Católicos ultraconservadores

Reconozco mi mala suerte. Ayer un comentarista me llamaba “ultraconservador”, lo que me hizo solicitarle amablemente si sería posible que me explicara la diferencia entre católico ultraprogre, progre a secas, católico sin más, conservador, ultraconservador y cavernícola. Nada, que no hay forma. Y eso que lo he intentado varias veces con personas diferentes. Lo único que consigo es que además de ultraconservador me llamen facha.

Todo esto me tiene muy deprimido, porque si me dicen que estoy equivocado en una cosa, pues se ve, o si patino en algún punto de dogmática o moral se revisa. Pero claro, si me dicen que mi problema es ser ultraconservador y no me explican lo que es eso, pues átame esa mosca por el rabo. Es como si yo en respuesta le digo que su problema es ser ultraprogreantiatchís. Toma esa. A ver cómo me responde.

Jamás entendí lo de ser progre, carca, conservador o ultramontano. En serio. Lo que servidor cree es que en la Iglesia hay cosas opinables y cuestiones cerradas. Por ejemplo, si uno está a favor del aborto, no acepta el primado de Pedro, afirma que los sacramentos es igual que sean siete o tropecientos, niega la presencia real de Cristo en la eucaristía, y sostiene que es exactamente igual ser cristiano católico que animista, no es que sea progre, es que está fuera de la comunión de la Iglesia. Pero igual de fuera que el que afirma que la sede apostólica hoy está vacante porque Benedicto XVI no es un papa legítimo o no reconoce la validez de un concilio ecuménico como es el Vaticano II. No es un ultra, es un no católico.

Luego hay cosas que sí son opinables, por ejemplo las que corresponden a derecho positivo. Uno puede ser partidario de que la casulla no sea obligatoria para celebrar la misa, puede estar a favor o en contra del celibato opcional, pensar que sería conveniente un concilio Vaticano III, entender que se debería acabar con el indulto que permite comulgar en la mano, apoyar el regreso de la lengua latina para toda la liturgia de la iglesia o una revisión del sentido de las conferencias episcopales. Nada que objetar.

En la Iglesia se supone que todos deseamos lo mismo: alcanzar la santidad y anunciar el evangelio a todos los hombres. Y en esto siempre discuten doña prudencia y doña audacia. Doña prudencia, que es virtud cristiana, anda siempre preocupada con dar pasos seguros, con no cometer errores, con ir despacito, con no perder el tesoro de la historia y la tradición. Doña audacia, que también puede ser santa, es combativa, amante de arriesgar, urge a no tener miedo aunque pudiera haber algún tropezón.

Hay personas que, por su propia naturaleza son más amigas de doña prudencia. Otros se llevan mejor con doña audacia. Aunque en verdad lo normal es que cada uno trate un poco con las dos. De ahí a sacar etiquetas con tu ultraprogre, tu superconservador, tú cavernícola, tú titiritero, la distancia es enorme.

Y tú Jorge qué eres, ¿conservador o progresista? Intento ser buen cristiano en el seno de la Iglesia, que no es poco, como todos, supongo. El resto, ganas de colgar etiquetas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cosas de la vida, Vivir en cristiano. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Católicos ultraconservadores

  1. karmenfl dijo:

    Demasiado personalismo, y ganas de hacer una religión ” a la carta”, de pasar también la espiritualidad por catálogo. ¿Quién diría de nosotros ahora eso de “mirad cómo se aman”? Lamentable.

  2. Dolega dijo:

    Es que etiquetar es muy fácil, sobre todo cuando no se tienen argumentos.
    Besazo

  3. carmen dijo:

    A mi concretamente los progres me ponen muy nerviosa,los ultaconservadoores también,me gustan los curas curas,cercanos,pero curas,no me gustan los curas colegas,ni los estirados que hay que casi besarles la mano como cuando yo era pequeñq.

  4. Martina dijo:

    A mi me gustan los curas como Vd.
    Ideas claras,y que me confirma en mi fe.Adelante D.Jorge.!

  5. José Ronaldo dijo:

    Alguna vez me hicieron por primera vez una pregunta similar; quedé “atascado”. Creí que debía contestar con un rotundo si o no. Luego entendí que era una pregunta equívoca, por no decir mal intencionada. Con los años arribé a la conclusión de que se puede ser “progres” en algunos aspectos (de forma), pero en otros, la única postura a tomar es la de ser conservador. Si de principios fundamentales y dogmas se trata, o se aceptan apelando a una buena dosis de humildad y fe, o mejor se busca otra Iglesia o se funda.
    Ahora bien, no es lo mismo ser tachado de “progres o conservador” como cura, que como laico seglar. Pero ésto última…es tema de otro post.

  6. No hay ninguna Iglesia Cristiana no católica donde no se lleven sus normas y dogmas de fe establecidas mucho más a rajatabla que en la Católica, donde se pueden formar corrientes y hasta sus rebeldías y todo eso.

    Me fastidia ese vestir de los judíos que tiene su origen en una época que no es la primitiva, y las guedejas que se dejan para seguir el precepto de no raparse las sienes como los egipcios, y tantas cosas como llevar esas vestimentas todo eso.

    Pero los respeto, porque algún día serán alcanzados por el Señor de todo y de todos.

    Ya veremos en que termina tanta estupidez de tantos progres, que se asustan de la muerte y ni siquiera la mencionan cuando esto es de lo más natural.

    Y si hablas de política dicen fascista, y si habla uno de creación se ponen a reír cuando todavía desde hace muchos años no conozco a nadie que haya leído a Darwin.
    Y es que la ignorancia es muy atrevida.
    .

  7. Don Pelayo dijo:

    Uga chaka, uga, uga, uga chaka; uga chaka, uga, uga, uga chaka…

  8. karmenfl dijo:

    Son cosas de la progresía, que como todo es relativo, habrá pensado que daba lo mismo su pastillita diaria que un paquete de doritos….

  9. Ana azul dijo:

    YO TAMPOCO ME HE TOMADO LA MEDICACIÓN. LO DIGO POR D. PELAYO. EN FIN, ES LO QUE HAY
    SALUDOS
    ANA

  10. Jose dijo:

    Don Jorge, ¿no que el indulto es para comulgar en la mano?

  11. carolgar dijo:

    Como casi siempre, muy bueno el comentario de D. Jorge y me he reido un poco con la agudeza de los que se refieren “al que se le olvidó medicarse” jajajaja Es la mejor forma de rebatir las tonterias de alguno .Un saludo a todos.
    Por cierto, yo también pensé que el indulto era referido a lo de comulgar en la mano….¿ Me equivoco?

  12. Juan dijo:

    La renuncia de Benedictus XVI ¿será un golpe a los conservadores?, ¿la progresía que ejerza poder en el Vaticano venció?.

Los comentarios están cerrados.