Cosas que pasan en el confesionario

Ayer domingo por la mañana. Estoy en el confesionario. Una persona se arrodilla y comienza a llorar. Un llanto que acongoja el alma. Yo permanezco en silencio. Hay lágrimas y lagrimas. Las hay de emoción, de alegría, de arrepentimiento, de desesperación, de horror. Las de ayer eran mansas, serenas, hondas, de esas que salen de las entrañas más profundas.

Padre… años y años sin confesarme. Años y años lejos de Dios y de la Iglesia. Supe que habían abierto una capilla de adoración perpetua y vine un día por curiosidad. He vuelto más veces y no puedo más. No puedo mirarle estando así. Por eso estoy aquí…

No puedo añadir más.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Celebrar la fe, Vida parroquial. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Cosas que pasan en el confesionario

  1. marta dijo:

    Cómo entiendo esas lágrimas!!!!
    y la paz de después.

  2. JLJL dijo:

    Merece la pena todo sólo por esto. ¡Qué bien!

  3. Ana azul dijo:

    Impresionante. Gracias a la capilla de adoración, de nuevo se acercó a Dios, Él siempre encuentra a las ovejas perdidas y las devuelve al redil. Besos
    Ana

  4. Martina dijo:

    lágrigas de arrepentimiento!
    Que bonito,y conmovedor.

  5. lorenzo dijo:

    Padre, bien que sabias los frutos que esa capilla iba a traer. espero algun día poder ir a orar ahi.

  6. Blanca dijo:

    ¡¡Gloria al Señor!!…Es para dar gracias viendo frutos así…..
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  7. Dolega dijo:

    Solo por esa persona, ya merece la pena la capilla de adoración.
    Besazo

  8. Pa qué añadir más
    Se entiende todo.
    En CRisto

Los comentarios están cerrados.