Les presento a un profeta de los de verdad. Lean, lean…

Raro es el día que no se desayuna uno con alguna profecía de calamidades. O bien de tipo individual, el espabilado de turno que parece ser que tiene más clarividencia que el primaveral papa Francisco, el Sínodo de obispos, el pastor propio e incluso el ajeno. No digo nada de las profecías colectivas, porque también de cuando en cuando salen escritos tan infumables como vacuos pero que pretenden ser el profeta Isaías redivivo.

El caso es que de profético tienen bastante poco, ya que se suelen limitar a repetir cosas tan novedosas como la venta del vaticano, el sacerdocio de la mujer, el celibato opcional y la libertad de expresión, que digo yo que si no existe cómo es que pueden sacar impunemente esos panfletos. Cosas que pasan. He de decir que jamás he visto un proyecto pastoral serio ni un compromiso evaluable en cualquiera de estos escritos. Ni la más mínima autocrítica frente a la vida personal del autor o de las comunidades y parroquias de los firmantes. Eso sí, a los demás, especialmente a los de arriba, palo si bogan, y palo si no bogan, con la perplejidad de que a punto de la JMJ Brasil 2013 todavía no he leído nada sobre que ese dinero se podía dar a los pobres (¿recuerdan lo de Madrid?).

Ante esta avalancha constante de profecías individuales y colectivas que lejos de ser lo que indican, no pasan de unas páginas de nada, adobadas con ironía barata, unos granitos de mala uva y un pellizco de no hacer nada, tengo que decir que ayer he recibido un correo realmente profético de los de verdad. Es de un feligrés y dice esto:

“Este mes de Julio me toca trabajar, por lo que mi disponibilidad para los turnos de Adoración es limitada, excepto los fines de semana. De lunes a viernes solo podría cubrir en turno de noche. Los fines de semana 24 horas; no tengáis dificultad en pasarme turnos.
En Agosto, estaré de vacaciones pero sin salir de Madrid, así que tengo disponibilidad de 24 horas. Insisto, no os importe darme turnos.”

¿Hace falta decir más? Porque lo digo. No, no es un espiritualista ajeno a la realidad. Tampoco alguien alejado de la vida de la iglesia y del mundo. Más de cuarenta años en grupos cristianos. Voluntario en Cáritas de los que se dejan la piel. Hoy, un signo profético es mantener abierta en la nada de la ciudad una capilla de adoración perpetua como llamada constante a la adoración a nuestro Señor. Cuando aparecen por doquier carteles de cerrado por vacaciones, el Señor permanece abierto 24 horas, cuando aquí todo quisqui sabe perfectamente lo que hay que hacer, alguien se pone de rodillas y pide al Señor conocer su voluntad. Cuando andamos todos los locos por tomarnos unos días y apagar el móvil, alguien se plantea las vacaciones como una posibilidad de estar disponible 24 horas para el Señor. Esto es un profeta, y no de calamidades, sino de entrega generosa. Gracias, amigo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vivir en cristiano. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Les presento a un profeta de los de verdad. Lean, lean…

  1. JoseAntoni0 dijo:

    A veces nos preguntamos qué es tener fe y qué no lo es.
    A veces los árboles no nos dejan ver el bosque.
    Dios habla por boca de sus profetas, y no hace falta ser un Isaías para eso.
    Impresionante.

    De colores.

  2. Blanca dijo:

    Saludos Jorge,
    Me uno a ti para dar las gracias a ese feligrés de tu Parroquia, con tanta disponibilidad por su parte para lo que necesites en su periodo de vacaciones.
    ¡¡Con gente así es para quitarse el sombrero!!
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  3. marta dijo:

    admirable!
    estos testimonios hacen más bien que mucha palabrería, amenazas proféticas y demás!
    Un abrazo

  4. José Ronaldo dijo:

    Bueno…si profeta es sinónimo de ser un bautizado comprometido y consecuente con su fe, este hermano efectivamente lo es.
    “Papa primaveral”, no es la primera vez que lo usa padre Jorge. ¿Algún significado/connotación especial?

  5. maribelad87 dijo:

    ¡Qué gran suerte tenemos! Dios siempre disponible.
    Un abrazo

  6. Sirianita dijo:

    un momento y dsculpen no soy de su pais pero …en españa cierran las iglesias por vacaciones??

  7. José Ronaldo dijo:

    Me uno a la pregunta de Sirianita: en España ¿los curas tienen vacaciones? ¿cierran temporalmente las iglesias?; se entiende que cada cultura, cada país tiene sus propias costumbres y modos de hacer, todo ello muy respetable. Ojalá puedan ilustrarnos.

    • María dijo:

      Hola,

      parece que nadie contesta. Yo no soy la más adecuada para hacerlo, pero te voy a contar lo que sé, para que no quede sin respuesta vuestra pregunta. Y si alguien que sepa más que yo, quiere ampliar o corregir lo que digo, que lo haga.

      En mi Unidad Pastoral (¿es lo mismo que los arciprestazgos de los que habla Jorge a veces en el blog?, formada por 5 parroquias, no hay cierre de parroquias, pero si hay reducción de actividades pastorales. La catequesis para de Junio a Octubre, así como muchos otros grupos: Grupo de Matrimonios, Circulos Bíblicos, Aula Social, Cursillos prematrimoniales o preparación al bautismo, Grupos de Despertar Religioso, Grupos de maduración en la Fe, Talleres de guitarra, Servicio de guardería, Talleres de Oración y Vida, Ropero Litúrgico, Escuela – Hogar, etc…

      Otros grupos tienen actividades diferentes como los adolescentes y jóvenes que no tienen sus reuniones habituales pero que tienen otras actividades como Campamentos de verano o Campos de Trabajo.

      Los curas se van de vacaciones, y lo que hacen es ponerse de acuerdo para hacerlo escalonadamente, de manera que no todos se van a la vez, y siempre haya disponible algunos para las misas, despacho, etc.

      La secretaria de las parroquias cierran a medias. Muchas funciones se paran, ya que las secretarias se van de vacaciones (como todos los trabajadores), y las cosas urgentes las hacen los curas que estén de guardia esos días.

      Y respecto a las misas lo que se hace es reducir el número de misas, y coordinar entre las 5 parroquias (estan a 5 o 10 minutos andando de unas a otras) las misas, de manera que en todas las parroquias hay misas algunos días entre semana y todos los domingos por lo menos una misa en cada una de las parroquias. Y no solo hay coordinación de curas, sino de los miembros de los equipos de liturgia, para que no falten lectores, acólitos, etc.

      Caritas mantiene abiertas algunas acciones como acogida, pero los talleres de formación cierran en verano. Yo estoy en un PASE de Caritas, y como ya no hay colegio no hacemos los deberes con ellos, y esas cosas, pero en cambio se organizan para esos niños, a nivel de Caritas diocesana Colonias Urbanas, a las que se apuntan nuestros niños y otros más que no suelen estar con nosotros durante el año y se hacen actividades más bien lúdicas como excursiones, cine, playa, piscina, manualidades,… aunque tenemos una hora, que ellos odian, de repaso escolar, para reforzar sobre todo lecto-escritura y matemáticas.

      Lo que son los templos sí estan durante más horas cerrados que en invierno, pero la capilla de adoración perpetua continúa 24 horas abierta, como siempre. Esta capilla está en la iglesia central de la Unidad Pastoral, a unos 5 o 10 minutos de las demás parroquias.

Los comentarios están cerrados.