo que andaba perdido en la nevera.

Salió haciendo el signo de silencio a los niños y diciéndoles en voz muy baja: “shhhhhh… y ahora a casa y esto para vuestra madre”, para a continuación levantar la voz para que la oyera su marido diciendo: ”hale a casa, que no sé qué pintáis vosotros por la calle pidiendo el aguinaldo”.

Volvió a la salita con su marido. “Qué, ¿ya los echaste? Los habrás dado algo, que deben andar mal… “ “Alguna cosa… mira que los moritos pidiendo el aguinaldo… anda y que se lo pidan a Mahoma… “

El que no podía aguantar la risa era el niño Jesús…

FELIZ NAVIDAD

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cosas de la vida. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a De cuando el morito llegó a pedir el aguinaldo a la señora Rafaela

  1. Por mucho que uno se pueda aguantar, al final cae
    ¡Quien en estas fechas, no se siente algo mejor en el carácter y en la generosidad?
    ¡Feliz Navidad! y acordaos de los pobres como dijeron a Pablo, los tres apóstoles Pedro, Juan, y Santiago.

  2. José Ronaldo dijo:

    Sí, la imagen de un bebito que es Dios. En este punto, el cristianismo es absolutamente conmovedor. Algo hay en las formulaciones de muchos planes evangelizadores-catequéticos que conozco, que casi sistemáticamente (inadvertidamente?) obvian esta imagen, que no es tal.
    De acuerdo a nuestra fe, este es un hecho absolutamente real, histórico. Desde esa fecha (cualquiera que haya sido) este planeta NO es cualquier cosa; en él, Dios se hizo hombre, uno de nosotros y compartió así plenamente nuestro universo, nuestro tiempo y espacio. ¿Por ventura, ¿hay otro Dios como éste?

  3. maribelad87 dijo:

    Feliz Navidad. Que la alegría que nos trajo Jesús te acompañe siempre.
    Maribel

  4. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge,

    ¡¡Cuántas veces haremos reír al Niño Jesús, con nuestras niñerías de niños grandes! ¡Lo importante es que tratemos de no hacerle llorar!!…Siempre hablando en sentido metafórico, pero nos entendemos….
    ¡¡Feliz Navidad!!
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  5. JoseAntoniO dijo:

    Se dice mucho “Feliz noche” y “que pases una buena noche”, lo que no deja de ser una patochada, para no decir otra cosa. En el Disney Chanel, y eso que los americanos son mayoritariamente protestantes y algo sabrán de Quién nace en Navidad, ya es que dan arcadas y todo del gordo jojojo y de la Navidad, que por lo visto es el tío éste y los árboles de navidad, pero parece que Navidad no tiene nada que ver con Natividad. Será que se ha vuelto como los ocho dias de oro del corte inglés….creo que se me entiende.

    En fin, Feliz Navidad.

  6. dolega dijo:

    Querido, espero que estés pasando una felices fiestas. Vayan mis mejores deseos para tí y todos los tuyos.
    Besazo

Los comentarios están cerrados.