No acaba de llegar la primavera

Siempre me han producido una enorme ternura esos almendros que, confundidos con los primeros rayos de sol de febrero, se lanzan a vestir su desnudez con las flores primaverales. Cuando los veo tan lanzados en esos días no puedo por menos de sentir un cierto dolor: “pobrecillos, ¿no saben que les quedan mil heladas?”. Así es, a los pocos días el frío y la nieve los han convertido en troncos estériles. Los almendros no saben de meteorología y sufren sus despistes.

Parece que tampoco acaba de llegar la tan cacareada primavera eclesial. En cuanto el papa Bergoglio salió a la logia de San Pedro los gritos anunciando la tan por lo visto ansiada primavera eclesial se hicieron ensordecedores. Como los almendros. Enero y con flores. Cuidado… que nunca se sabe por dónde nos puede venir el tiempo.

Hace algunos días unos amigos me decían que por fin se veían signos de cambio, que cada detalle del papa Francisco era el anuncio de unos tiempos nuevos, más amables, más sencillos, donde no haya más condenas, donde la tolerancia, el respeto y el amor fueran la clave.

Los signos de la nueva primavera. Le respondí: “las primeras que han visto los signos primaverales han sido las religiosas de la LCWR”. Efectivamente Mons. Müller ha informado a la Presidencia de que había discutido recientemente la Evaluación doctrinal con el Papa Francisco, quien ha reafirmado las conclusiones de la misma y el programa de reforma para esta Conferencia de superioras mayores de religiosas estadounidenses. Vamos, que el papa Francisco dice que de primavera nada, y que intervenidas por la Santa Sede.

Acabamos de enterarnos de que el llamado P. Beto acaba de recibir otro signo primaveral en forma de excomunión por sostener públicamente tesis contrarias al magisterio de la Iglesia. Si esto hubiera sido en tiempos de Juan Pablo II o Benedicto XVI tendríamos a toda la progresía del país rasgándose las vestiduras. Pero como ha sido en tiempos del papa Francisco, a callar y que no nos pase nada.

Completamente primaveral y casi veraniega la recomendación del papa Francisco de mantener abiertas las iglesias y la lucecita encendida en el confesionario.

Madrid. 30 de abril. 10:30 h. Un frío que pela. Este año no acaba de llegar la primavera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vivir en cristiano. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a No acaba de llegar la primavera

  1. Nous verrons déjà
    Por ahora apoyar, y no poner palitos en las ruedas del nuevo.
    Por lo demás, es razonable que se hable del nuevo Papa Francisco.
    Y no tener que decirle como argentino
    ¿Que hacés que no funcionás

  2. Blanca dijo:

    No sé si llegará la primavera algún día….Estoy pasando tanto frío como en este duro invierno que nos ha llegado este año.
    En cuanto a la primavera en la Iglesia, dudo también, pero ESPERO que algo se va a conseguir. Hay mucha gente ilusionada con el Papa Francisco que atrae por su sencillez…. Pero no todo va a ser la sonrisa con que siempre nos obsequia en sus fotografías….Ya está llegando el decir NO a todo lo que sea contrario a las normas de la Iglesia….
    Hay un refrán que dice algo así como: “quien no vive su juventud antes, la vive después “ O “QUIEN NO LA CORRE ANTES, LA CORRE DESPUÉS”, yo creo que es lo que está ocurriendo con las monjas rebeldes, que fueron unas Novicias ejemplares y ahora pasados los 70 quieren ordenarse de presbiteras….No será que hacen faenas propias de adolescentes…..O también cierta demencia senil…..Sea lo que sea el Papa se pone firme ante estas ocurrencias y ante un gran sector de la Iglesia que sabemos no aceptan su sencillez, y hasta les apetecería alojarse ellos en el Vaticano ocupando las habitaciones del Papa,,,,Exagero intencionadamente . Pero los grupos elitistas es normal que no estén contentos con el Papa Francisco y le proporcionen problemas….
    El Espíritu Santo que iluminó a los participante en el Conclave, siga iluminando a la Iglesia, no seamos hombres de poca fe ….Jesús se lo llamó a sus primeros seguidores….Que no nos lo llame a nosotros…..
    ¡¡¡Viva el Papa Francisco!!!….Oremos por él
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  3. José Ronaldo dijo:

    Es claro que la Iglesia necesita cambios, pero los mismos NO van en la línea que nuestra sociedad consumista, relativista, materialista y hedonista quisiera. Tampoco en la que ciertos sectores de la Iglesia proclives a algunas de las tendencias seculares quisieran.
    Pienso que como entidad depositaria de una fe y costumbres,(que abarca aspectos doctrinales y axiológicos) sus eventuales cambios no serán espectaculares, ni en el corto plazo. Como institución que funciona con pautas administrativas, es probable que sus modificaciones internas sean más evidentes, rápidas y hasta radicales.
    En este sentido, el Papa ha dado un primer paso, introduciendo un cambio en la dinámica y política de toma de decisiones, con la formación de un cuerpo consultivo.
    Por otro lado, su estilo personal sencillo, frugal, auténtico y empático con la gente (un estilo pastoral de vinculación) es un cambio “no decretado”, pero que de ser imitado por todo aquel hijo de la Iglesia que en mayor o menor medida ejerza alguna actividad de conducción, significará un “cambio silencioso” pero dramático en la transformación de la Iglesia.

  4. carolgar dijo:

    Me gusta Francisco y seguramente será un gran papa ,( como tambien lo fueron los que le precedieron)… Lo que ya me gusta menos es el observar que algunos , incluída cierta progresia clerical, utilizan esa referencia “primaveral ” y los “-nuevos tiempos franciscanos” con el unico fin de criticar y atacar al papa emérito : el GRANDE ,SABIO y HUMILDE Benedicto XVI. No puedo entender a que viene tanta euforia .¿ o Acaso estaba mal todo lo que hacian los papas anteriores ? Benedicto XVI, como buen alemán, no era un hombre mediático ni de grandes gestos ,pero era un gran sabio que, ya a una edad avanzada,cuando seguramente hubiera preferido dedicarse a una vida mas tranquila , tuvo que cargar sobre los hombros la barca de Pedro y, por eso, todos deberiamos de estarles agradecidos y evitar comparaciones primaverales ….En fin, salvando las distancias, a mi me recuerda cuando la progresia hispana allá por las elecciones del 2004 se embelesaba con la primavera que nos iba a traer Zapatero y lo jaleaba, , no tanto por sus méritos ( que estaban por ver, y ya se vieron….) sino para denostar a D. Jose Maria Aznar

    • Carmen López dijo:

      A mi me parece que a Benedicto XVI, sencilamente, no se le puede mejorar. Creo que tenemos que dar muchísimas gracias a Dios por el.
      El papa Francisco no es mejor, es distinto. Corresponde a otra etapa. Es el Espíritu Santo el que va eligiendo a los que necesitamos. Esa es la clave, no porque lo diga yo, es la fe de la Iglesia.

  5. Tienes razón y yo leía hace muuuuchos años a Ratzinger y le admiraba por su piedad y espiritualidad. Ha sido para mí un excelente Papa
    Lo malo es que siendo estrictos hay tal revolución en el seno de la Iglesia ¿que será si se relaja la vigilancia
    Y dice Machado
    Yo amo a Jesús, que nos dijo:
    Cielo y tierra pasarán.
    Cuando cielo y tierra pasen
    mi palabra quedará.
    ¿Cuál fue, Jesús, tu palabra?
    ¿Amor? ¿Perdón? ¿Caridad?
    Todas tus palabras fueron
    una palabra: Velad.

    Es un decir

Los comentarios están cerrados.