Caso Pagola: mienten más que hablan

El espectáculo que están dando Pagola y sus principales palmeros mediáticos desde el viernes es de las cosas más vergonzosas que uno lleva vistas en los últimos tiempos. Porque aquí ya no se trata de lo que cada uno pueda pensar de un libro, sino de mentir descaradamente con premeditación, alevosía y mala leche hasta aburrir.

El viernes por la tarde, en un twitter de Religión Digital, leo que el famoso libro de Pagola “Jesús. Aproximación histórica” ha quedado absuelto de todos sus pecados. Me extrañó, porque la nota en su día de la Conferencia Episcopal española fue muy dura, peo en fin, si Roma dice que el libro recoge la fe de la Iglesia pues nada, se acepta pulpo como animal de compañía.

Como era de esperar, medios hubo que aplaudieron la buena noticia que acababa de comunicar el propio Pagola y aprovecharon el paso del Pisuerga por Valladolid para arremeter contra los inquisidores con nombre y apellidos.

Afortunadamente el mismo viernes por la tarde la Conferencia Episcopal nos ofrece una nota que explica lo que ha pasado. ¿Efectivamente el libro ha sido absuelto? ¿Es conforme a la doctrina de la Iglesia? Pues esto dice la nota informativa que se publica “con el visto bueno de la Congregación para la Doctrina de la Fe”:

1. Que la nota que ya publicó la propia conferencia, referida a la primera versión del libro, del que se han difundido decenas de miles de ejemplares, mantiene plenamente su vigencia. Una nota muy seria en la que entre otras cosas se  afirma que lo que hace con su obra es “reconstruir una historia, a partir de un uso arbitrario de los evangelios, que resulta incompatible con la fe.”

2. Que aunque hubo correcciones y hasta monseñor Uriarte concedió el imprimatur, la Congregación para la Doctrina de la Fe afirma “no parece oportuno que se conceda el imprimatur a la nueva versión del libro Jesús. (Es decir, en gesto inusual, que se columpió monseñor Uriarte).

3. El libro, «aun no conteniendo proposiciones directamente contrarias a la fe, es peligroso a causa de sus omisiones y de su ambigüedad. Su enfoque metodológico ha de considerarse erróneo”.

4. Que se sigue pidiendo al autor que introduzca nuevas modificaciones, pero que  a pesar de que las introduzca, el libro no va a tener el imprimatur, es decir, que el libro está dañado de raíz.

Pues ya ven, llega el bueno de Pagola y da palmas con las orejas contándonos que su libro sobre Jesús es corectísimo y que “no ha considerado necesario pedirme una revisión del enfoque de mi obra ni tampoco corrección alguna sobre la metodología que empleo en mi trabajo. Pues nada, si esto no es mentir, que venga Dios y lo vea.

Pero es que después aparecen más colectivos contándonos que Pagola for ever y que todo fantástico. Por ejemplo, el colectivo “Curas de Bizkaia” que están tan contentos por la resolución de Roma definitiva y favorable. O sea, te dicen que el libro es peligroso, que la metodología es inaceptable, que el imprimatur de Uriarte es papel mojado y que por más que modifiques de imprimatur nanay, y felices todos por la absolución.

¿Y qué me dicen del grupo llamado Eutsi Berrituz que “se felicita y transmite su más afectuosa felicitación a José Antonio Pagola, sacerdote, por la resolución positiva tomada en Roma por la Congregación para la Doctrina de la Fe”.

Hace falta tener desvergüenza. Aquí han decidido que diga Roma lo que diga, ellos van a contar la milonga de que el libro de Pagola es la maravilla de las maravillas en cristología y ya se sabe eso de que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad.

Mienten. Conscientemente. Desvergonzadamente. Con toda la caradura del mundo. Y encima, el reverendo Pagola saca su notita aprovechando que monseñor Munilla está poniendo su pie en el avión camino de Tierra Santa.

Pagola, ¿habías quedado con tu obispo en hacer así las cosas?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vivir en cristiano. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Caso Pagola: mienten más que hablan

  1. JoseAntoniO dijo:

    Yo a los curi-progres no les haría mucho caso. Pero a lo mejor el párrafo “4. Que se sigue pidiendo al autor que introduzca nuevas modificaciones, pero que a pesar de que las introduzca, el libro no va a tener el imprimatur, es decir, que el libro está dañado de raíz” debería haber dicho algo así como que ” resumiendo, el libro está dañado de raiz y no tendrá imprimátur, de ninguna de las formas posibles”.
    Lo peor, según veo yo es la gente que haya leído o lea esos libros, se va a quedar “a ras” de fé.
    Yo leí algún tiempo a Küng, escribe muy bien, pero se me quedó la fe en las “raspas de las sardinas”. Esta gente son un ataque frontal a la fe, cierran la persona a la acción de Espíritu. Y de los curi-progres, mejor no hablar, por respeto a los curas de verdad.
    Saludos y gracias.

  2. Me gusta tu denuncia publica, valiente y dando todos los datos posibles para tus afirmaciones.
    Te aplaudo amigo Jorge, has plasmado con mucho respeto tu indignación y eso te honra…Un abrazo

  3. Pingback: Caso Pagola: mienten más que hablan | María Angustias

  4. Blanca dijo:

    Es una pena que Pagola esté en ese grupo de díscolos y apoyado por ellos por lo mucho que vale y que sea para unirse a los rebeldes que se oponen a todo cuanto viene de la Jerarquía….
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  5. Gabriel dijo:

    Por favor, D, Jorge, ¿puede publicar el texto completo de la carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe? Es la única forma de poder hacerse una idea de lo dicho. Hasta ahora sólo he podido leer comentarios a favor y en contra. Saludos. Gabriel

Los comentarios están cerrados.